¿No le encuentra sentido a su vida? Hágase estas cuatro preguntas

Esos momentos son agotadores y estresantes, física y moralmente, por eso, en esta oportunidad le contamos cómo hacer para encaminar otra vez sus propósitos de vida.

123RF 123RF

Hay personas que prefieren vivir en el día a día y otras que se son estratégicas y hasta cuadriculadas tratando de organizar un plan perfecto para el que futuro sea lleno de gozo y éxitos constantes. De hecho, comenzamos a estudiar en un colegio porque nuestros padres consideraron que era la mejor forma de prepararnos para la vida, porque con la educación podríamos tener un trabajo que generará ingresos para comprar cosas y adquirir nuevos conocimientos y después de todo eso solo ser feliz.

¿Quiere ser feliz? le contamos 13  formas para lograrlo que no le valen ni un peso

“Estudie sino quiere que le toque duro en la vida”, es la frase que solíamos escuchar de nuestros mayores, sin embargo, después de tomar una carrera y comenzar a trabajar nos dimos cuenta de que aún así, los grandes sueños no se estaban cumpliendo, simplemente porque entre más hacemos, más queremos y la felicidad no siempre va a ser completa por los motivos que sean que se vayan presentando en el camino.

Pero ¿Por qué hacemos lo que hacemos?: por qué pagamos por una educación, para qué trabajamos, por qué tenemos una familia o por qué decidimos viajar o no traer hijos a este mundo. Incluso la pregunta más válida pero difícil de contestar es: ¿Por qué vivimos o mejor a qué vinimos a este mundo?

Quienes tienen un objetivo claro, sabrán contestar estas preguntas sin dar “muchas vueltas al asunto”, sin embargo, aunque sepamos qué queremos hacer, hay momentos o situaciones particulares en las que no entendemos nuestra vida ni la razón de ser de lo que hacemos, cuando pasa esto nos sentimos cansados, amargados sin rumbo fijo y no tenemos ni idea cómo salir de ello.

Y es que, el sentido que cada quien le da a su vida depende también de las concepciones filosóficas y religiosas que se tenga sobre la existencia, la conciencia y la felicidad. Por eso, hay quienes intentan motivar su espíritu, otros que deciden ser felices con su profesión, algunos que prefieren la tranquilidad con su entorno y la naturaleza y otros más que optan por  tomarse el tiempo y el dinero para disfrutar de sus momentos de ocio.

Por otro lado, hay hábitos sencillos que usted puede practicar y que le pueden ayudar para mantenerse lleno de energía y para ser resiliente en los momentos de grandes obstáculos, estos que le vamos a dar a continuación fueron citados por Emprendiendo Historias del podcast en 2016 realizado por el famoso emprendedor, autor del libro La Semana Laboral de 4 Horas, e inversionista: Tim Ferriss:

1. ¿Si solo tuviera dos horas a la semana para trabajar en su negocio o labor, qué haría?

123RF 

Este es un ejercicio sencillo en el que va a poder identificar por qué no le alcanza el tiempo o más bien en qué está perdiendo el tiempo que por lo general, no alcanza para hacer lo que tiene planeado o en mente. Hacerse esta pregunta le servirá para establecer sus prioridades y aumentar considerablemente su productividad.

Lo ideal es que identifique sus prioridades y no le estamos hablando solo las del día a día, sino que también las que van a corto, mediano y largo plazo. Cuando lo haga, comience a hacer una lista de menor a mayor de los que serían sus principales objetivos, después es cuestión de que accione, que haga las tarea como debe ser.

El ejercicio no es complicado, solo imagínese que está bajo presión y que debe tomar una decisión inmediatamente.

Una pregunta más para usted: ¿Qué es más importante para ser feliz: el tiempo o el dinero?

2. ¿En qué me gasto mi dinero?

123RF

Gran parte de los problemas y las preocupaciones de las personas son a causa de este elemento simbólico: el dinero. Sin embargo, más que ser la moneda y el billete es el valor exagerado que se le atribuye, pero la culpa no es del dinero, es de nosotros que no lo sabemos administrar, por eso se nos convierte en un dolor de cabeza y la verdad es que esta no debería ser nuestra prioridad. Porque recuerde una cosa usted debe hacer que el dinero trabaje para usted, más no usted debe ser quien trabaje para el dinero.

Con esta pregunta podrá reconocer cuáles son sus verdaderos intereses y además puede tener la posibilidad de explorar las oportunidades que tiene ya sea en la parte profesional, laboral o de los negocios.

Reflexione en qué estaría dispuesto a invertir su dinero y sin temor al riesgo aviéntese al vacío. Seguro al hacer esto encontrará una habilidad o pasión a la que le puede sacar un gran provecho.

3. ¿Qué haría si tuviera $ 10 millones de dólares?

123RF - Sergey Mironov

En el caso colombiano también podríamos incluir una pregunta muy similar y es ¿qué haría si se ganara el baloto? No se deje llevar por la emoción, pensando en comprar solo cosas materiales, ya que un día simplemente el dinero se le puede acabar. Lo mejor es pensar en el futuro, piense en cómo puede trabajarlo para su jubilación, cómo puede conseguir ganancias con una inversión y si es necesario trabajar tanto para seguir creciendo la fortuna.

Ferriss comenta en el podcast que su trabajo lo estaba agotando tanto que incluso estaba realizando actividades hasta por 15 horas seguidas y esto lo llevó a replantear su negocio, además de que una novia con la que estuvo apunto de casarse, lo dejó por ser adicto al trabajo. Entonces al ver todo esto y después de revisar números decidió que necesitaba más tiempo para él, porque necesitaba permitirse “ser feliz y no solo exitoso”.

4. ¿Y si hago lo opuesto por 48 horas?

123RF

Si definitivamente cree que las cosas que está haciendo no le están funcionando, debe sí o sí plantearse esta pregunta, pues puede que por el hecho de hacer lo mismo que los demás hacen esté perdiendo su tiempo, su dinero y su energía. Quizá a las otras personas les funcione con una estrategia en específico, pero a usted le sea más eficaz una totalmente diferente. En pocas palabras debe evitar lo del dicho “¿para dónde va la gente?, para donde va vicente? recuerde que no todos manejan el mismo secreto o la fórmula del éxito.

Ferris pone un ejemplo sencillo que tuvo como experiencia en su vida y que le funcionó: él se hizo esta pregunta al ser vendedor, notó que sus compañeros hacían sus ventas telefónicas de 9 am a 5 pm y pensó: ¿qué pasa si mejor hago llamadas de 7:00 a.m. a 8:30 a.m. y de 5:00 pm a 7:30 pm? El resultado fue que se le incrementaron las ventas y comenzó a romper récords en la compañía.

Quizá le pueda interesar: La edad a la que alcanzará la felicidad, según la ciencia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.