¿Qué tanto cuesta vivir en estrato uno y en estrato seis?

Hace un tiempo en Bogotá se anunció una propuesta de construir viviendas de interés social en lotes vacíos que tiene el Distrito en tres exclusivos barrios bogotanos que pertenecen a estrato seis.

Petro señaló que “La vivienda de interés social y prioritario se construye a lo largo y ancho de la ciudad consolidada”. Petro señaló que “La vivienda de interés social y prioritario se construye a lo largo y ancho de la ciudad consolidada”.
El tema de estratificación social ha sido debatido durante lo largo de los años y en todo el mundo. Para unos, de cierta forma, genera brechas que no permiten acabar con la desigualdad social mientras que, para otros expertos puede tratarse de una manera eficiente de clasificación económica para establecer mejores parámetros y limitaciones dependiendo del poder adquisitivo que tengan las personas.

Incluso, el año pasado Gustavo Petro, alcalde de Bogotá, generó un debate al anunciar que se haría un proyecto de inclusión que se basaba en la construcción de las viviendas en la calle 107 con carrera 17, la carrea 11 A con calle 93, la carrera 11 con calle 88 y la calle 82 con carrera 11, sectores del estrato más alto que se tiene en el país.

Hoy en día el proyecto quedó estático, pero aún queda la duda sobre cuál es la diferencia de vida entre ambos estratos y cuál es el gasto promedio que tiene una persona que vive en el estrato 1, frente a la otra que vive en el estrato 6. ¿Realmente puede ser sencillo este cambio financiero?

ESTRATO 1:

Nubia Valderrama, es una madre de familia que vive actualmente vive en estrato 1 con cuatro de sus hijos y se encuentra en espera del quinto, con siete meses de embarazo. Para ella, los gastos semanales se mueven al ritmo de sus ingresos, que nunca han sido estables, pues aunque siempre se ha dedicado a la venta de chicles y cigarrillos en las tabernas del barrio Restrepo, ahora con un embarazo de alto riesgo, ese ingreso ha disminuido considerablemente.

Servicios Básicos:
Como Nubia vive en los Altos de la Florida, una invasión en las montañas que adornan Soacha, este lugar no cuenta con alcantarillado, y mucho menos con instalaciones de energía, por lo que, como se conoce, la energía que llegan a estas casas son por ‘conexiones ilegales’, lo que no genera un gasto para quienes viven allí. Tampoco consume gas, ni cable. Pues cocinan con leña y en buenos tiempos, con estufa eléctrica y sin costo alguno por el no pago de este servicio y porque la leña que recaudan viene de una exhaustiva búsqueda en las montañas de alrededor.

En cuanto al servicio de agua, un carro tanque pasa cerca a este barrio y les vende agua en ‘canecas’ (las de color azul de 15 galones, que contiene 57 litros y tiene de altura 60 cm y de ancho 36 cm. Cada caneca tiene un valor de $2.100 y existe otro formato más amplio que cuesta $5.300. Esta compra se realiza entre cada 15 a 20 días.

Educación:
El colegio de los hijos de Nubia no les cobra mensualidad, pues es público, pero lo que si le exige es materiales. Los cuales en muchos casos, son subsidiados por maestros y conocidos con mejores posibilidades. Si algo tiene que pagar Nubia, son herramientas que están cerca de un valor de $10.000.

Transporte:

Aunque Nubia y su familia optan por caminar hacia su destino, lo cierto es que cuentan con un transporte alternativo dentro de su barrio que los son famosos ‘Jeeps’, cuyo pasaje está en $500 para quienes quieran bajar de la montaña hacia la zona comercial de Soacha, en donde se ubica también los colegios de sus hijos.

Alimentación:

Lo cierto es que esta familia de estrato 1 gasta lo necesario para alimentarse. Un desayuno puede constar de un chocolate con pan, que de acuerdo a las compras que hace Nubia Villamizar tiene un precio de $200 el pan y la pastilla de chocolate $600.

Al almuerzo su salida es comprar fríjoles, lentejas, arroz ($1.200) y mezclarlo con menudencias que compran en $1.000.

Entre otras cosas que utilizan para alimentarse están:
Panela $400
Huevo $300
Leche $1.300

Para bañarse y lavar la ropa utilizan el jabón Rey, que tiene un precio de $1.400

Ingresos:
Como se aclaró antes, Nubia contaba con un trabajo de vendedora de chicles y cigarrillos en el barrio Restrepo, el cual le daba en promedio $30.000 la noche. Lo que al sumarse daría cerca de $700.000 por los días trabajados. Sin embargo, ahora Nubia no puede trabajar, pues su embarazo de alto riesgo no se lo permite y el padre del hijo que viene en camino y del menor de los otros cuatro, desapareció hace cuatro meses, al aceptar un trabajo como capataz en una finca cerca al Tolima. Por lo que por el momento, Nubia vive de la caridad de sus conocidos y familiares.

ESTRATO 6:
(Por temas de seguridad, se omitirán nombres y direcciones)
Se consultó a una familia de tres personas que vive en el sector de Rosales en Bogotá (Cra 2 con 72), donde conviven en un apartamento y quienes expusieron los gastos principales que tienen para vivir, desde servicios básicos hasta alimentación.

Servicios Básicos:

Recibo Bimensual Agua:



Recibo Mensual Gas: