Pilas con las llamadas que piden datos de su tarjeta

Si lo han llamado a preguntarle sobre su tarjeta de crédito o con ofrecimientos que le parecen un aumento del cupo, sea cauteloso. Incluso, las personas de tercera edad son las principales víctimas.

Pilas con las llamadas que piden datos de su tarjeta Pilas con las llamadas que piden datos de su tarjeta

Hay una situación particular que se mezcla para esta época: las personas reciben sus salarios, algunas también las primas de navidad y otras a eso le suman también bonificaciones. Ahora, considere que la época, como tal, en la que los sentimientos de humildad, de desprendimiento y esa sensación de alegría por el ambiente festivo mismo, suelen salir a flor de piel. Pero si usted mezcla estas dos condiciones, puede tener varios efectos.

Uno de ellos es que le resta valor a los “bienes materiales” y el dinero deja de ser una preocupación tan grande como en los meses pasados, porque se convierte en ese medio para comprar cosas que le permiten celebrar la navidad y el año nuevo. Entonces tiene una actitud más abierta a las buenas condiciones que le ofrecen los establecimientos comerciales, ya sea por promociones o por posibilidades para comprar a crédito.

Y es, esa misma situación, la que las personas que quieren robar su información aprovechan de esta bondad suya a flor de piel para obtener sus datos personales y lograr su cometido. Entonces, usted podrá recibir llamadas de agentes que se hacen pasar por empleados de su banco, confirmándole que usted, por tener buenos hábitos de pago o simplemente “porque sí”, ha sido escogido para tener una nueva tarjeta o promociones de productos o un aumento en el cupo de la tarjeta. ¿Le suena familiar?

El fraude

Primero, recuerde que, por lo general, ningún banco va a llamarlo a solicitarle datos específicos con los que ya cuentan. Incluso, muchas veces lo que hacen es darle parte de sus datos para que usted los complete, pero tiene que tener en cuenta que éstos son solo datos personales, como su cédula o sus apellidos. Si le están pidiendo números específicos, dude.

FP le recomienda "Así clonan las tarjetas"

Frente a esta situación y aunque aún existen muchos escépticos, Andrés Guzmán Caballero, CEO de Adalid Corp., recomienda el uso de dispositivos móviles (celulares o tabletas) para realizar transacciones de cualquier tipo pues son menos vulnerables a ataques delictivos. “Es más fácil clonar una banda de una tarjeta a que una persona clone la información de un teléfono, es más fácil extraviar la tarjeta o que le hagan el “cambiazo” a perder o ser cambiado su teléfono”, afirma el experto.

Recuerde que para poder extraer su dinero o hacer compras a su nombre lo único que puede necesitarse es de algunos datos básicos suyos (así que verifique que en internet no se encuentren cosas como su nombre completo, su número de cédula y su dirección, con lo que cualquiera podría suplantarlo) y, por supuesto, confirmar algunos datos de su tarjeta que sólo podrá proporcionarlos usted, por su propia cuenta.

Y es que según el último informe de la Superfinanciera, a septiembre de 2015, las tarjetas de crédito representaban el segundo producto con mayor reporte de quejas, luego del crédito de consumo.

Pilas con...

Sea precavido y a la vez consciente de lo que usted es: si sabe que no ha sido muy “buena paga” o que sencillamente no hay mayor razón para que un banco quiera ofrecerle nuevos productos o servicios, sospeche directamente cuando reciba llamadas de este tipo.

Actualmente estas personas están tomando bases de datos comunes en las que dicen conocerlo a usted y su historial crediticio. Pueden llamarlo por su nombre completo y confirmando su número de cédula pero, si luego le piden lo siguiente, reporte lo más pronto posible a su banco la irregularidad:

  • Fecha de vencimiento de la tarjeta
  • Código de seguridad de la tarjeta
  • Su documento completo de identidad
  • Su dirección de residencia

Estos son datos que NUNCA deberá dar telefónicamente aunque aquel que le llame insista que es simplemente por cuestión de seguridad. Dado el caso y si la promoción o el ofrecimiento le interesa, es preferible que usted cuelgue la llamada, anotando todos los datos de la persona que lo atendió (la empresa, el teléfono del que lo están llamando y nombre completo) y se comunique inmediatamente con su banco para verificar la información.

En la mayoría de casos, la misma entidad bancaria le confirmará si es o no verdad dicha información y, a la vez, usted alertará de cualquier movimiento extraño con sus productos financieros, en caso de que haya dado algún tipo de información.

En estos casos las personas de tercera edad y los jóvenes suelen ser las principales víctimas por la inocencia en este tipo de situaciones, así que también debe alertarlos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.