Los 6 casos en que es mejor tener un abogado en su Pyme

Contar con asesoría legal en todo momento es importante para una empresa, no solo porque se pueden evitar diferentes tipos de problemas, sino por la simple razón de que permite aumentar las probabilidades de éxito del negocio.

iStock iStock

Iniciar una empresa es todo un reto en Colombia y además de visión, se requiere una persona dispuesta a hacer de todo: el emprendedor. Este actor comienza a planear todo su negocio, lleva las cuentas, contesta el teléfono, hace las citas, visita los clientes, hasta patina de un lado a otro si es necesario, con tal que su idea salga adelante. De tanto por hacer se habitúa a estar al tanto de todo y se olvida que en algunos asuntos no es un experto. Por eso, algunos empiezan a sentirse expertos en leyes y ese es un factor de riesgo para la viabilidad del negocio.

En Colombia, de acuerdo con datos de Confecámaras, se crearon 185.330 unidades productivas en el primer semestre de 2018, de las cuales 37.440 fueron sociedades y 147.890 fueron personas naturales, evidenciando un crecimiento de 3,6%.

Los departamentos de mayor contribución a la variación positiva registrada fueron: Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca, Cundinamarca, Atlántico y Santander, los cuales explican el 60,2% del total de nuevas matrículas. Por su parte, la constitución de sociedades descendió 2,7%, al pasar de 38.463 a 37.440, mientras que las matrículas de personas naturales presentaron un aumento de 5,4% al pasar de 140.346 a 147.890.

Le tenemos: Los 4 problemas legales de un emprendedor

Según Julián Domínguez Rivera, presidente de Confecámaras, “importantes indicadores económicos han repuntado, como el de dinámica empresarial, que avanzó en el primer semestre a un terreno positivo, luego de arrojar un resultado negativo en el primer trimestre del año. A esto se suma la dinámica de consumo de los hogares, las expectativas de inversión y la confianza en el nuevo Gobierno. Esperamos que está dinámica positiva continúe creciendo”.

La ayuda legal a una pyme

Al tener una actitud proactiva frente a las diferentes circunstancias que pueden presentarse, un emprendimiento o una pyme pueden dedicar sus recursos económicos y humanos a las actividades diarias que fundamentan el negocio y no desperdiciarlos en conflictos legales que pueden mermar la productividad, la moral e incluso llevarlos a la quiebra.

A la hora de revisar el presupuesto, emprendedores y pequeños empresarios suelen dejar las cuestiones legales relegadas a otros momentos más oportunos en los que haya más tiempo, y presupuesto. Se lanzan a contratar talento humano, gestionar proveedores o desarrollar software sin tener en cuenta detalles que pueden convertirse en un problema, pensando que eso de tener una asesoría legal constante o un abogado in-house es algo exclusivo de las grandes empresas.

“Hay que cambiar el chip, los empresarios y emprendedores deben saber que es mejor prevenir en lugar de reaccionar, eso te ahorra tiempo, dinero y dolores de cabeza”, dijo Cristhian Fresen, CEO de Deleyes.com (la plataforma digital en Colombia que permite gestionar los trámites legales, consultar profesionales especialistas y gestionar documentos legales, de forma fácil y segura, sin incurrir en altos costos).

Liliana Guevara se desempeña como jefe administrativa, lleva 2 meses usando los servicios de Deleyes.com y afirma que la plataforma le ha permitido tener orientación legal de manera sencilla, rápida y profesional. “Hemos utilizado los servicios para registrar nuestra marca, para la redacción y revisión de documentos especiales, para la adquisición de plantillas de contratos y asesoría sobre temas laborales y derecho de las nuevas tecnologías”, afirma.

En tal sentido, Deleyes.com define las principales razones por las que una PyME debe contar con un abogado:

Siga leyendo: Usos que usted le puede dar al "blockchain" y que probablemente no sabía

  1. Contratación laboral

Los empresarios deben cubrirse en riesgos al entender qué tipo de contrato están realizando y qué derechos y obligaciones tienen como empleadores, al igual que sus empleados. Una asesoría legal también puede evitar malos entendidos: hay muchos emprendedores que contratan con ciertas condiciones y el empleado cree otra cosa; además, muchos suelen contratar por prestación de servicios, pero en la realidad terminan siendo contratos laborales y eso les genera riesgos a las empresas.

  1. Tratamiento de datos personales

El escándalo de la firma de marketing británica Cambridge Analytica con el uso de datos personales en Facebook ha puesto el tema sobre la mesa. Tener una buena política de privacidad y de datos personales es fundamental porque se trata de datos confidenciales que ante el auge del Internet y las redes sociales ha cobrado valor y atractivo para muchas empresas ávidas de clientes. Una asesoría legal frente al tratamiento de datos personales es un aspecto de doble vía, porque permite proteger al empresario y a las personas que son sus usuarios.

  1. Manejo de acuerdos con clientes y proveedores

Es muy común que los empresarios en Colombia no suelan prevenir sino reaccionar. Hacen un negocio y luego tratan de ponerlo en un papel; y al firmar cualquier cosa, ambos pueden quedar desprotegidos o el que cuenta con asesoría trata de imponer ciertas condiciones que el otro no está dimensionando.

En la actualidad un ejemplo claro se da con el licenciamiento de software. Sin la claridad pertinente en un contrato, el que está usando el software puede modificarlo y luego decir que es suyo. Ahí surge un conflicto y quedan desprotegidos ambos o una de las partes sale desfavorecida.

  1. Evaluación y gestión de temas tributarios

Es fundamental porque las empresas normalmente desconocen los impuestos que tienen que pagar o ciertas cosas que tienen que hacer al momento de hacer negocios.

Existen algunos casos en el país, en los que empresas deben dinero en impuestos y no saben cuándo tienen que hacer retenciones en la fuente, pago del Impuesto de Industria y Comercio (ICA), o pagos a personas jurídicas.

  1. Blindar operación de empresa: marca, propiedad intelectual e información confidencial

En el contexto del mundo digital, por ejemplo, hay emprendedores que no entienden el alcance de lo que están creando: una aplicación, un software, un invento, etc. Y cometen el error de no incluir en los contratos que la propiedad intelectual es de la empresa. Otro caso es el de la contratación con terceros en materia de software, pues personas inescrupulosas pueden hacer ingeniería inversa o descifrar el código, modificarlo y hacerlo suyo.

En cuanto a la protección de la marca, el famoso caso de la Surtidora de Aves es uno de los claros ejemplos de lo que puede ocurrir si no se gestiona de forma adecuada.

  1. Asesoramiento cuando surgen inconvenientes

Cuando surge un problema hay que entrar a reparar las diferencias de orden legal buscando la mejor defensa para la empresa. Cuando no se es proactivo y simplemente tocó reaccionar, el empresario falla en todo lo anterior, ya que no previó, no se asesoró y el problema estalló: hay que estar bien asesorado, desembarrarla y sacar a la empresa del escenario de conflicto.

FP recomienda: Las 4 mejores lecciones de negocios que se aprenden en ‘Suits’

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.