Los trucos que utilizan los restaurantes para hacerlo gastar más

¿Sabía que existen algunas maniobras psicológicas que utilizan los restaurantes en sus cartas o menús, para que usted gaste más dinero en su salida a cenar?

©Flickr ©Flickr
Business Insider recolectó algunos de los trucos que eficazmente realizan los bares y restaurantes para que usted coma, gaste y se no se sienta mal.


1. Sin signos monetarios:
Un signo peso, es algo que los restaurantes deben evitar incluir en la carta, ya que recuerda inmediatamente a los clientes que están gastando dinero.

Según la Escuela de Administración Hotelera de la Universidad de Cornell, en un experimento realizado, los comensales que miraban una carta sin signos de dólar gastaron significativamente más que los que recibieron una carta con ellos impresos. Incluso si los precios están escritos con letra en lugar de con números, los visitantes gastan menos dinero, porque, de la misma forma, esto despierta en ellos sentimientos negativos asociados con el pago.

2. Ojo a los cientos:

Los diseñadores de las cartas reconocen que los precios que terminan en 9, como 9,99 dólares, tienden a significar valor, pero no calidad. Por el contrario, (en el caso local), los precios que terminan en 13.500 en lugar de 13.900 son más eficaces, porque parecen "más amigable" a los clientes. Algunos restaurantes prefieren dejar el precio sin ‘cientos’.

3. Descriptivos:
Una investigación de la Universidad de Cornell reveló que los platos descritos de una manera más atractiva resultan más apetecibles para los clientes. De acuerdo con un estudio similar de la Universidad de Illinois, los menús con descripciones elevaron las ventas en un 27% en comparación con los platos sin descripciones.

4. Preparación Familiar:
Los clientes se sienten atraídos por nombres de familiares, como 'padres' o 'abuelos'. Por lo que no es extraño que las personas compren más las 'galletas de la abuela' o la 'ensalada de la tía Margarita', pues estas denominaciones añaden cierto toque de nostalgia.

5. Términos étnicos:
De acuerdo con el psicólogo experimental de la Universidad de Oxford, Charles Spence, una etiqueta étnica o geográfica, como por ejemplo un nombre italiano, llama la atención de una persona hacia una determinada característica en un plato y saca a relucir ciertos sabores y texturas.

6. Todo entra por los ojos:
Cuando los nombres de los alimentos están en negrita o en color, o van acompañados con fotografías, son apreciados por los clientes de forma mucho más especial que otros platos. Sin embargo, los restaurantes de lujo tienden a evitar esta estrategia, pues algunos pueden tacharla de mal gusto.

7. ¿Más es menos?:

Según Gregg Rapp, especialista en ingeniería de menús, los restaurantes usan alimentos altamente costosos como señuelo. Es decir, habrá un plato de la carta que sobrepase el rango medio del precio de los demás platos. "Probablemente no vayas a elegirlo, pero vas a encontrar algo un poco más barato y te va a parecer más razonable", dice.

8. Tipos de raciones:
El cliente no tiene idea de lo pequeña que es la porción pequeña, pero asume que es el mejor precio, ya que cuesta menos. En realidad, los restaurantes lo que quieren es vender la porción más pequeña usando como comparación la porción más grande a un precio más alto.

9. Limitar sus opciones:
A través de tales opciones como 'prueba todos' los sabores, tapas o menús fijos, los restaurantes privan a los clientes de la responsabilidad de elegir qué comer. Es mucho más eficaz para los restaurantes limitar su selección. Al parecer, el número óptimo de elementos en la carta es de seis artículos en los restaurantes de comida rápida y de siete a diez artículos por categoría en establecimientos de alta cocina.

10. Endulzando el oído:
Según una investigación en psicología de la Universidad de Leicester, la música clásica en restaurantes anima a los clientes a gastar más, ya que hace que se sientan con más poder adquisitivo. Por el contrario, una música pop menos sofisticada hace que la gente se gaste un 10% menos en sus comidas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.