Cinco modalidades de fraude con cheques

Los productos y transacciones financieras no pueden perderse de vista, pues en un descuido cualquier persona inescrupulosa se adueñará de su dinero.

En lo posible, no gire cheques a personas desconocidas, estas pueden falsificar sus cheques. En lo posible, no gire cheques a personas desconocidas, estas pueden falsificar sus cheques.
Las personas fraudulentas se siguen aprovechando de la buena fe de las personas y a través de prácticas delincuenciales pretenden quedarse con su dinero.

Pero… ¿cómo protegerse? La mejor manera de vivir tranquilo porque su dinero está a salvo, es conociendo las modalidades de fraude más comunes, en este caso con los títulos valores, y siguiendo las recomendaciones de seguridad.

1. Cheque gemelo.
Generalmente ocurre cuando existen dos cheques con el mismo número y son, aparentemente, de la misma chequera; sin embargo, uno de ellos no es auténtico pues posiblemente el cliente tiene el original en blanco (sin girar) o ya lo giró pero por un valor diferente.

2. Cheque imitado.
En este caso, el delincuente suele usar técnicas de borrado mecánicas y químicas para cambiar el valor por el que está girado el cheque, o en su defecto, el beneficiario original del título valor girado por el cliente.

3. Trazo en falso. Son títulos robados al cliente que no tienen ningún reporte o denuncio de su pérdida, y son girados con falsificación de sus firmas y/o sellos para ser cobrados en la entidad financiera.

4. Suplantación. El delincuente se hace pasar por el beneficiario del cheque para cobrarlo ante el banco, mediante pago por ventanilla o por canje.

5. Falso integral. Son documentos que imitan las características de un cheque auténtico pero cuyo papel no es original y están girados con firmas y demás condiciones de giro falsas, que simulan las del titular de la cuenta.

Asegure su dinero…

Siga las recomendaciones de seguridad de Bancolombia:

- Al recibir una chequera nueva, cuente los cheques y verifique que el número de cada uno sea consecutivo.

- Al diligenciar un cheque, cerciórese de usar bolígrafos con tintas fuertes o finas que penetren en el documento y realice una adecuada presión al escribir sobre los mismos.

- Mantenga sus cheques a salvo, en un lugar seguro, donde solo usted tenga acceso.

- Evite dejar títulos valores en blanco o diligenciados a la vista de cualquier persona.

- No guarde cheques firmados.

- Reporte de forma inmediata la pérdida de un cheque.

- Evite entregar cheques a desconocidos.

- Procure girar cheques con cruce al primer beneficiario para que solo sean cobrados por éste consignándolo en una cuenta.

- Revise regularmente sus estados de cuenta.

- No envíe cheques por correo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.