¿Necesita una dieta financiera?

Siempre hay una razón por la que se empieza una rutina de ejercicio físico o una nueva dieta. Del mismo modo se reconoce la necesidad de una rutina de ejercicios financiera. FP le indica cómo saber si usted necesita una.

¿Necesita una dieta financiera? ¿Necesita una dieta financiera?
En principio, se debe empezar por realizarse algunas preguntas clave y dar respuestas honestas. Y es que al igual que en el aspecto físico, a que a nadie le gusta admitir que necesita perder peso o que tiene deficiencias financieras.

Pero, como es usual, el primer paso para estar en forma financieramente es reconocer que hay un problema.

Para esto, conteste con toda la sinceridad, las siguientes preguntas:


  • ¿Estás viviendo cheque de pago en cheque de pago? Y justo días antes de la fecha de pago de nómina sobrevive apretado?
  • ¿Sus gastos imprevistos son pagados con tarjeta de crédito o un préstamo de la familia? Y hablando de eso, ¿qué tan equilibrada mantiene su tarjeta de crédito?
  • ¿Unas vacaciones exóticas, la universidad o un coche nuevo son en realidad una fantasía sin esperanza?
  • ¿Sigue diciendo "algún día" a la idea de la planificación de la jubilación?

Decir sí a cualquiera de estas preguntas es una buena señal de que llegó la hora de comprometerse a conseguir una mejor estructura financiera. Ya que, al igual que la aptitud física, nunca es demasiado tarde para empezar.

El primer paso es siempre el reconocimiento de la necesidad de cambio para poder diseñar una estrategia. El mayor obstáculo para comprometerse con una rutina de ejercicios financieros es admitir que lo necesite. Pero una vez que usted lo hace, usted encontrará que hay un montón de recursos y caminos que puede tomar en su vida hacia una mayor disciplina financiera.

Así que, como en una dieta física, comunique su intención y trate de manejar la voluntad suficiente para lograr su objetivo.

Funciona de la misma manera con las finanzas personales. Los seres queridos apreciarán el esfuerzo que está haciendo para proporcionar un futuro mejor para usted y su familia. Respetarán el compromiso y la dedicación al comportamiento fiscal más responsable.

Y por supuesto, cuando se tiene éxito, todo el mundo podrá apreciar menos estrés y dolores de cabeza que vienen con problemas de dinero.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.