Las 5 cosas que da un poco de vergüenza comprar

Existen ciertos productos que realmente no queremos que nadie nos vea comprar, ¿cómo actúa usted, al respecto?

Las 5 cosas que da un poco de vergüenza comprar Las 5 cosas que da un poco de vergüenza comprar

Cuando se trata de compras puede que aún existan ciertos tabús ante ciertos productos que pueden llegar a demostrar algunos aspectos particulares de quien está comprando. Y aunque hoy en día vivimos en una sociedad que pareciera un poco más ‘libre’ no falta la mirada del curioso de la fila que está detrás de usted, que puede llegar a hacer un gesto prejuicioso.

Incluso, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Kentucky en el cual se analiza el fenómeno de “enmascaramiento” de compras embarazosas, se determina cuáles son aquellos productos que pueden causar incomodidad o una especie de “angustia emocional” para quienes los compran, como señala Apartment Therapy.

FP le recomienda” Tres trucos sicológicos efectivos para ser más ahorrador”.

También hay casos en los que usted simplemente puede llegar a querer pasar rápidamente el producto cuando esté en la caja registradora o, inconscientemente, haga algún tipo de comentario para excusarse por esa compra, aún si pareciera normal. Según Wakefiel Research aunque la mayoría de personas mencionan un pequeño y tímido “lo siento” o “perdón”, también hay un gran porcentaje de personas que hacen bromas al respecto, como aquellos que hacen como si nada hubiera pasado.

http://www.statisticbrain.com/embarrassing-statistics/

¿Cuáles, de la siguiente lista, diría usted que son los más vergonzantes que le ha tocado comprar?

  1. Champú de piojos

Puede suceder en cualquier momento de la vida aunque, lo más común es que obviamente se dé durante el colegio. Usted puede excusarse de que lo está comprando para su hermanito o su hijo y nadie sabrá que también, por descuido, usted está infestado. Eso sí, podrá ser un poco complicado evitar las miradas de las personas y sentirá que la mayoría de los ojos pueden posarse sobre su cabeza.

  1. “¿Sacó el marranito?”

Para cualquiera puede resultar un poco vergonzoso cuando le toca pagar algo con las monedas que le dieron de cambio y empieza a contar una por una. Peor, cuando son de $100 y tiene que pagar cantidades de miles. La excusa más común de un colombiano suele ser la misma que usamos como título “es que saqué el marranito, entonces…”.

También “Malas costumbres de gasto para acabar a los 30”.

  1. Viagra, condones…

O en sí, cualquier producto de higiene o cuidado personal como sucede también con las toallas higiénicas. Sin duda, los condones son los que ocupan el primer lugar y de los cuales muchos investigadores de consumo se han centrado en analizar y determinar el comportamiento de las personas al respecto, más cuando se trata de un producto que usa la gran mayoría de la gente.

De hecho, un estudio publicado en el Journal of Consumer Research, los investigadores de la Universidad Northwestern determinaron que todo este tipo de productos pueden tener una conducta de vergüenza mayor dependiendo de los otros elementos que acompañen en el carrito; por lo que la estrategia común de las personas es incluir otras cosas que permitan poner los condones al final como si se dijera “¡Ah! Y esto también”.

  1. Pruebas de embarazo

Quizá tanto como la píldora del día después… especialmente cuando usted no estaba pensando en tener hijos y fallaron sus cuentas o los cálculos. En estos casos la mirada “juzgadora” de la persona que le esté vendiendo puede ser un poco más intensa, así como las personas que estén cerca de usted. Además, usted debe asegurarse de qué tipo de prueba o pastilla comprar, dependiendo de sus condiciones y necesidades.

  1. Libros de autoayuda

Una cosa es que usted sea consciente de lo que está comprando y otra que se lo sugieran o lo compre sin verificar reseñas. La primera, por supuesto, lo hará sentir mucho más apenado, mientras que con la segunda opción, incluso, puede pasar totalmente desapercibido. No obstante, esta es una industria que ha venido teniendo un fuerte crecimiento los últimos años.

Pero es que hasta para un texto de autoayuda usted también debe tener ciertas precauciones. Según Psychology Today tiene que considerar tanto el valor de la inversión como otros factores para que realmente valga la pena el dinero que le invertirá, considerando las credenciales del autor, la calidad de la escritura y si considera que realmente pueda servirle de motivación.

También le puede interesar “Las 10 tácticas efectivas para aprender a ‘regatear’”

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.