¿Para qué y cómo obtener una patente?

Una patente es el mecanismo mediante el cual el estado brinda protección sobre un invento para que su creador reciba un beneficio económico. FP le cuenta cómo funciona este proceso.

Las patentes que otorga la Superintendecia son dos. Una de ellas es la patente de invención la cual protege las invenciones de procedimiento y la otra es la patente de modelo de utilidad. Las patentes que otorga la Superintendecia son dos. Una de ellas es la patente de invención la cual protege las invenciones de procedimiento y la otra es la patente de modelo de utilidad.
En Colombia, la entidad encargada de conceder una patente es la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). Si bien una idea o concepto novedoso lo puede tener cualquier persona, hay cosas que no se pueden patentar como: las teorías científicas, los métodos matemáticos, terapéuticos, quirúrgicos, financieros o de negocios, las obras literarias, científicas o programas de computación y tampoco puede pedirse una patente por los descubrimientos sobre seres vivos o cosas que ya existen en la naturaleza.

Teniendo en cuenta lo anterior, las patentes que otorga la Superintendecia son dos. Una de ellas es la patente de invención la cual protege las invenciones de procedimiento y la otra es la patente de modelo de utilidad. Según Alejandro Velásquez, funcionario de la SIC, ésta “consiste en aquellas invenciones que tienen una nueva forma, configuración o disposición de elementos de un artefacto, máquina, herramienta, instrumento o mecanismo que permiten un mejor o diferente funcionamiento y que le proporciona alguna utilidad, ventaja u efecto técnico que antes no tenía”.

El procedimiento para solicitar una u otra patente funciona de forma similar, lo único que varía son los tiempos de espera. En primer lugar, usted debe llenar un formulario, conocido como petitorio en el cual se consigna la información básica del solicitante, del inventor, del apoderado, del título de la solicitud y del resumen.

En el resumen, usted debe incluir cuál es el tema de la patente que desea solicitar y cuál es el estado del arte del mismo, es decir, un reporte de los trabajos hechos en la materia hasta el momento, que le sirva para validar la novedad de su invento. También debe incluir una descripción del invento que equivale a una divulgación total del mismo.

No se preocupe, nadie robará su idea pues en el momento en que usted la radica, esta permanecerá oculta por un tiempo. Para que el trámite se lleve a cabo, usted debe pagar a la superintendencia una tasa equivalente a los gastos del estudio de la solicitud y, una vez superada esta etapa, luego de que la solicitud de patente se haga pública a través de la Gaceta Oficial de la Superintendencia, deberá pedir un examen de patentabilidad que tiene un costo aparte.

“El valor que se paga por realizar el estudio de la solicitud permite al inventor realizar hasta un máximo total de 10 reivindicaciones, es decir, incluir o anexar todas las características técnicas de la patente y aclarar cuál es alcance de la protección en caso de que la patente sea concedida. A partir de la undécima cada reivindicación tiene un costo adicional”, explicó Velásquez.

En la siguiente tabla le indicamos cuáles son los costos y las etapas de la solicitud de una patente.




Si bien los costos son elevados, el solicitante puede aplicar al 50% de descuento para los dos ítems que debe pagar. Usted puede acogerse a este beneficio si:

• Es una persona naturales que carece de recursos económicos.

• Presenta la solicitud por parte de una micro, pequeña o mediana empresa.

• Es una universidad pública o privada reconocida por el Ministerio de Educación.

• Es una entidad sin ánimo de lucro registrada ante la Cámara de Comercio, cuyo objetivo consista en el desarrollo de investigación científica o tecnológica.

El proceso de solicitud de una patente puede tardar de 3 a 5 años. Usted puede hacer seguimiento a su solicitud a través de la página de la superintendencia o llamando a la entidad por teléfono. En caso de que le sea denegada puede presentar recurso de reposición.

“Es importante que los solicitantes tengan presente los tiempos que tienen para cada paso porque si no cumplen con los requerimientos, la solicitud se da por abandonada” puntualizó Velásquez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.