Errores típicos al organizar un viaje por su propia cuenta

Aunque hoy en día las agencias de viaje siguen teniendo relevancia, puede salir mucho más económico y divertido organizar su propio viaje. Pero pilas, hay errores que son comunes y que son muy fáciles de evitar.

Errores típicos al organizar un viaje por su propia cuenta Errores típicos al organizar un viaje por su propia cuenta

Viajar no solo es una experiencia que enriquece personalmente  sino que también lo hace a nivel laboral, ofreciéndole una perspectiva de vida distinta y permitiéndole relacionarse con las personas que tienen una cultura y estilo de vida distinto al suyo, haciéndolo más tolerante y abierto a las nuevas opciones.

El problema es que viajar puede no resultar fácil ni económico para algunos. Quién no quisiera saber que viaja en primera clase, que llegará en un transporte cómodo y elegante a un hotel cinco estrellas donde comerá todo lo que quiera porque, además, es estilo buffet. Pero la realidad de los viajeros o mochileros es totalmente distinta, al simplemente disfrutar del destino sin importar ningún tipo de condiciones o comodidades en el lugar.

FP le recomienda "Estos son los mejores países para migrar".

Ahora, usted puede crear un intermedio entre estos puntos, en el que no gaste mucho dinero pero, a la vez, pueda gozar de cierto nivel de bienestar, bajo sus propias circunstancias y con su propio tiempo.

Y es que gracias a la tecnología hoy en día usted puede contar con una serie de alternativas que le permitirán escoger sus propios destinos y la forma en la que llegará a cada uno de ellos, incluso, entusiasmado por todo lo que las personas pueden llegar a publicar sobre esos lugares que tanta curiosidad le ha causado conocer.

Es, por eso mismo, que la investigación es un paso fundamental para tener éxito en la planificación de su viaje organizado por su cuenta, con el fin de contar con la información necesaria sobre tarifas, lugares de hospedaje, transporte, alimentación y costumbres o cultura del sitio a donde vaya a llegar.

1. Un itinerario ambicioso: muchas personas hacen un programa específico con ciertos destinos y la cantidad de días que se quedarán en cada sitio. Cuando viaja por su cuenta, es muy importante ser flexible, no tener miedo a cambiar los planes o lo que quizá no salió bien ya sea por tiempo o por dinero. Es por eso que también hay que hacer cuentas de cuánto tiempo puede llegar a demorar trasladándose de un sitio a otro y los posibles retrasos.

Programe también un tiempo para descansar. La idea de un viaje es que no meta cuanto lugar le recomendaron ir, sino que elija destinos específicos que realmente pueda disfrutar y tomar el tiempo adecuado para dedicarles un amanecer o un atardecer.

Lea también "Vivir en el exterior lo hace más inteligente".

2. No sea duro con usted mismo: si es su primera vez, le advertimos: viajar solo es demasiado agotador; así que es importante que elija sus batallas y a qué va a ceder por completo. Muchas veces, por querer complicarse y hacer más, termina haciendo menos así que entre más sencillo será su recorrido más lo podrá disfrutar. Transporte sus propias cosas, ubique hoteles cercanos a destinos turísticos, reserve los vuelos según su conveniencia y deje un par de tardes sin programación alguna.

3. No tener un plan B: para todo, desde qué pasará si se queda sin dinero y no hay posibilidad de acceder a una tarjeta de crédito, cajero o a su familia, así como para momentos en los que no sepa dónde comer o dónde quedarse. Así mismo, siempre que llegue a un destino identifique las cosas básicas como un teléfono, sitio de internet, droguería y policía con el fin de solventar posibles problemas.

4. No hacer un adecuado presupuesto: muchas personas pueden llegar a ser muy estrictas con el tema de los cálculos y hacer unas sumas y restas casi perfectas, pero puede que muchas veces no considere cargos adicionales como impuestos de entrada o salida de algún destino, sobrecargos por equipaje, comida en sitios turísticos y demás. Así, planifique un 25% adicional de su presupuesto estimado, al que pueda tener acceso con una tarjeta de crédito, un banco o una transferencia que le haga su familia.

5. No tener copia de seguridad de sus cosas: especialmente de sus documentos. Siempre lleve una copia física y guarde una virtual en su correo electrónico, con el fin de tener un soporte en caso de que se le llegue a presentar algún inconveniente en el exterior, especialmente.

No se pierda "Cinco tarifas tontas que usted se deja cobrar cuando está viajando".

6. Enojarse en una cultura o país distinto: hay cosas que usted no puede controlar y ya sea por idioma, porque no tiene conocimiento del lugar o simplemente por diferencias culturales, lo peor que puede hacer usted es estar en un destino con la peor predisposición. Paciencia y tolerancia son los dos valores que aprenderá a desarrollar, para darse a entender y en caso de que las condiciones no sean como usted lo esperaba. Tómelo como parte de la experiencia y aprenda de ello.

7. Un sitio inadecuado para hospedarse: de acuerdo con el último Hotel Price Index (HPI) de Hoteles.com, en el que se analiza los precios pagados por los colombianos en hoteles de diversa clasificación de estrellas y en las principales ciudades del mundo, durante el 2015; en un destino como Barcelona, la diferencia de precios por noche que los colombianos pagaron entre un hotel de 5 estrellas y uno de 4 fue de US$147.

Londres, San Francisco, Riviera Maya, Paris y Nueva York son las ciudades donde los viajeros colombianos pagaron más por hospedarse en un hotel de alta gama con categoría de 4 estrellas. Esto demuestra cómo, muchas veces, querer más, puede no ser conveniente o, viceversa. Es por eso que es importante que establezca límites para hacer comparaciones y, ¿por qué no? Un día darse un lujo de estos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.