Planee sus finanzas personales para cerrar el año con superávit

Le daremos algunas recomendaciones básicas para que su bolsillo no se rompa y para que su balance a final del año e inicios de 2015 logre estar en superávit y no en déficit.

Sandra Liliana Miranda Sandra Liliana Miranda
Es normal que para finalizar el año, muchas personas estén planeando sus vacaciones, la compra de los regalos de navidad, la cena, las novenas en familia, los eventos sociales en la empresa, etc., pero usualmente este proceso implica pensar a corto plazo, lo cual no deja un margen de ingresos como imprevistos para enero y los primeros meses del año.  ¿Qué se puede hacer?

Disfrute la temporada sin desangrar su presupuesto

Está bien darse gusto, viajar, complacer a sus seres queridos con obsequios y atenciones, pero trate de encontrar los mejores precios y adelantarse a la temporada más alta de diciembre, en donde las empresas aplican una política de discriminación de precios según intensidad de uso, la cual consiste en cobrar precios más altos cuando la demanda de los consumidores es mayor y precios menores cuando la demanda se reduce. En este sentido, si ya se le hizo tarde para haber hecho compras en meses anteriores a la temporada navideña, una excelente idea sería regalar bonos de regalo o de compra para hacerlos efectivos en enero o cuando los precios sean menores. Así, usted gastará el mismo monto en ellos, pero al menos quien los reciba podrá tener un mayor poder adquisitivo.

Trate de darle prioridad a los gastos que hará en diciembre y primero reserve el dinero que requiere para pagar arriendos, matrículas de sus hijos, útiles escolares, servicios públicos, impuestos, cuotas de préstamos bancarios o de tarjetas de crédito, etc. Esto aunque no es agradable lo hará sentir tranquilo y saber exactamente con cuánto dinero cuenta para realizar sus compras. No olvide dejar (si le es posible), un porcentaje de este saldo para ahorrar.

Si va a hacer compras por internet, trate de pagar a una sola cuota con su tarjeta de crédito y tome precauciones con respecto al Fishing.

Si va a viajar, trate de comprar los planes por Internet. Usualmente tanto en las tarifas de los pasajes aéreos como en las de alojamiento, suelen haber promociones que vale la pena aprovechar. Eso sí, recuerde pagar a una sola cuota para evitar los intereses altos.

No compre por “arrastre”

Es usual antojarse de comprar productos y servicios en la temporada navideña, en donde además del alto grado de publicidad por parte de las empresas, está la presión constante de algunos de nuestros familiares y amigos y las conductas de consumo que observamos en nuestro círculo cercano. “Si todos van a viajar en mi empresa, no puedo quedarme atrás”, “mi hijo quiere que le compre esto o aquello”, “tengo que estrenar siempre en enero”, entre otras afirmaciones, suelen ser bastante repetidas y son ejemplo del efecto arrastre, el cual consiste en aumentar nuestro consumo por algo, a medida que observamos que la demanda de un gran grupo de consumidores aumenta.

En vez de esto, piense si no sería mejor postergar sus vacaciones para viajar en temporada baja, pagando mucho menos y sin tener que soportar tanta congestión en los lugares, o si no sería mejor esperar las promociones de algunos establecimientos para comprar ropa, electrodomésticos y bienes de canasta a precios más bajos y eligiendo con calma, sin tener que amontonarse al lado de muchas personas que están buscando comprar sus regalos de afán y teniendo que hacer al final una larga fila en las cajas.

En conclusión, disfrute esta época del año con inteligencia en sus decisiones financieras. Dese gusto de manera prudente y siempre tenga en cuenta que el consumo exagerado en el presente se traduce en un alto déficit en el futuro. No vale la pena comprar en exceso si mañana tendrá que estar sufriendo por pagar sus deudas. Tenga en cuenta estos consejos básicos y verá cómo se sentirá mejor ahora y al inicio del año y aplique su inteligencia emocional en el ámbito presupuestal. Allí estará optimizando sus decisiones, es decir, “haciendo lo mejor que puede con lo que tiene”. Felices fiestas.

Sandra Liliana Miranda Forero
Magistra en Economía y Economista
Pontificia Universidad Javeriana
Profesora Departamento de Economía
Autora Publicada y Analista Económica
salimifo@hotmail.com. En Twitter: @salimifo


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.