Cuando lo costoso sale caro

por Alfredo Bonilla

Existe una serie de tiendas que usted seguramente visita y en las cuales a veces esas prendas que compró no le duran mucho tiempo y tiene que volver al mismo local a comprar más ropa.

Cuando lo costoso sale caro Cuando lo costoso sale caro
Comprar en lugares de moda, en muchas ocasiones puede salirle más costoso de lo que piensa, pues ya que la ropa no es barata, tampoco suele durar mucho. Entonces, ¿Qué es lo que pasa? Finanzas Personales habló con una experta en telas y calidad para determinar algunas razones de por qué comprar esa ropa puede salirle aún más caro, sobre todo en marcas de moda que aunque son caras, suelen llenarse de compradores. Según Margarita Ledesma, en Colombia específicamente tiendas como Zara, Bershka, Stradivarius, Pull and Bear, Forever 21, entre otras.

La ropa es de temporada
Lo primero que usted debe saber, si es que ya no lo sabía, es que la ropa de estos almacenes es de moda y de temporada. Existe un concepto denominado ‘pronto moda’ que hace referencia a vestirse con las prendas que están actualmente en auge y es lo que se está moviendo más en una industria tan voraz y cambiante como lo es la moda.

Por eso estas tiendas suelen moverse con un calendario de temporadas y sus prendas suelen cambiarse entre cinco y seis veces al año. Téngalo por seguro que lo que usted compre en diciembre, en mayo ya no lo verá. Lo normal es que una persona que se viste con estas marcas, visite los locales con frecuencia y mínimo compre entre dos y tres veces al año sus productos.

La ropa se encoge
La gran mayoría de la ropa de estas marcas puede llegar a encogerse con tan sólo un par de lavadas y entonces ya no le sirve. Usted se ve obligado a regalar estas prendas y a visitar nuevamente los locales. Pese a que usted tome las precauciones necesarias e inclusive lave esta ropa por separado, a veces no le queda nada por hacer. Para muchos la solución es comprar una talla más grande de lo normal.

El material no es de buena calidad
Este sin dudas es uno de los puntos clave. Esta ropa le puede salir aún más cara por la simple razón de la calidad de sus materiales. Muchas de estas marcas utilizan poliéster y algodón; dos de los materiales más típicos. Estos materiales son baratos y en ocasiones artificiales, algo que no asegura un buen tiempo de uso. Además, los hilos, botones y cocidos suelen desprenderse con mucha facilidad. Usted se verá obligado a mandar la ropa a arreglar, algo que de por sí puede hasta ser más caro que la simple compra.

La garantía dura poco
Otro elemento a tener en cuenta en la compra de estas marcas es la poca durabilidad de su garantía. Así pague con tarjeta de crédito el tiempo máximo de retorno no suele superar los 30 días. Además, usted en ocasiones puede ni siquiera recibir dinero sino que se ve forzado a cambiar la prenda por otra que puede inclusive valer más y usted deberá pagar un excedente.

¿Cuál es el secreto entonces?
Además de las características similares que comparten estas marcas, también tienen en común el público al que le apuntan. Se trata de gente joven y adulta que le gusta verse bien pero asimismo no quieren repetir tantas veces las mismas prendas. Por lo general son personas que saben que lo que compran les dura poco y a los varios meses estarán de vuelta mirando cuáles son las novedades. Además tienen la ambición y el dinero para volver al local y seguir gastando.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.