¿Por qué estar en la nube en Navidad?

Un día en la agenda de una persona moderna, puede llegar a ser realmente demandante, reto que sólo se multiplica en diciembre: listas de regalos, novenas, fiestas corporativas y eventos de hijos o sobrinos.

¿Por qué estar en la nube en Navidad? ¿Por qué estar en la nube en Navidad?
Hay tres cosas por las que en general volvemos a la casa si detectamos a tiempo que no están con nosotros: el celular, el computador y las llaves. Sin embargo, la tecnología de hoy, basada en el paradigma de “la nube”, nos permite llevar gran parte de la información que necesitamos, independientemente del dispositivo que utilicemos. El mundo digital que nos rodea está para hacernos la vida mucho más fácil, solo hay que abrir la puerta y meterse en la nube, pero... ¿qué es la nube?

La nube es un espacio de todos, un lugar virtual donde podemos guardar información, nuestra agenda, contactos, la lista de regalos de Navidad, fotos, notas, presentaciones, videos y mucho más. Es decir que esa información no se guarda en un dispositivo físico que podamos tocar o tener, sino en un espacio virtual donde podemos encontrarlo todo y al cual podemos acceder desde cualquier dispositivo que tenga conexión a Internet.

Por eso, es más fácil que perdamos una USB con todo lo que trabajamos la noche anterior, que si está almacenada en la nube. Simplemente necesitamos ingresar con nuestro usuario y contraseña desde cualquier dispositivo y todo estará allí tal como lo almacenamos. En ese sentido, la evolución de la tecnología ha hecho que lo importante no sea tener, sino acceder.

A continuación compartimos tres razones para que no estar en la nube ya no sea una excusa:

Productividad en movimiento
Sea el computador personal, el del trabajo o desde un dispositivo móvil, todo está siempre a un click. Las cosas van donde los usuarios de la nube van, ya que pueden conectarse “con su nube” a través de las aplicaciones de Google Apps: Gmail, Google Drive, Google+, Google Calendar, etc, desde cualquier dispositivo conectado a Internet y desde cualquier lugar. En la nube podemos guardar una lista de regalos, una receta navideña favorita en Google Drive y desde cualquier dispositivo con conexión a Internet acceder fácilmente a esa información. Gracias a las aplicaciones móviles es mucho más fácil acceder a nuestras cosas cuando estamos en movimiento.

Saber siempre cómo llegar a un destino
Diciembre es un mes muy especial para todos y es cuando más compartimos en familia y con amistades en momentos desde novenas y fiestas corporativas, hasta el mismo día de Navidad. Pero diciembre también nos trae tráfico en las vías y agendas sociales bastante exigentes. La buena noticia es que los mapas han evolucionado y hoy nos permiten saber cómo llegar de una dirección a otra, ver el estado del tránsito, fotos de lugares que te interesan subidas por los usuarios, imágenes que dan una visión realista de lugares clave en la ciudad, vista satelital, el clima y mucho más. Además, evita llevar mapas en papel que se arrugan, se rompen y pesan. También podemos usar la opción de Navegador haciendo de tu celular un GPS que nos indica paso a paso cómo llegar a nuestro destino o a una de tantas novenas a las que no podemos faltar.

La vida social se mueve con el usuario

No hace falta cargar más con CDs, memorias ni con pesados álbumes de fotos. Tampoco con agenda de contactos. En la nube también viaja la vida social. Gracias a los perfiles almacenados en las redes sociales (que también utilizan la nube) y sus contactos asociados y ordenados, nada se pierde aunque cambiemos de teléfono o computador. También es posible hablar con nuestros amigos a través de videoconferencias grupales o “Hangouts” tanto desde el mail como desde la plataforma social Google+. Con la nube, podemos compartir esta temporada navideña con nuestros seres queridos sin importar dónde en el mundo se encuentren.

Por: Susana Pabón, Gerente de Comunicaciones y Relaciones Públicas, Google Colombia y Perú

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.