Los 13 alimentos que debe comprar en momentos de crisis económica

Una deuda, un accidente o una enfermedad pueden ser gastos inesperados para los que no estamos generalmente preparados y que pueden consumir todo el salario. Entonces, la comida es una opción para hacer recorte de gastos.

Los 13 alimentos que debe comprar en momentos de crisis económica Los 13 alimentos que debe comprar en momentos de crisis económica

O incluso, no es necesario que esté en una crisis financiera para que necesite hacer recortes o ahorrar, sino que puede tratarse también de una iniciativa propia para lograr una meta financiera que se haya puesto. La comida suele ser uno de esos aspectos en los que más dinero se suele gastar, especialmente en épocas en las que hay Fenómeno del Niño o de la Niña y se presenta escasez de algunos alimentos.

Eso sí, nada que hablar si se trata de ver los precios que manejan los restaurantes o cuando usted hace un viaje y no tiene posibilidad de preparar comida. La diferencia entre precios puede llegar a ser abismal, pues no se tratan de valores menores de $10.000 sino desde los $50.000 por semana, en adelante.

Pero también puede tratarse de que simplemente quiera prepararse para un momento económico difícil, especialmente  con las perspectivas que se ven para Colombia en este 2016, con la suma de tantas situaciones que pueden hacer que este sea uno de los años en el que los colombianos más tengan que apretarse el cinturón.

FP le recomienda leer “¿Cómo ahorrar dinero en comida?”

Entonces, de acuerdo con WiseBread, algunas de las recomendaciones que usted debe tener presentes son:

  1. Fríjoles: de cualquier tamaño o clase. Se trata de uno de los granos con un gran aporte nutritivo y que puede emplearse en distintas recetas culinarias. Además, permiten almacenarse por un tiempo largo. 
  1. Arroz: especialmente, si es colombiano, sabe que este grano no puede faltar en ninguna comida: “almuerzo sin arroz, no es almuerzo”, la ventaja es que actualmente puede haber una buena oferta, con precios asequibles que le ayudarán a mantener cantidades en su alacena. 
  1. Atún: una de las formas más prácticas de contar con una proteína sin tener que hacer absolutamente nada. La recomendación es que, aunque pueden resultar algunos centavos más costoso, aquellos que vienen enlatados en agua son más saludables y “soportables” para las personas que pueden tener algún tipo de problema gastronómico. 
  1. Arveja: como parte de las verduras, aquellas enlatadas o las que se pueden comprar para “desengranar”, son bastante útiles en una dieta de época de crisis económica, tanto por su alto contenido alimenticio, como por el precio en el que puede llegar a conseguirlas. 
  1. Huevos: también como fuente de proteína y de calcio, los huevos se vuelven en los perfectos aliados a la hora de cocinar, gracias a la variedad de recetas en las que se pueden usar así como los precios que se pueden obtener si se llevan en cantidades y en sitios directos donde sean producidos. 
  1. Lenteja: es otro de los granos con un alto contenido vitamínico y quizá también uno de los favoritos de muchas personas. Su fácil preparación y almacenamiento, permite que se pueda usar cuando se quiere y tener una reserva para los momentos difíciles.

Lea también “Guía para ahorrar dinero mientras paga sus deudas”.

  1. Manzanas: bueno, aunque no son no perecederas, las manzanas, a diferencia de otras frutas, pueden tener un proceso de descomposición un poco más lento, lo que facilita su almacenamiento y, la gran oferta que puede encontrar, hace que pueda encontrarlas fácilmente y con buenos precios (aunque también depende de la temporada climática). 
  1. Ajo: como un complemento para la preparación de los alimentos, el ajo también es de aquellos que usted puede guardar por mucho tiempo y se demorará en descomponerse, lo que hace que salga muy económico. 
  1. Cebolla: aunque no le guste mucho, al igual que el ajo, puede usarlo como una especie de “sazonador” para sus distintas comidas. La ventaja es que en Colombia hay una amplia oferta, por lo que la oferta y los precios son bastante buenos. 
  1. Avena: siempre será un cereal aliado tanto para su nutrición como para su bolsillo. Le servirá en recetas tanto dulces como saladas y, además, su estómago también se lo agradecerá. 
  1. Pasta: quizás la comida más fácil de preparar y de comprar. Sólo necesita de agua y un poco de sal para hacerla. Combinada con el atún, puede llegar a convertirse en un buen almuerzo, así que en épocas de recortes, siempre le ayudará a ahorrar y estar saludable. 
  1. Enlatados: de cualquier otro tipo, como de maíz, salchichas o sopas. Compradas en cantidad o al por mayor, pueden resultar económicas, entonces no dude en adquirirlas cada vez que estén en oferta. Le ayudarán a complementar muy bien su dieta. 
  1. Té: como ejemplo de por qué esta hierba es tan saludable, nada más mire a los asiáticos. No sólo tiene un uso alimenticio, sino también medicinal, así que puede aprovechar sus propiedades y sus características.

Si bien una dieta de estas pareciera no verse muy saludable o deliciosa, son los alimentos que le permiten ser conservados a pesar del transcurso del tiempo y que, en cantidades justas, pueden ayudarle a organizar un menú para cada día, con los nutrientes suficientes para mantenerse saludable.

En sí, usted puede llegar a considerar un presupuesto cercano, de estos productos, de $200.000, para un mes, aproximadamente, para dos personas; cosa que puede depender de dónde lo haga, la cantidad que lleve (recuerde siempre que comprar al por mayor, le ahorrará más) y en qué temporada.

Recomendaciones

Una vez ya tenga en cuenta los alimentos que le pueden ayudar a superar momentos económicos difíciles, aquí también le dejamos algunas de las recomendaciones de la Universidad de Illinois, del tema:

  • Haga un plan: a modo de agenda, realice un cuadro con un horario estableciendo qué va a usar qué días. Para ello quizá sea conveniente que en una hoja escriba todo lo que tiene como mercado y cómo sacar un máximo provecho y utilización de las cosas que tiene sin que se dañen y sin que le lleguen a faltar a fin de mes.
  • Revise ofertas: ya sea por temporada o por estrategias como cupones, es bueno echarle una mirada de vez en cuando a las promociones que puede encontrar en alimentación. Además, busque la forma de ir a los lugares especializados en alimentos, pueden ofrecerle mejores precios a diferencia de los grandes almacenes de cadena.
  • Uso de sobras: haga un uso eficiente de la comida que le sobre o de la que no coma. Uno de los mayores desperdicios y fugas de dinero para las personas que recién se independizan o viven juntas, es éste, por lo que considere muy bien qué alimentos pueden llegar a servirle para comerlos en una próxima ocasión.

No se pierda “¿Cuándo es peligroso recalentar la comida?”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.