Los 5 desencadenantes más comunes de gastos excesivos

En una era en la que se está en medio de publicidad constante y promociones todos los días, pareciera que es imposible resistirse y permanecer dentro del presupuesto que tiene planeado.

Los 5 desencadenantes más comunes de gastos excesivos Los 5 desencadenantes más comunes de gastos excesivos
Más aún, cuando hay factores o situaciones que inciden en que las personas gasten más. ¿Quiere saber cuáles son?

Si bien crear un presupuesto es una tarea que puede ser un poco complicada, puede serlo aún más cuando quiere seguirlo al pie de la letra y ponerlo en práctica siempre. Sencillamente porque siempre aparece algo o alguien que hace que sus planes cambien y, al final del mes, tenga que ajustarse más el cinturón.

Y si bien no es correcto, muchas veces sucede simplemente y es algo que puede pasar en cualquier momento. A esas situaciones también se le conocen como “disparadores del gasto” o desencadenantes, que aparecen para sabotear su presupuesto.

Le recomendamos leer “Cuando lo gratis realmente nunca ha sido (ni sale) gratis”.

De acuerdo con el Daily Worth esto también tiene una explicación científica, dado que hay circunstancias que están cargadas emocionalmente, “lo que presenta un desafío racional y, con esto, un desafío a las finanzas”, según señaló Brad Klontz, psicólogo financiero y socio director en el Occidental Asset Management, al medio.

• Un estado de ánimo

Sea porque está deprimido o porque está muy alegre. Son momentos de euforia y adrenalina que muchas veces, por impulso, intenta compensar comprando algo que le permita ser más feliz. Klontz añade que el manejo del dinero también aumenta las endorfinas, por lo que el gasto del mismo puede llegar a generar esa sensación.

Para poder superar esto, lo único que debe hacer es cambiar la actividad en algo que no use dinero: hacer ejercicio, dar una caminata o escuchar música; son también acciones que se relacionan con las endorfinas y no afectan en nada su bolsillo.

• Busca una recompensa

Money de US News dice que puede llegar a ser muy común querer darse un premio por el buen trabajo que ha hecho, por lo que ha logrado o simplemente porque ha estado juicioso con su presupuesto. Estos son “momentos de debilidad” –sí, casi como si se tratara de una obsesión para tratar- en los que puede caer fácilmente. La tecnología y la ropa suelen ser los más comunes.

Y aunque suene cliché, “no todo es dinero”. Obséquiese algo distinto y que pueda valorar más, como una experiencia: un día para descansar y no hacer nada o comer helado.

Lea también “El dinero sí compra la felicidad”.

• Una oferta “impasable”

La estrategia más común para que usted pueda caer en las redes de los almacenes. Ver que realmente el objeto que quería sí está en descuento puede convertirse en algo totalmente irresistible. Business Insider cita al siquiatra Reef Karim quien explica que el “consuelo” de ver que gastará menos impulsa a que compre más rápido.

Pero recuerde que esta es solo una táctica más de los comercios y que, en la mayoría de los casos, esas promociones realmente no son descuentos, sino sólo una etiqueta.

• Vacaciones

En este periodo pareciera que todo vale. Más aún porque, si tiene un contrato con una empresa, la entidad le paga para que usted disfrute ese periodo de relajación, así que ¿por qué no gastar? Incluso, todo puede empeorar si está en un país en el que no conoce los precios de referencia de los productos o servicios que adquiere.

FP le sugiere leer “Cambios que debe hacer en su vida si realmente quiere (y necesita) ahorrar”.

Maggie Baker, también sicóloga especializada en temas de dinero, le dijo a Daily Worth que las vacaciones son una especie de licencia para relajarse en todo sentido, incluyendo también el lado financiero. Así, la estrategia que debe aplicar es ponerse un presupuesto máximo: por ejemplo, si va a salir, hágalo sólo con cierto monto de dinero y restrínjase a eso, únicamente.

• De celebración

Quizás una tan típica como la de los descuentos. No es malo que de vez en cuando se dé un permiso para celebrar, pero estas son cosas que también debe prever en su presupuesto. Money sugiere que si sabe que va a venir una ocasión especial, considérela con anticipación. Y si llega a suceder de sorpresa, piénselo dos veces: o puede recortar algo que ya tenía presupuestado o quizá, dejarlo mejor para el siguiente mes.

Lea también “Los 9 peores consejos sobre dinero que le pueden dar y que usted debe ignorar”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.