Cinco soluciones fáciles para dramas informáticos comunes

por BBC Mundo

El que más o el que menos se pelea con las computadoras a diario. Y parece que hay problemas que se repiten como una maldición y que siempre llegan en el peor momento.

Cinco soluciones fáciles para dramas informáticos comunes Cinco soluciones fáciles para dramas informáticos comunes
Muchos hemos sentido ese sudor frío que baja por la espina dorsal cuando estás escribiendo un documento y lo pierdes, o el computador deja de funcionar bien, o pierdes una página web que tenía lo que buscabas…

Hay problemas que se repiten de usuario en usuario, quizá porque tienen que ver con los programas que casi todos utilizamos.

FP le recomienda leer "Las 4 claves para saber si es hora de cambiar su computador".

Veamos, pues, una lista de soluciones para problemas con los que quizás te hayas tropezado en el pasado o que puedas encontrarte en un futuro de nuevo.

La computadora deja de funcionar bien

La computadora deja de funcionar. ¿Motivo? El que sea. Muchos de los problemas que ocurren en nuestro equipo tiene que ver con software que entra en conflicto con otro, actualizaciones que no funcionan bien, controladores que dan fallos…

No todo está perdido. En numerosas ocasiones la solución es devolver el equipo al estado previo a cuando comenzó a dar problemas. Es decir, restaurar el sistema.

Windows permite hacer esto. "Es una manera de deshacer cambios del sistema realizados en el equipo, sin que esto afecte a los archivos personales, como el correo electrónico, documentos o fotografías", explica Microsoft en sus manuales.

Para hacerlo hay que realizar los siguientes pasos. Por lo general, se hace así: Haga clic en el botón Inicio. En el cuadro de búsqueda, escribe Restaurar sistema y, a continuación, en la lista de resultados, hace clic en "Restaurar sistema".

En Windows Vista es un poco distinto: Para abrir Restaurar sistema, hace clic en el botón Inicio, después en Todos los programas, en Accesorios, en Herramientas del sistema y, a continuación, en Restaurar sistema.

Pierde un texto en Word porque no lo guardó

A muchos les ha ocurrido: pierden un texto porque no lo guardaron y algo súbito ocurre. Se corta la luz, cierra la ventana del archivo sin darle a guardar, el programa se cierra inesperadamente…

Si eso ocurre en Microsoft Word, uno de los editores de texto más conocidos, pueden pasar dos cosas:

El archivo lo perdió porque el programa se cerró inesperadamente (por un corte de electricidad, por ejemplo). En este caso, al volver a abrir el programa le saldrá automáticamente una versión del archivo en el lado izquierdo de la pantalla.

Sería suficiente con abrirlo para volver a tenerlo. Pero, ¿y si cerró accidentalmente la ventana de Word pulsando "No Guardar"?

No todo está perdido tampoco en este caso. Hay que volver a abrir el programa e ir pinchando con el ratón en este orden: Clic en Archivo, después Información, luego Administrar versiones y Recuperar documentos sin guardar.

A continuación se abrirá una carpeta donde el sistema almacena documentos temporales. Aparecerá uno o varios archivos con una extensión .ASD ordenados cronológicamente.

Ahora hay que elegir el que convenga dando un doble clic. Entonces se abrirá en Word de la forma habitual o presionar "Guardar como" para almacenarlo.

Cierras una pestaña del navegador y la necesitas de nuevo

A veces nos cuesta encontrar algo por internet. Comenzamos a navegar de una información a otra, abriendo cientos de pestañas que no cerramos por si luego nos sirve y cuando ya son inmanejables comenzamos a cerrar las que se han revelado menos útiles.

Pero, de repente cerramos de forma involuntaria una que era muy valiosa y no nos acordamos del nombre de la web ni nada.

Lea también "Los seis sitios web para aprender a programar gratis".

Para recuperar esa pestaña hay un recurso muy sencillo. Tanto en Firefox como en Chrome tenemos que presionar simultáneamente la combinación de teclas:CTRL, SHIFT y la letra T. La última pestaña que hemos cerrado vuelva a aparecer.

Se agota la memoria del disco duro

Es común que tengamos nuestros equipos al límite de sus posibilidades, especialmente en los ordenadores portátiles. Y a veces se nos llena el disco duro en el peor momento y necesitamos más espacio libre inmediatamente.

Para ello, Windows tiene algunas herramientas que ayudan al mantenimiento del sistema. Entre ellas, el Liberador de espacio en disco.

Esta herramienta se deshace de archivos temporales, vacía la papelera de reciclaje y quita varios archivos del sistema y otros elementos que ya no necesita. Pueden llegar a ocupar varios gigas de memoria, acumulados en el tiempo.

Para activarlo, hay que seguir los siguientes pasos, que explica en sus manuales Microsoft: Pinche en el botón Inicio. En el cuadro de búsqueda, escribe Liberador de espacio en disco y, a continuación, en la lista de resultados, cliquea esa opción.

A continuación, en la lista Unidades, señala la unidad de disco duro en la que deseas liberar espacio y, a continuación, clic en Aceptar.

En el cuadro de diálogo Liberador de espacio en disco, en la ficha Liberador de espacio en disco, selecciona las casillas de los tipos de archivo que deseas limpiar y haces clic en Aceptar. En el mensaje que aparece, hace clic en Eliminar archivos.

Borraste un archivo por error

Otro drama rutinario. Se pone a borrar archivos, vacía la papelera de reciclaje y luego se percata de que eliminó un archivo que era necesario.

Dentro de las computadoras hay un mundo casi fantasmal que no controlamos. El caso es que cuando borramos un archivo, ese archivo sigue dentro de nuestra computadora durante un tiempo.

Y hay programas capaces de llegar a ellos. Uno de ellos es Recuva, un software gratuito que puede sacarte de ese embrollo.

Lo descarga, lo instala y le indica en el menú la unidad de almacenamiento que debe escanear. Recuva le mostrará los archivos que ha borrado. Selecciona el que le convenga y le da a recuperar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.