¿Pensando en comprar carro? Siga estas recomendaciones

Si bien adquirir un carro no suele ser una muy buena inversión por todos los gastos que implica, puede ayudarle a mejorar su calidad de vida y si cuenta con el dinero, por qué no, ¿darse “el gustico”?

¿Pensando en comprar carro? Siga estas recomendaciones ¿Pensando en comprar carro? Siga estas recomendaciones
Cuando usted le cuenta a alguien que tiene interés de comprar carro, quizás la reacción que reciba sea común: “no vale la pena”, “¿y con estos trancones?”, “¿para dejarlo en la casa?”, “eso le sale muy caro”. Y puede que muy pocos lo apoyen con esa aventura.

Y es que hay que mirar las cosas como son: efectivamente, comprar un carro, no suele ser una buena inversión, a no ser de que “se pague solo” o lo use para alguna función de su trabajo, porque de lo contrario, sabe que apenas lo reciba, pasarán sólo algunos meses para que ya empiece a perder su valor. A eso súmele el pago de los impuestos, del SOAT, de la gasolina, del mantenimiento… en fin.

Sí, son muchos los que debe asumir y que debe calcular una vez ya tenga el vehículo, pero para otros, tener carro, puede significar pasar un momento agradable en familia, facilitar las condiciones de vida ante una enfermedad o el pase para vivir viajes y experiencias. Cada quien puede tener sus propias razones para comprarlo o para no hacerlo.

FP le sugiere “Los seis costos ocultos de tener carro”.

Pero si usted es de los que está convencido que necesita uno y realmente quiere meterse en el tema, le hacemos las siguientes recomendaciones:

Carro nuevo

Si su afán es estrenar, recuerde que este 2015, le puede salir mucho más caro dado el alto precio del dólar (importaciones) y que realmente no vale mucho la pena adquirirlo por la alta depreciación, más aún, si se va a endeudar para hacerlo. (Conozca aquí por qué no)

Pero si no lo logramos convencer, le hacemos las siguientes recomendaciones para que procure que le salga mucho más económica la compra, según Money, de Time:

• Investigue la línea y la marca que quiere comprar: haga preguntas a sus amigos cercanos, a quienes ya tienen uno de la misma marca. Haga la tarea de preguntar el costo de los repuestos y los centros de mantenimiento, esto le puede dar un panorama del presupuesto que debe ir alistando.

• Busque promociones: no se case con un solo concesionario. Precisamente, por los precios del dólar, muchos sitios están ofreciendo buenas opciones como regalar la matrícula y el SOAT, con lo que se puede estar ahorrando, al menos, más de $1.000.000, dependiendo de la marca.

• Financiación: recuerde que siempre va a necesitar una cuota inicial y el resto podrá pagarlo con crédito. Pero antes de ir a hacer la compra, haga cálculos para pagar una cuota que puede ir desde los $200.000, por un plazo de hasta 6 años.

• Revise anuncios por internet: verifique cómo se mueve el mercado, qué tanta “salida” o posibilidad de venta puede tener a futuro el carro que va a vender para que, cuando quiera renovar, no vaya a quedar atado de brazos sin poder salir de él.

• ¿Ya consideró un usado?

Quizás le interese también “Trucos para ahorrar dinero si tiene carro”.

Carro usado

Resulta una opción mucho más económica y más llevadera para su bolsillo, pero si no tiene unas precauciones al momento de verificar el vehículo, puede salirle costoso por mantenimiento. Así, Interest recomienda:

• Verifique la fiabilidad de los modelos que está considerando: haga unas revisiones previas con amigos o por internet, sobre las marcas que está pensando si son de aquellas “enfermizas” que constantemente necesitan revisión o si son “todo terreno” y tiene una mayor facilidad de conseguir mantenimiento y repuestos.

• Si el ahorro de dinero es su prioridad, compre a una persona en lugar de un distribuidor, pero si quiere tener tranquilidad y seguridad, diríjase a un centro de vehículos certificados.

• Haga de la seguridad una prioridad: verifique que cuente con las medidas básicas como los airbag, la calidad de los frenos y que no tenga una antigüedad de más de 5 años.

• Papeles y registros al día: asegúrese que no hayan deudas ni prendas pendientes, así como que los seguros e impuestos estén cancelados al momento de la compra.

• Pague un peritaje: a veces la inversión puede valer mucho más la pena para asegurarse de que va a cancelar el valor que es y que el carro esté en las condiciones que dice tener.

Le sugerimos leer “Las ventajas de comprar carro usado”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.