¿Regalaría algo que ya le regalaron?

Con la situación económica un poco más complicada, pensar en dar regalos puede convertirse en un dolor de cabeza para muchos que no tienen los recursos para gastar en ello.

Ingimage Ingimage

Quizás muchos se escandalicen por esta práctica, de regalar algo que ya le han regalado. Pero esto no significa que usted vaya a coger un objeto viejo y darlo o que porque vio algo que no usaba hace mucho tiempo, lo de como si fuera algo nuevo. Por el contrario, se trata de ser consciente de aquellos objetos o servicios que usted nunca usó pero que todavía están intactos.

Claro, no es una práctica común, pero es algo que puede considerarse cuando usted tiene un presupuesto bastante apretado. Incluso, según una encuesta de Money Management International esto está bien visto por la mayoría de personas, siempre y cuando se cumplan ciertas condiciones. Y es que hasta existen páginas especializadas que se encargan de ayudarlo en el proceso y hacer que su regalo sea mucho mejor.

FP le recomienda “Trucos secretos para ahorrar en esta temporada”.

Según Daily Finance, estas son algunas de las razones por las que esta estrategia puede ser tenida en cuenta en momentos de crisis económica o cuando se está apretando el cinturón al máximo:

  • Ya sea por su profesión o por el cargo que tenga, esta estrategia le ayuda a mantener balanceado su presupuesto.
  • Es una forma de ayudar al medio ambiente.
  • Puede tener una gran variedad de regalos que, incluso, aún tiene empacados, por lo que echarles una mirada y considerarlos como opción, también le ayudará a mantener el orden en su casa.

Luego de esto, puede que algunos de nuestros lectores se sientan más ofendidos, pero también están aquellos que están en contra del “consumismo” y otros quienes consideran que la navidad vale más sin regalos, así que cualquier perspectiva es respetable. No obstante, como todo, esto también puede tener una “etiqueta” ya que no todo cumple las “condiciones” con el fin de ser re-regalado.

Lea también “Diciembre es el mejor mes para…”

Las reglas

Si la idea le ha sonado y su profesión es de aquellas en las que recibe regalos de forma constante que sabe que podrían ser útiles para otras personas o simplemente que tiene un par de cosas en la casa que ni siquiera ha destapado, aplique esta técnica siempre y cuando tenga en cuenta lo siguiente, según Money Crashers:

  1. Asegúrese

Considere si el objeto que va a dar, la persona realmente lo usará o simplemente le pasará lo mismo que a usted. Recuerde que los regalos se le dan a personas que usted considere especiales y no simplemente por compromiso, pues, con esta táctica, puede generar todo el efecto contrario.

  1. Los usados…

¡NUNCA! Esto sí es una regla básica, porque aunque lo haya usado una sola vez siempre tendrá alguna señal o marca que indique que ya se usó, así que la vergüenza que puede llegar a pasar puede llegar a hacer que la relación con la persona termine muy mal. Para esto, póngase en el lugar de la persona, ¿cómo se sentiría?

  1. Eche memoria

A veces se reciben cosas que nunca se usan porque fueron regaladas por alguien más, pero tiene que tener mucha precaución de que este regalo que va a volver a dar, no caiga nuevamente en manos de quien ya se lo había dado porque, nuevamente, sería una gran vergüenza. Incluso, haga relaciones: por ejemplo, no se lo vaya a dar a su primo, el hijo de su tía que fue quien se lo dio inicialmente. La estrategia del “regifting” (en inglés) aplica cuando puede hacerlo con un círculo social o familiar diferente.

Definitivamente qué no:

  • Tarjetas de regalo ya usadas
  • Artículos personales como calcetines y ropa interior
  • Artículos que se note que son regalo de una empresa o con sus iniciales

No se pierda “Los 7 negocios para hacer sólo por la temporada”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.