¡Pilas! Así es como los estafadores roban con sus tarjetas de crédito y débito

por Ángela Castillo Durán

¿Lo han llamado de una central de información para confirmar sus datos de los plásticos que usted tiene en su poder? Tenga cuidado, puede estar siendo víctima de suplantadores de identidad que usan su información en redes sociales y que usted tiene pública, para hacerlo creer que lo llaman del banco.

Istock Istock

La modalidad más común que se presenta para el robo de su identidad y la información de sus tarjetas con los bancos es la siguiente. Entra una llamada a su celular de un número ‘X’, y una amable operadora le comienza a informar que, por su excelente manejo con sus productos financieros, fue beneficiado con un “portafolio preferencial”, y para ello requieren confirmar unos datos de sus tarjetas. Así comienza un dolor de cabeza y un duro golpe a su bolsillo, ya que usted puede ser víctima de los ciber criminales que quieren estafarlo, sin que usted llegue a sospecharlo.

Bien lo decían nuestros padres, no entregue datos al primero que lo llama por teléfono, pero sin embargo, aquellas personas que se dedican a este crimen, son tan hábiles en su manera de hablar y de interrelacionarse, que lo van envolviendo y terminan sacando información sin que usted llegue a darse cuenta en qué momento la está entregando.

Estas llamadas en las cuales se comunican de alguna empresa y llaman para verificar si se recibió la información, se caracterizan porque le anuncian al usuario que es objeto de una ampliación de servicios y coberturas a las que tiene derecho por manejar una tarjeta de crédito;  y con datos en mano le confirman nombre, No. de identificación y dirección de correspondencia; para este punto, el que recibió la llamada está convencido de que quien le está contactando proviene de una compañía legal, ya que tiene todos sus datos correctos.

Siga leyendo: ¿Cómo hacer más seguras sus transacciones bancarias en Internet?

Luego preguntan datos tan privados como la fecha de vencimiento del plástico, o el No. de tarjeta, sin llegar a involucrar ningún banco específico y con la excusa de que no importa el banco al que pertenecen sino la franquicia a la que pertenecen las tarjetas, logran engañar y recaudar información que es completamente privada y con la que ellos perfectamente pueden llegar a realizar compras fraudulentas sin que el usuario llegue a darse cuenta.

Casos como estos ocurren a diario, y con diferentes excusas llegan a engañar a los usuarios de estas tarjetas quienes inocentemente terminan entregando información y de esta manera terminan siendo estafados.

Varias formas de fraude

La creciente transformación digital ha promovido el aumento del uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones en todos los aspectos de la dinámica económica y social. Esta situación también ha traído consigo nuevos riesgos asociados con la confidencialidad y protección de información, así como nuevos retos de proteger las infraestructuras cibernéticas que soportan los negocios.

Es por esto que los fraudes no se realizan únicamente de manera telefónica, los crímenes cibernéticos y fraudes por internet también son el pan del día a día. Correos electrónicos donde le informan a usted que sus cuentas y todos los productos de determinada entidad han sido bloqueados por temas de seguridad, y le indican que para reestablecer sus datos debe ingresar a un link que encuentra más abajo, o hacer click en el siguiente enlace, y así logran robar los datos y claves de las personas para cometer los delitos. Esta práctica es más conocida como ‘Pishing’.

Según datos de la Asobancaria, el aumento de los ataques cibernéticos es inminente. Según Kaspersky, en América Latina crecieron en un 59% entre 2016 y 2017. Además, cada vez son más diversos, sofisticados, potentes y con mayor alcance e impacto. En Colombia, de acuerdo con un informe del Centro Cibernético Policial, el cibercrimen en el país aumentó 28,3% en 2017.

Le puede interesar: ¿Cómo saber si usted es víctima de un ataque cibernético?

La Policía Nacional a través del Centro Cibernético Policial y en conjunto con Incocrédito, entidad especializada en la seguridad en la industria de medios de pago en Colombia, y que ofrece productos y servicios en todas las etapas del ciclo integral de prevención y control del fraude, indican unas recomendaciones de seguridad para tener en cuenta y evitar ser víctima de algún fraude.

#1. La administración de la información de los tarjetahabientes debe estar en áreas seguras. Se refieren a que no tengamos las tarjetas y sus claves del cajero o de internet en el mismo lugar, sino en lugares más seguros. Así mismo, información como claves y Códigos de seguridad, o datos con respecto a sus tarjetas no son solicitadas de manera telefónica o por correo electrónico. Serán solicitados para actualizar la base de datos de su entidad bancaria y para ello le recomendarán acercarse a una oficina de dicha entidad.

#2. Es importante realizar seguimiento estricto al manejo y control de información en servidores y equipos de cómputo. Cuando se realicen transacciones por internet, es muy importante no hacerlo de un equipo de uso público, y así mismo no ingresar a la página de su banco en equipos de cómputo que no sean personales, ya que esta información puede ser rastreada o robada.

#3. Es importante estar al tanto de sus transacciones y extractos de sus tarjetas. Verifique constantemente sus extractos de sus tarjetas débito y crédito, de esta manera tendrá un control permanente de sus compras y diferentes transacciones, y podrá así mismo informar a su banco de cualquier transacción anómala o extraña.

#4. No entregue información privada. De esta manera evitará que sea suplantada su identidad o que puedan realizarle fraudes a través de sus tarjetas. Verifique siempre quién lo llama y no de información sino acérquese directamente a su entidad financiera si desean actualizar datos o entregarle algún beneficio o premio.

Es muy importante seguir las recomendaciones de seguridad, pero sobre todo ser muy celoso cuando de datos personales y financieros se trata, porque no sólo sus finanzas están en riesgo sino que puede verse involucrado en diferentes problemas.

FP recomienda: Las 25 peores contraseñas de 2017 que demuestran que estamos a merced de los hackers (y cómo mejorarlas)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.