Seguro exequial: un salvavidas financiero

La muerte de un miembro de la familia es un evento que debe enfrentarse con resignación, pero también con dinero. Por esto, adquirir un seguro exequial es tan importante como la organización de otros eventos de la vida.

Seguro exequial: un salvavidas financiero Seguro exequial: un salvavidas financiero
Hoy en día las personas deben solventar los gastos de un sepelio con anterioridad al suceso, es decir, que cuando algún miembro de la familia muera ya la cuenta esté pagada.

La forma de financiar una muerte es a través de afiliación a un seguro o previsión exequial que se puede contratar con una aseguradora, una casa funeraria o cementerio que permite pagar con antelación el servicio y que se conoce como pre necesidad, sin duda una opción que maneja precios más cómodos que pagar el servicio en el momento de la necesidad.

Yesid Loaiza Osuna, gerente de producto de Jardines de Paz y un conocedor de los seguros exequiales, hace un análisis de la importancia de estar preparado para enfrentar económicamente la muerte de un miembro familiar.

Bajos costos

En el país hay un amplio rango de costos de servicios funerarios, en donde elementos como la funeraria prestadora del servicio, el tipo de cofre o carroza, los servicios adicionales que se solicitan (obituarios en el periódico por ejemplo) etc., determinan el precio final de un servicio.

Si es más barato o más costoso es relativo, un servicio promedio es hoy día más accesible que antes puesto que la cultura de la previsión se ha incrementado en el país.

Sin embargo, es clave destacar que algunos planes ofrecen la posibilidad de pagar desde $5.000 semanales e incluso menos dependiendo de las condiciones establecidas.

Además, algunas empresas de servicios públicos han hecho convenios con aseguradoras para que el costo del seguro se pague en las facturas, lo que resulta más cómodo.

Ante el fallecimiento de un ser querido, de no contar con ningún tipo de seguro o previsión exequial se deben cancelar precios más elevados que los de un plan exequial pagados con antelación. Esto en un momento de dolor en que no se tiene la cabeza fría para tomar las mejores decisiones, incluso financieras.

Lo que no hay que perder de vista


Tomar un plan de previsión o pre necesidad con una empresa sólida y conocida que le detalle muy bien y por escrito todos los componentes a que tiene derecho en el momento del servicio.

Se deben conocer las condiciones del plan, por ejemplo, si la póliza exequial tiene o no limite de permanencia por edad, puesto que las compañías ponen mínimos y máximos de edad.
 
Es muy importante estar al día en los pagos del respectivo plan, para no tener sorpresas desagradables en el momento de requerir el servicio. De otra parte, se debe indagar si la ley garantiza algún tipo de auxilio funerario para un fallecido en particular, como por ejemplo, el seguro funerario que cobija el SOAT, el seguro funerario del ISS, Cajanal, etc.

Una buena opción: la prenecesidad

Es un servicio pagado con antelación, que puede cubrir parcial o totalmente unas exequias. Es decir, puede adquirirse un servicio funerario para pagarlo por cuotas, puesto que el servicio de cementerio ya está totalmente cubierto.

Por el contrario, la previsión exequial es una cobertura funeraria mientras usted se encuentra afiliado.

Como puede notar las opciones para estar vinculado a un seguro exequial son amplias, pero aún así hay familias que no cuentan con ello y cuando alguien muere el camino más posible es endeudarse.

                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.