Seis consejos prácticos para no ser víctima de “Phishing”

Conozca qué es, cómo opera y cuáles son las medidas que debe tomar para no caer en la trampa.

Lea cuidadosamente y esté alerta a los correos electrónicos que le exigen diligenciar su información personal. Lea cuidadosamente y esté alerta a los correos electrónicos que le exigen diligenciar su información personal.
El dar siguiente y siguiente a los formularios de las páginas de internet y no ser cauteloso a la hora de diligenciar su información personal, son las principales consecuencias de ser engañado por internet.

¿Qué es el Phishing?

El Phishing es un término informático que se le denomina a una modalidad de delito: las “ciber estafas”.

¿Cómo opera?

Suplantando la imagen de una empresa, el hacker intenta obtener todos los datos posibles del usuario: claves, cuentas bancarias, números de tarjeta de crédito, movimientos transaccionales, etc., para luego ser usados de forma fraudulenta.

¿Cuál es la modalidad de engaño?

Para estafar a las personas basta con un mensaje al teléfono móvil o un correo electrónico.

Tenga cuidado, usted puede recibir una llamada telefónica, en donde el emisor suplanta a una entidad privada para que usted le facilite sus datos personales o en una página web donde a través de una ventana emergente, el supuesto banco le pide su información.

La estrategia famosa

La modalidad de estafa más frecuente es la del correo electrónico, donde sus datos son solicitados, supuestamente por motivos de seguridad, mantenimiento de la entidad, mejorar su servicio, encuestas, confirmación de su identidad o cualquier excusa, para que usted facilite cualquier dato.

El correo puede contener formularios, enlaces falsos, textos originales, imágenes oficiales, con el fin de que visualmente sea idéntica al sitio web original.

¿Cómo no caer en la trampa?

1. ¡No sea confiado! Evite dar información vía telefónica a cualquier persona, así sea de una entidad reconocida.

2. Cuando navegue por internet y le salgan notas emergentes, recuerde que en ningún caso, las entidades financieras le solicitarán claves de acceso o cuentas.

3. Cuando reciba correos de personas desconocidas, no lo abra ni acceda a los hipervínculos hasta no asegurarse de su procedencia.

4. Evite responder correos desconocidos donde le soliciten su información personal.

5. No participe en cadenas y no se deje deslumbrar por expresiones como "es cierto", "funciona", "colabore", “está comprobado”…

6. Al enviar correos masivos, utiliza la opción copia oculta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.