Señales que indican que es un comprador compulsivo

Comprar por comprar, no es una buena práctica para mantener sus finanzas en orden. Es importante saber diferenciar, entre disfrutar una compra ocasional de ropa y sentir una verdadera compulsión por comprar sin importar su situación financiera.

No controlar sus gastos, es un mal hábito que afectará su bolsillo a largo plazo. Foto. 123RF. No controlar sus gastos, es un mal hábito que afectará su bolsillo a largo plazo. Foto. 123RF.
Realizar compras, se puede catalogar como un ejercicio indispensable para suplir las necesidades básicas.

Sin embargo, hay que saber diferenciar entre las compras que son necesarias y las compras impulsivas, que son una compulsión por adquirir productos sin medir la situación económica por la que se esté atravesando.

Tenga en cuenta que comprar compulsivamente puede truncar sus relaciones interpersonales, debido a las deudas que va asumiendo.

Así mismo, puede impedir el logro de metas a largo plazo y causar un detrimento de su salud financiera.

¿Cómo identificar si es un adicto a las compras?

A continuación le presentamos las siguientes señales:

- Miente sobre las compras que realiza. Al entablar una conversación con familiares o amigos, no le gusta hablar abiertamente de las compras que realizó últimamente, y a su vez miente en términos de cantidad y valores, a tal punto que esconde las cosas compradas.

- Las compras lo hacen sentirse mejor.
Si considera que ir de compras es un hobby, que lo obligan a visitar un centro comercial o una tienda de compras y siente una adrenalina que lo saca de la tristeza, ira o soledad, es usted un comprador compulsivo.

- Comprar lo hace sentir culpable. Luego de haber comprado y gastado, se siente culpable, pero no es suficiente para regresar lo comprado o por lo menos parar de comprar.

- Financia sus compras con tarjetas de crédito. Generalmente prefiere realizar sus compras utilizando las tarjetas de crédito, bajo la excusa de no sentir tanto el gasto.

- Evita dejar de comprar, pero no es capaz. Tal vez este es el síntoma más claro de la adicción a las compras, ya que piensa que tiene todo bajo control y que en cualquier momento puede dejar esta adicción, pero en realidad al momento de intentarlo, fracasa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.