El sexo: la medicina para la falta de memoria

Varios estudios han comprobado que tener una vida sexual activa en la edad adulta se refleja en una mayor desarrollo de la memoria a corto plazo.

(iStock) (iStock)

¿Se le olvidan los números, las citas o los nombres de las personas? Si usted es de los que siente que con el pasar de los años su memoria se va esfumando, probablemente haya intentado varios juegos o actividades que prometen aumentar su capacidad para acordarse de las cosas.

Los recuerdos humanos son imperfectos y nuestros cerebros son holgazanes. Por eso es tan importante prestarle tanta o igual atención que a cualquier músculo del cuerpo que necesita ejercicio.

Normalmente nos las arreglamos con lectura, Sudokus o juegos mentales, a menos de que desarrollemos una enfermedad cerebral como el Alzheimer, que es mucho más grave y degenerativa. Pero de igual forma perder la memoria puede ser alarmante, y las personas se preocupan, ya que puede ser un signo de algo más serio.

Es por eso que hay tanto énfasis en la mejora de la memoria y la capacitación del cerebro en la investigación científica, a las personas les entusiasma mantener sus mentes frescas el mayor tiempo posible. Pero tal vez hay algo que aún no sabe y que resultaría ser el antídoto perfecto.

Siga leyendo: Su cara puede determinar si usted será rico o pobre, dice este estudio

Se trata del sexo. Según una nueva investigación, este podría ser una de las formas en que se puede reducir la pérdida de memoria. El estudio, publicado en la revista Archives of Sexual Behavior el mes pasado, fue dirigido por el profesor Mark Allen de la Universidad de Wollongong en Australia.

La información fue recopilada por el English Longitudinal Study of Ageing en 2012, mediante una prueba realizada a 2.672 hombres y 3.344 mujeres en varios aspectos de sus vidas, incluida su salud, la dieta, la actividad sexual y la conexión emocional con sus parejas.

En 2014, el proceso se repitió, y los investigadores de la Universidad de Wollongong en Australia compararon los resultados para determinar qué fue lo cambió durante ese tiempo. Los resultados mostraron que la actividad sexual más frecuente, incluidos los besos y una mayor cercanía emocional, se asociaron con un mejor rendimiento de la memoria, y este vínculo fue más fuerte entre los participantes mayores de 50 años.

Muchas personas pueden pensar que con los años la libido va perdiendo fuerza y que las relaciones de pareja de muchos años luego tienen que acostumbrarse a que la chispa se acabe. Pero este estudio es una prueba de que no debe ser así.

Le puede interesar: Los 5 productos más comprados en los sex shops

No es cuento nuevo

Esta no es la primera vez que se ha explorado la relación entre el sexo y la memoria. Otra investigación apoya esta idea. Por ejemplo, en 2010, un estudio publicado en PLOS One descubrió que la actividad sexual podía promover el crecimiento de células en el hipocampo, áreas del cerebro relacionadas directamente con la memoria.

Además, una encuesta de 1.700 personas de entre 58 y 98 años, realizada por la Universidad de Manchester en ese mismo año, descubrió que las personas tenían un mejor poder cerebral si aún eran sexualmente activas. En 2016, los resultados de un estudio sugirieron que las relaciones sexuales podrían ayudar a las mujeres a recordar palabras abstractas, eliminando esos momentos incómodos de “tengo la palabra en la punta de la lengua”.

En el 2017 un estudio de las universidades de Coventry y Oxford relacionó la actividad sexual más frecuente con una mejor función cerebral en adultos mayores. Este también encontró que el sexo mejoró los resultados de toda una gama de pruebas, incluida la fluidez verbal, la capacidad de percibir visualmente los objetos y juzgar el espacio entre los objetos.

Los investigadores dijeron que esto podría deberse a que el "resplandor sexual posterior" producido por la liberación de las hormonas dopamina y oxitocina puede influir en las percepciones y el rendimiento de las personas.

También hay evidencia de que las personas que tienen relaciones sexuales al menos una vez a la semana tienen un mejor sistema inmunológico, porque se benefician de niveles más altos de inmunoglobulina A: un anticuerpo que previene las enfermedades.

Y por si fuera poco, una vida sexual sana y activa también puede reducir el cáncer de próstata en los hombres, ofreciendo aún más incentivo para mantener viva la pasión a medida que se envejece.

Son muchos los estudios que han demostrado los beneficios cognitivos del sexo, tanto a corto como a largo plazo, algunos resultados son más sólidos que otros. Pero la evidencia sigue estando allí. Así que ya sabe, no importa la edad, ya tiene otra excusa más para promover su intimidad sexual. Todo sea por el bien de la salud.


FP recomienda: Cuando la abstinencia sexual lo hace perder dinero

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.