Siete maneras de construir una marca como la de James Bond

Observando la marca del 007 se encuentran consignados algunos ejemplos que pueden ser analizados y seguidos desde la óptica empresarial.

El legendario agente 007 esta cumpliendo 50 años. El legendario agente 007 esta cumpliendo 50 años.
Del agente 007 se pueden acoger consejos para posicionar la marca de un negocio, por lo menos esa fue la conclusión a la que llegó el sitio de innovación empresarial Fast Company.

La historia: Cada gran marca debe tener una gran historia. Una historia convincente ayuda a crear vínculo emocional con la marca. En este sentido, el equilibrio entre lo tradicional y lo innovador está en el centro de todos los grandes relatos. Todos saben las tramas de las películas de Bond pero siempre tienen algún elemento sorpresa.

El estilo: Las marcas exitosas reconocen que verse bien es el primer paso para hacer negocios en el mundo del diseño. Las decisiones son impulsadas tanto por la utilidad como por la presentación. Cada uno de los seis actores que han hecho de James Bond han utilizado el estilo como una de sus principales armas.

El equipo: Bond tiene un gran equipo de marcas dispuestas a ayudarle. Aston Martin, Sony, Playboy, British Airways, Smirnoff, Omega y Heineken. En este acuerdo gana la marca, que se publicita, y la película, que consigue más fondos. Si quiere presentar una buena marca hay que , rodearse también de otras buenas marcas.

Igualdad de género: Sin duda, la marca Bond se dirige las hombres, pero ha construido casi a su altura la marca de la “chica Bond”, sólo superada por James.

La tecnología:
Bond siempre tiene los últimos juguetes tecnológicos para ganar a su enemigo. También los títulos y carteles de la película son técnicamente innovadores. Abrazar la tecnología es un factor para cualquier empresa que quiera avanzar.

Los medios de comunicación: Cada episodio de Bond es mucho más que una película, es un evento cultural y sus oportunidades en distintos medios parecen ilimitadas.

El logo: Es un clásico: El 007 se fusiona con la silueta de una pistola diseñada por Joseph Caroff en 1962. En una época en que los logos se pueden crear con programas gratuitos en Internet, la marca de Bond es el ejemplo de que vale la pena invertir ciertos recursos en diseñar bien el logo la primera vez, y mantenerlo para siempre. Un buen logo se convierte en un icono perdurable más de medio siglo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.