Las ventajas escondidas de su caja de compensación

La mayoría de trabajadores cuenta con una afiliación a una de estas entidades pero pocos saben que existe toda una serie de beneficios de dejan desaprovechados por no tener el conocimiento o la información. Conozca aquí lo que puede estarse perdiendo.

Las ventajas escondidas de su caja de compensación Las ventajas escondidas de su caja de compensación
Seguramente en algún momento durante la firma de contracto con su empresa o en la afiliación como trabajador independiente le hablaron sobre una caja de compensación, término que muchas personas relacionan, sobre todo, con temas vacacionales.

Pero la función de estas entidades va mucho más allá. Voceros de la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar, Asocajas, le explicaron a Finanzas Personales todas las funciones y derechos que tiene un usuario afiliado a sus instituciones.

Y es que se trata de “entidades privadas, sin ánimo de lucro, de redistribución económica y naturaleza solidaria, creadas para mejorar la calidad de vida de las familias de los trabajadores colombianos, mediante la gestión y entrega, en subsidios y servicios, de parte de los aportes de seguridad social que hacen los empleadores”.

En general, su misión es contribuir a mejorar la calidad de vida de la comunidad en general y lo hacen recibiendo e invirtiendo el 4% de los aportes de seguridad social que pagan los empleadores sobre el salario de sus trabajadores.

Actualmente en Colombia operan 43 Cajas de Compensación Familiar, que hoy conforman el Sistema del Subsidio Familiar, tienen jurisdicción en los 32 departamentos, con presencia en 992 municipios y una cobertura en servicios a 22 millones de colombianos, incluidos los trabajadores afiliados, sus familias y beneficiarios.

¿Y si no estoy afiliado?

Fiorella Papa Acuña, Gerente Relaciones Corporativas de Compensar, explica que esto se puede hacer de dos formas:

• Como trabajador dependiente: cuando las empresas o empleadores se afilian, “deben aportar el 4% de la nómina, y con ello, los trabajadores y sus familias tienen derecho a los diferentes servicios que ofrece la Caja: subsidios, vivienda, crédito, recreación, capacitación, deporte, cultura, turismo, entre otros”, explicó la experta.

Incluso, los profesionales de la caja de compensación Colsubsidio,añadieron que esto “hace parte de la responsabilidad social que empieza en las empresas donde las cajas de compensación se convierten en la mano derecha de las áreas de recursos humanos.

• Como: independiente, pensionado y contratista, “quienes se afilian de manera libre y voluntaria y cuyo aporte oscila entre el 0.6% hasta el 2% del IBC (Ingreso Base de Cotización)”, señaló Papa.

Las categorías, ¿cómo funcionan?

De acuerdo con sus ingresos y la redistribución de los aportes, las Cajas de Compensación familiar ofrecen a sus afiliados toda una variedad de servicios que van desde subsidios hasta créditos y ubican a las personas en distintas categorías de acuerdo con los ingresos de los trabajadores:

• Categoría A: Identifica a los trabajadores y su grupo familiar cuyo salario básico no supera los dos salarios mínimos legales mensuales vigentes. El 71.2% de los trabajadores afiliados a las Cajas de Compensación Familiar gana menos de 2 SMLM.

• Categoría B: En esta categoría están los trabajadores y su grupo familiar cuyo salario básico esté entre (2) y cuatro (4) salarios mínimos legales mensuales vigentes. El 89.2% de los trabajadores afiliados a las Cajas de Compensación Familiar gana menos de 4 SMLM.

• Categoría C: Identifica a los trabajadores y su grupo familiar cuyo salario básico supere los (4) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

• Categoría D: En esta categoría están los trabajadores y su grupo familiar particulares no afiliados a la Caja.

Estas categorías permiten que los afiliados accedan a los servicios que, en algunos casos, requieren de un aporte o tienen un costo adicional que aumenta su valor, siendo la categoría A la más económica: “beneficiando en mayor medida a los trabajadores de menores ingresos, que de otra forma difícilmente tendrían la posibilidad de acceder a la variedad de servicios e instalaciones con la calidad que aquí les brindamos”, dijeron los expertos de Asocajas.

Los populares

En general, “los beneficios son enormes: mejoramiento de la calidad de vida de los trabajadores y sus familias a través de los diferentes servicios que se ofrecen al alcance de ellos, que si no estuvieran afiliados difícilmente podrían acceder”, explicó la vocera de Compensar.

Entre las más comunes, están las “oportunidades en educación, salud, recreación y turismo, cultura, vivienda y crédito, que les permiten tener unas mejores condiciones de vida”, dijeron los voceros de Colsubsidio.

• Subsidio familiar: es una prestación social que se paga en dinero, especie o servicios a los trabajadores de medianos y menores recursos, en proporción al número de personas a cargo, que cumplan los requisitos establecidos por la Ley. Tiene como objetivo equilibrar las cargas económicas que representan el sostenimiento de la familia como núcleo básico de la sociedad.

• Cuota monetaria: es una asignación mensual que se entrega por cada persona a cargo de los trabajadores cuya remuneración fija o variable no sobrepase los 4 SMLV, siempre que laboren, al menos, 96 horas al mes, y que sumados sus ingresos con los de su cónyuge o compañero (a), no superen seis salarios mínimos legales mensuales vigentes (smlmv).

Asocajas señaló que “la cuota promedio por persona es de $ 25.224 y, a la fecha, 4.9 millones de subsidios familiares en dinero entregan al mes las Cajas de Compensación Familiar”.

• Vivienda de interés social: Pueden solicitarlo los hogares que carecen de recursos suficientes, cuyos ingresos totales mensuales no sean superiores a 4 SMLV y cumplan con los requisitos que señala la ley. En ese sentido, “en 2014 se asignaron 45.675 subsidios de vivienda de interés social, por más de $585.561 millones”, explicaron los voceros de Asocajas.

Lea también "¿Cuáles son los subsidios de vivienda y cómo se adquieren?".

• Servicios de salud:
El Sistema de Subsidio Familiar participa en el Sistema de Seguridad Social en Salud con una triple función; prestadores de servicios de Salud, aseguradores y financiadores.

• Mercado y droguerías: ofrecen descuentos especiales, pagos con cuota mensual del subsidio familiar, así como bonos especiales que permita que esa persona que usted tanto aprecia retire los productos de su preferencia, en cualquiera de nuestros puntos de venta.

• Educación: formal e informal. Se ofrecen subsidios y facilidades de acceso a instituciones educativas, especialmente a hijos de trabajadores de la categoría A.

• Recreación: en cada departamento hay sedes para el descanso y la relajación, en los que las Cajas “tienen aproximadamente 350 piscinas en 225 centros recreacionales, vacacionales y parques asociados, con sistemas de seguridad rigurosos y salvavidas permanentes para garantizar la tranquilidad de sus usuarios”, añadió Asocajas.

También le puede interesar leer “Lo que debe tener en cuenta si quiere tener unas buenas vacaciones”.

Los menos conocidos

Y, probablemente, de esto es lo que se ha estado perdiendo:

• Subsidios especiales

o Subsidio doble: se les paga a los trabajadores que tengan padres, hijos o hermanos inválidos o de capacidad física disminuida, que les impida trabajar, siempre y cuando el trabajador demuestre que las personas a cargo conviven y dependen de él.

o Por defunción de personas a cargo: cuando fallece una de las personas a cargo, inscritas por el trabajador, y por las cuales estuviese recibiendo subsidio familiar monetario, al trabajador afiliado se le pagará un auxilio correspondiente a doce cuotas de subsidio en el mes siguiente al deceso.

o Por defunción del trabajador: cuando un trabajador fallece, las personas a cargo de él, hijos, hermanos huérfanos de padres y padres que reciban subsidio familiar monetario, continuarán disfrutando durante los doce meses siguientes del pago de este beneficio.

o Acreditaciones -Certificado de escolaridad: Es un documento mediante el cual los trabajadores afiliados deben demostrar a la Caja la escolaridad de las personas a cargo tales como: hijos, hijastros o hermanos mayores de 12 años, como requisito para gozar del subsidio familiar. Después de haber cumplido 12 años y hasta los 18, deberá presentar este documento, durante los meses de abril y septiembre de cada año.

• Crédito social: se otorgan a afiliados para libre inversión que son utilizados para la adquisición de bienes y servicios en recreación, educación, salud, y crédito hipotecario, respaldado generalmente con libranzas o el subsidio monetario.

• Atención especial a adultos mayores y a la niñez

• Red de bibliotecas

• Jornada escolar complementaria: a partir de convenios interinstitucionales (alianzas público privadas) con las secretarias de Educación municipales e instituciones educativas.

• Servicio público de empleo: quizá uno de los servicios más importantes y de mayor impacto. Se trata del Mecanismo de Protección al Cesante, con recursos de los aportes empresariales al Sistema del Subsidio Familiar, se garantiza la seguridad social de los trabajadores en caso de quedar desempleados, manteniendo para ellos el acceso a salud, el ahorro a pensiones, el subsidio familiar y la vinculación a servicios de intermediación y capacitación laboral.

FP le recomienda leer “Paso a paso para solicitar el seguro de desempleo”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.