Ocho estrategias que hacen que usted compre los productos más caros

La forma en la que los supermercados o tiendas especializadas venden sus productos tienen una razón de ser, lo que sucede es que es desconocida por muchos. Conozca cuáles son los más comunes y que, seguramente, usted no había notado.

Ocho estrategias que hacen que usted compre los productos más caros Ocho estrategias que hacen que usted compre los productos más caros
Hay precios que usted sabe que son costosos pero a pesar de eso, decide hacer la compra porque, de cierta forma, el lugar se lo exige. Un ejemplo de ello son las salas de cine o incluso algunos bares, en los que puede ver hasta triplicado el precio de aquello que usted compraría por fuera muchísimo más económico.

Finanzas Personales hizo una recopilación de los sitios Money, de la revista Time; Daily Finance y Business Insider, con esos trucos que usan muchas empresas y tiendas para que usted compre, a pesar de lo costoso.

Le puede interesar leer también "Ahorre en su próximo viaje al supermercado".

1. El carrito de compras en la entrada

Se trata de una forma de incentivar que usted lleve más. Fue un invento del año 1930 que sirvió como forma para facilitar la carga de los productos, pero con el tiempo, algunos supermercados notaron que cuando una persona ve el espacio “tan vacío”, tiende a llenarlo más.

2. La leche en la parte posterior del supermercado

Hay una razón para que los productos de consumo diario siempre estén en la parte del fondo de los supermercados: con esto, logran que usted recorra el almacén y “se antoje” de algo más mientras busca la leche o los huevos.

3. El costo del agua en el aeropuerto

En muchos aeropuertos tienen la restricción de llevar líquidos, por lo que a los viajeros no les queda otra opción que comprar una botella dentro del lugar. Money señala que, incluso, se han interpuesto demandas por los altos precios de las botellas de agua, pero se trata de una estrategia válida de los minoristas por temas de almacenamiento, costos y tiempos.

4. El pollo sin cocinar cuesta más

¿Ha pensado que un pollo completo para cocinar es más costoso que el que puede encontrar en un restaurante? Lo que sucede es que el pollo asado, que es más económico, es una salida fácil para muchas personas cuando no tienen qué comer y debe ser asequible para los compradores.

En tanto, un pollo sin cocinar, es más común para personas que les gusta dedicar su tiempo en la cocina.

Lea también "Ocho trucos de los restaurantes para que usted compre lo más caro".

5. Los precios sin números redondos

En ocasiones, la mayoría de los precios no terminan en cero. Y esto es un truco usado en cualquier venta de productos o servicios, ya que maneja un concepto sicológico sobre la lectura de los números de la izquierda. Esto quiere decir que usted si el precio es $9.900 usted tiene más probabilidades de comprar que si dijera $10.000, solamente por el relacionamiento que hace de que el 9 es menor que 10.

6. Palomitas en el cine más caras

Usted puede comprar un paquete de maíz para microondas o para preparar en aceite, por menos de $3 mil. Sin embargo, cuando va al cine muy probablemente termina pagando el doble de este valor.

Money señala que no sólo se trata de un truco para cautivar al público, sino también por concesiones que hacen los teatros y que permiten rentabilizar el bajo precio de las boletas de cine.

7. El truco “pague $10.000 y lleve 10”

Un truco muy común que le genera a los consumidores un cálculo básico: “si pago sólo $10 mil y llevo 10, significa que cada uno sale por $1.000”.

Pero en realidad lo que sucede es que estos productos siempre han tenido un costo de $1.000, no importa cuántos lleve. Además, por lo general son cosas que no tienen mucha rotación o que no se compran comúnmente.

FP le recomienda también "Doce trucos para gastar menos haciendo mercado".

8. Lo que quieren que se lleve, está al nivel de sus ojos

Cualquier cosa que una tienda realmente quiere sus clientes compren, las colocará al nivel de los ojos. Son artículos que, por lo general, tienen una ubicación favorecida y particularmente se destacan en los extremos de los pasillos. ¿O acaso se ha agachado para ver el precio de ese producto que está al nivel de sus pies?

También le puede interesar "Programe sus gastos en seis pasos".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.