Una pantalla táctil libre de manchas y microbios

Empresas e investigadores buscan cómo hacer para que tabletas y celulares se mantengan más limpios y sean más higiénicos. Y se están inspirando en plantas carnívoras.

Distintas compañías y universidades buscan cómo innovar en la materia. Distintas compañías y universidades buscan cómo innovar en la materia.

Las tabletas y los teléfonos de pantalla táctil son populares en casi todos los aspectos, menos uno: las manchas que dejan los dedos en la pantalla.

Los dueños de estos dispositivos pasan tiempo limpiando las pantallas con un pañuelo, un trapo o la manga de una camisa.

No es que los dedos estén sucios. Esas manchas se producen gracias a una mezcla de fisiología y buenos hábitos de aseo, dice Steve Block, científico de la industia electrónica en Dow Corning, una empresa que produce coberturas para pantallas táctiles.

"Hay toda una serie de cosas que puede contaminar las superficies", explica.

"Están los aceites naturales de los dedos, así como las lociones de manos que la gente usa. Luego están los cosméticos y el tiempo en que uno mantiene el teléfono junto al oído y está sudado".

No es de extrañar entonces que sea inquietante ver esas manchas.

"Amplia gama de microbios"

Esas manchas no son un problema si una sola persona usa el dispositivo, según el profesor Charles Gerba, microbiólogo de la Universidad de Arizona.
 
"Las pantallas táctiles son fuente de una amplia gama de microbios, pero no es un gran problema si no lo compartes entre otras personas porque si eres el único en usarlo, sólo son sus gérmenes", le dice a la BBC.

Pero ese no es el caso cuando las pantallas táctiles son objeto de un uso más extendido, como en un supermercado, en la sala de espera de un hospital o en una familia.

Los estudios realizados por el profesor Gerba y sus colegas han demostrado qué tan importante puede ser una pantalla como vector de una infección cuando es usada por mucha gente.

"Hemos trazado la propagación de la infección de la piel por SARM entre adolescentes que compartían un teléfono celular. Encontrarás (la cepa de la bacteria (SARM, Staphylococcus aureus resistente a la meticilina) en pantallas táctiles en sistemas de autoservicio en tiendas en Estados Unidos", explica.

Las pantallas táctiles pueden ser "depósitos de agentes patógenos oportunistas", asegura Gerba en un estudio a pequeña escala que descubrió el SARM, el E.coli y C.difficile y muchos otros en pantallas de hospitales y supermercados.

Vale la pena mantener las superficies limpias, dice Gerba, aunque las posibilidades de enfermar son bastante bajas.

"Puede necesitarse un solo virus para enfermarte, pero esto varía mucho dependiendo de los organismos. Algunas bacterias necesitan 100.000 células para causar una enfermedad, otros varios cientos. Sólo depende de si te cruzas con los organismos adecuados en el momento adecuado", explica.

El estudio se llevó a cabo para probar la mejor forma de mantener esas pantallas limpias y de matar a los bichos malos.

La buena noticia es que las toallitas impregnadas con hipoclorito de sodio hacen un buen trabajo de desinfección de las pantallas.

Sin embargo, quizá no sea algo que los propietarios de costosos dispositivos quieran hacer regularmente.

"Cualquier suciedad es una barrera entre la experiencia del usuario y una pantalla", señala Block.

Pero otras soluciones están a la mano.

Innovaciones

Para empezar, dice Block, los fabricantes de la pantalla están refinando constantemente los materiales y recubrimientos que hacen que los aparatos sean fáciles de limpiar y de mantener limpios.

Los revestimientos transparentes son de vidrio, pero de un tipo muy particular.

"Están hechos de moléculas muy especializadas diseñadas para este tipo de aplicaciones", asegura. Los recubrimientos de silicona que ahora se están convirtiendo en norma son mucho más resistentes a las secreciones y sustancias que pueden terminar en una pantalla táctil.

Son más resistentes y aseguran su funcionamiento años después de su compra

Hay otras innovaciones que pueden ser útiles.

La compañía de materiales japonesa Toray creó un cobertura que, asegura, repele hasta un 50% más del aceite y otros residuos que hay en los dedos.

Además, una vez aplicado el recubrimiento, se seca en millones de diminutas arrugas que ayudan a esconder manchas y mantiene la nitidez de la pantalla.

La cuarta generación de Gorilla Glass, utilizado en muchos aparatos con pantalla táctil, incluirá un recubrimiento antibacteriano que puede matar a los bichos molestos por sí mismos.

Es probable que pueda comenzar a usarse en los próximos dos años.

Científicos de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Harvard recurrieron a una planta carnívora para desarrollar su cobertura de pantalla.

Hallaron que las paredes de la "planta jarra" son resbaladizas porque están cubiertas de pequeñas protuberancias que atrapan el agua. Los insectos que pueden caminar fácilmente en las paredes tienen problemas para moverse en esta superficie porque repele los aceites en sus pies.

Al imitar esta superficie y aplicar una capa ultrafina de lubricante, los investigadores crearon una superficie hostil a sustancias corporales.

El trabajo todavía está en el laboratorio, pero es otra evidencia de que las pantallas van a ser más difíciles de manchas y más fáciles de usar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.