Una revolución para el archivador

Buscando una solución al desorden, Doo pretende revolucionar los propios documentos con un nuevo orden global, social y virtual.

Existen múltiples formas de archivar manual y digitalmente. Existen múltiples formas de archivar manual y digitalmente.
;
DW
Frank Thelen vivía en un caos. La confusión reinaba sobre su mesa y provocaba pérdidas de documentos hasta que, en algún momento, el empresario de Bonn decidió terminar con ello.

Tanto así, que para solucionar el caos surgió una idea de negocio. “Al igual que mi escritorio en casa, mi mesa del trabajo siempre estaba llena de papeles”, cuenta Thelen: “No atendía a algunas facturas y no encontraba algunos contratos, y para salir de esta frustración, fundamos una empresa”.

El resultado es un programa adaptado para ordenar documentos de todo tipo. “Doo” fue el nombre escogido para este nuevo proyecto, próximamente estará disponible como App gratuita una vez superada la fase Beta.

A pesar de este modelo de inicio Freemium, el emprendedor espera beneficios ya que dependiendo del volumen de datos, la aplicación a partir de 2.000 documetos o un Gigabyte se convertirá en un servicio de pago.

Internacional como Facebook

Como objetivo, la empresa quiere convertir Doo en una de las palabras inherentes a la comunidad de Internet. “Estamos convencidos que en algunos sectores de Internet solo se puede actuar de forma internacional”, cree Thelen. Un buen ejemplo es la comparación entre redes sociales como Facebook y StudieVZ. Esta última, como comunidad alemana, prácticamente sin relevancia en la actualidad.

“Queremos tratar el tema de los documentos en un mundo global”, dice el empresario. “Estaríamos ante un nicho para el que podemos desarrollar una aplicación. Pero para eso tenemos que convertirnos en un standard internacional”. En caso contrario, posiblemente con pocas probabilidades de supervivencia.

Para eso, Frank Thelen cuenta con la ventaja de una larga experiencia como empresario. Desde los primeros días de Internet, el programador de Bonn es uno de los grandes en la escena. Su proyecto más exitoso fue la empresa IP Labs, software de fotos que vendió al consorcio japonés Fujifilm por decenas de millones.

Ahora, con su empresa de capital E42, Thelen continúa participando en nuevos proyectos como Mytaxi, 6Wunderkinder o el portal de anuncios Kaufda.

Para la plataforma Doo, Frank vuelve a programar por sí mismo persiguiendo un sueño: jugar algún día en la misma liga que Facebook. Aunque con alguna diferencia. Mientras para Facebook los factores claves son diversión y pasar el rato, Doo se centra en la productividad.

10.000 millones de confianza

Como financiación inicial, Thelen necesitó 10 millones de dólares de capital riesgo. Inversores de renombre como Target Partner, Lars Hinrichs, empresario y fundador de la red de negocios XING, o el asesor Hermann Simon confiaron en el proyecto. Pero además de en Alemania, Frank también es reconocido por sus éxitos en el extranjero.

Por ejemplo, como uno de los 150 empresarios invitados por la bolsa de Nueva York para presentar proyectos, o por su encuentro con Angela Merkel, con quien compartió podio de discusión buscando mejorar la imagen de Alemania como potencia tecnológica.

Pero pese a tan atractivas invitaciones, el fundador de la empresa sigue con los pies en la tierra y no pierde de vista sus objetivos. “Una reunión con la Sra. Merkel y el Times Square en Nueva York suenan muy bien. Mi madre se alegra. Pero para mí es más importante programar toda la noche con los jóvenes, diseñar y construir un buen producto”.

Un producto que, de tener éxito, sin duda revolucionará la forma de ordenar sus archivos.
                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.