Los vehículos usados, ahora, los favoritos

Con el alto dólar y la situación económica complicada, las personas aún buscan la posibilidad de adquirir un carro para facilitar su movilidad: por precios, por condiciones y por oferta, los carros usados están ganando terreno.

Los vehículos usados, ahora, los favoritos Los vehículos usados, ahora, los favoritos
Este año 2015 ha sido un periodo bastante complicado para el sector automotor, ya que el impacto del aumento del dólar así como la subida de la gasolina y nuevas políticas de movilidad que propician el uso de la bicicleta ha generado que las personas piensen dos veces antes de adquirir un vehículo.

Según cifras de la ANDI, Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, en septiembre de este año se matricularon solamente 24.855 vehículos nuevos, lo que se traduce en un acumulado de tan solo 210.305 unidades en lo que va del año. Incluso, las proyecciones apuntan a que solamente se hayan vendido 300.000 vehículos nuevos, cuando, en comparación con otros años, superaban esta cifra.

Y es que ya no resulta tan económico como antes, porque los precios, por el dólar, son más altos. En tanto, los vehículos usados se han convertido en opciones mucho más rentables y económicas. Esta afirmación la respalda la compañía de clasificados gratuitos Publicaqui.com.co que, en su último reporte semestral, reportó un incremento de ofertas y ventas de vehículos vía digital, generando una tendencia cómoda y sin complicaciones para los usuarios del país.

Actualmente la plataforma es la casa de más de 400.000 mil anuncios publicados y la categoría con mayor crecimiento es la de vehículos usados, con ofertas que van desde los $8 millones en adelante y cuyo precio varía dependiendo del modelo y de la marca.

Según una publicación de Dinero.com, datos del RUNT señalan que en los dos últimos años (2013-2014) se han traspasado 1.615.678 vehículos, incluyendo camiones, buses y motos. La situación se ha vuelto más recurrente especialmente porque la calidad de los vehículos ha aumentado pero, a la vez, las personas tienen el deseo de cambiar con más frecuencia.

FP le recomienda leer “Cuánto vale mi usado”.

Los errores comunes

Aunque pareciera que adquirir un carro usado no tiene ciencia más allá que verificar que esté libre de deudas o que cumpla con los requisitos que usted tenía pensados, existen unos errores frecuentes que pueden salirle mucho más costosos que un carro nuevo. Así, según Investopedia, es muy común que las personas:

1. No busquen financiamiento previo: muchas personas van directamente a un concesionario a buscar su vehículo y, cuando están allí, ahí sí consideran ofertas para hacer la compra a través de un crédito. No obstante, muchos desconocen que, si van directamente a las entidades financieras, pueden encontrar mejores opciones de financiación con tasas más económicas y montos más asequibles.

2. No consideran un pago de contado: a pesar de que los carros usados tienen un costo considerablemente menor al de un vehículo nuevo, aun así, las personas deciden endeudarse por más de tres años en esta compra. Los vehículos tienen una rápida depreciación, es decir, pierden rápidamente su valor. Y cuando se trata de un usado hay que considerar esto, porque, cuando quiera venderlo, puede que aún tenga que pagar su deuda.

3. No hacen la prueba de manejo: según Investopedia, todavía hay un porcentaje de compradores que se rehúsan a hacer la prueba de manejo y confían plenamente en el vendedor y en lo que ven del vehículo. Aquí, se cae en un gran riesgo porque no se comprueba la calidad ni el funcionamiento del vehículo, lo que puede resultar en costosas reparaciones o visitas al taller, a futuro.

4. No pagan por un peritaje: si bien los costos pueden ser un poco más altos, esto se trata de una inversión que le puede evitar correr con gastos a futuro que no tenía previstos. Aunque puede que usted conozca de mecánica y revise el motor y el funcionamiento, existen factores, partes y mecanismos que deben ser revisados por un especialista que pueda determinar la calidad y en cuánto tiempo puede que el vehículo necesite de nuevas partes o repuestos.

5. No verifican el historial del vehículo: además de la prueba de conducción y el peritaje, una decisión inteligente que suelen olvidar los compradores de vehículos usados es verificar el historial del carro, en el que se compruebe que no haya tenido accidentes previos, ni problemas legales, así como la cantidad de propietarios anteriores. Esto permite determinar mucho mejor el funcionamiento y el valor.

Quizás le interese también “Los carros más difíciles de vender”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.