Los 5 mitos de sacar la visa para Estados Unidos

por Sebastián ávila

Si usted tiene ganas de viajar a este país norteamericano, pero tiene algunas dudas o creencias sobre el trámite, aquí le decimos qué es mentira y qué es verdad.

Los 5 mitos de sacar la visa para Estados Unidos Los 5 mitos de sacar la visa para Estados Unidos

Cada vez, son más las oportunidades de viajar a los Estados Unidos y cumplir su “sueño americano”, visitar a Mickey, tomar fotografías en la Gran Manzana o ir a su despedida de soltero en Las Vegas, no sólo porque hay una mayor oferta de tiquetes aéreos, sino también por las facilidades para obtener rápidamente el documento que le permite viajar al país como turista.

De acuerdo con cifras de Migración Colombia, a diciembre de 2015, viajaron cerca de 131 mil personas a Estados Unidos, una cifra que si bien no es muy alta (por efectos del alto precio del dólar), significa que la gente sigue interesada en visitar al país.

Ahora, tenga en cuenta que no solo necesita planear su viaje con tiempo, mirar promociones con las aerolíneas, revisar ofertas hoteleras y revisar el cupo de su tarjeta de crédito. Lo más importante, es que usted debe tener su visa (aquí le contamos el procedimiento).  

Rápidamente le contamos que si va a sacar la visa por primera vez, debe:

  1. Una vez completa la solicitud de visa como no migrante, deberá llenar el formulario DS-160, e imprimir la hoja de confirmación con el código de barras que aparece en el borde superior derecho del formato.
  2. Luego, deberá programar su cita en el CAS (Centro de atención al solicitante) en la página ais.usvisa-info.com y posteriormente en la Embajada de los Estados Unidos.
  3. Con pasaporte vigente (de zona de lectura mecánica o chip) podrá ir al CAS para la toma de fotos y huellas digitales. Recuerde las oficinas de atención se encuentran en la ciudad de Bogotá o Medellín.

Importante: si tiene menos de 14 años o más de 79 años o si su visa expiró hace menos de 48 meses podrá consultar la página web para información de exención de entrevista

  1. El día de la entrevista, debe llevar su pasaporte y la hoja de confirmación impresa. Recuerde, la Embajada se encuentra ubicada en la Calle 24 Bis No. 48-50 en Bogotá. Allí deberá buscar la entrada para solicitantes de visa, ubicada sobre la calle 26 con carrera 50.

Le recomendamos Para conocer los costos y medios de pago, ingrese aquí

Mito 1: “La entrevista es terrible”

En la Embajada realizarán la comprobación de sus datos personales, por eso es necesario la impresión de la hoja de confirmación. Si usted tiene dudas, los guías identificados por la Embajada resolverán sus inquietudes del proceso. Una vez adentro, los oficiales consulares realizaran la verificación de sus huellas dactilares y la lectura de su pasaporte de zona de lectura mecánica o electrónico. Luego de esto, le asignarán una ventanilla dónde se debe presentar para la entrevista.

No tenga nervios, en principio solo deberá presentar su pasaporte y tomar el teléfono del cubículo. Respire tranquilamente y responda las preguntas que le hará el oficial. Tenga en cuenta que si le solicitan algún documento adicional, será una decisión discrecional del oficial para continuar la solicitud de visa.

Pueden hacerle preguntas sobre su trabajo, sobre su salario, las personas con las que convive y, especialmente, su motivo de viaje. Es importante que brinde toda esta información sea real, no mienta o todo puede complicarse.

Luego de la entrevista, si su visa ha sido aprobada el oficial se lo dirá y se quedará con su pasaporte. La oficina CSC (Visa Information Service) por sus siglas en inglés, le enviará un correo electrónico, para notificarle que su pasaporte con su visa ya se encuentra disponible para ser reclamado.

En ese correo, le indicarán un número de guía para recoger su pasaporte en el lugar que seleccionó en el momento de programar su cita. No se afane, el tiempo de entrega de su pasaporte se puede tardar hasta 14 días hábiles después de la autorización. Para ver el proceso de su documento ingrese aquí.

¿Y si no hablo inglés?

Los oficiales de visas son agentes bilingües, así que no tendrá problema con hablar español o inglés. Recuerde mantener la calma y responder con la verdad y nada más que la verdad.

Mito 2: “Si me niegan la visa una vez, no puedo volver a solicitarla”

Falso. Tenga en cuenta que cada Estado es autónomo y discrecional en establecer los procedimientos de ingreso, permanencia o salida de su territorio. Así mismo la expedición de visas, permisos, controles migratorios y cuidado de sus fronteras. Por lo que no hay un tiempo o fecha determinada para volver a realizar su solicitud.

Debe tener en cuenta y analizar cuáles pudieron haber sido los motivos por los cuales le rechazaron la visa aunque, de igual forma, le entregarán su pasaporte en el mismo instante del  retiro de la Embajada con una carta explicando las posibles medidas de inadmisión o rechazo.

Entonces, una vez usted sienta que ya ha superado esas limitaciones u obstáculos, podría volver a presentarse a la embajada. Eso sí, tenga en cuenta que si la rechazan, no le hacen una devolución del dinero y, con una nueva solicitud, tendrá que volver a pagar los US$160.

Mito 3 “Hay que tener mucha plata en la cuenta”

Recuerde que el factor o solvencia económica es importante para demostrar que usted tiene la capacidad de mantenerse y costear sus propios gastos en el exterior. No obstante, no hay cifras exactas o montos de dinero que le exijan tener en su cuenta bancaría para “agradar” al oficial de visas que evalúe su solicitud.

Lo único es que tiene que hacer muy bien las cuentas: si sabe que se va a quedar una semana, haga cálculos promedio de cuánto puede llegar a gastar en alimentación, hospedaje, transporte y entretenimiento. Esto puede variar dependiendo de cada estado pero, por ejemplo, para un sitio como Miami, debe calcular un promedio diario de gastos de US$150, aproximadamente lo que, multiplicado por los 5 días que se va a quedar, serían cerca de US$750, sin contar el costo de los tiquetes aéreos.

Le recomendamos también “Los países más baratos para viajar a pesar del dólar caro”.

Mito 4: “Y si me quiero quedar más tiempo…”

Recuerde que la visa de turismo le permite una permanencia dentro de Estados Unidos de 90 días máximo (cerca de 3 meses), tiempo después del que, una vez cumplido, usted deberá regresar a su país de origen. De no hacerlo, usted puede llegar a tener inconvenientes con la entidad migratoria y, si lo determinan, lo pueden deportar.

Si desea permanecer más tiempo, lo mejor será hablar con la entidad migratoria dependiendo del Estado en donde esté para explicar sus razones y motivos y, nuevamente, comprobar que tiene los recursos necesarios para seguir allí, analizando la situación de cada una de las personas.

Ahora, si realiza actividades que no están permitidas por su visa como, por ejemplo, trabajar, usted puede ser deportado directamente y podrían llegar a negar su ingreso, nuevamente, al país.

Mito 5: “¿Es necesario llevar las escrituras de la casa o certificación laboral?”

Cada solicitante podrá llevar la documentación que crea pertinente para demostrar sus ingresos o  el retorno nuevamente a su país, esto podría llegar a ser documentación probatoria que los agentes revisarán y tendrán en cuenta. En principio, el oficial de visas solo le pedirá su pasaporte y las preguntas realizadas serán de acuerdo con lo hablado en el transcurso de su entrevista. Usted podrá llegar preparado con una carpeta con su documentación si así lo prefiere.

No se pierda también “Los 7 trucos que no le han dicho para los viajes internacionales”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.