Volvieron las pirámides ¿o usted tomó las medidas de seguridad?

por Carmiña Bernal

La Superfinanciera constantemente prende las alarmas por la reaparición de empresas que no están autorizadas para captar dinero del público. FP le da algunos tips, para que usted no se sume a la larga lista de incautos de los magos del fraude.

No se deje tentar por promesas paradisiacas, denuncie lo que perciba como un negocio de captación ilegal. No se deje tentar por promesas paradisiacas, denuncie lo que perciba como un negocio de captación ilegal.
Aunque por un tiempo el tema pasó a segundo plano, parece que estas empresas fachadas siguen haciendo de las suyas. Y aunque usted piense que en este tipo de ‘negocios’ solo caen los menos preparados o ambiciosos, las cifras no reflejan lo mismo- Lo preocupante para las autoridades es que a pesar de los escándalos ya conocidos en el país, las personas no aprendieron la lección, porque hoy siguen cayendo miles de personas.

FP le adelanta algunas claves para salvarse del “esquema piramidal”, a partir de algunas advertencias, para que se despierte, adquiera olfato y no caiga en la trampa.

1. Desconfíe cuando le prometan duplicar su inversión o le ofrezcan márgenes muy superiores a los que ofrece el mercado.

2. Dude de promociones
a través de internet y correos electrónicos con invitaciones a aumentar su patrimonio en poco tiempo.

3. Al involucrarse en cualquier negocio, exija tener un contacto personal con la contraparte y asegúrese de que existe un domicilio físico a dónde pueda acudir.

4. Evite involucrarse en redes
que le soliciten aportes en dinero, e invitar a otras personas a que realicen el mismo aporte.

5. Verifique la veracidad de la información que le proporcionan las firmas para adelantar operaciones de captación de recursos.

6. Deposite su dinero únicamente en las entidades vigiladas por el Estado. Ante la duda, consulte el portal de la Superfinanciera, donde encontrará la lista de entidades vigiladas. Estas empresas son las únicas autorizadas por el Estado para recibir dinero del público.


Recuerde que no solo los que promueven y administran estos negocios delinquen; también quienes se vinculan haciendo aportes e invitando a otros para que se inscriban, puesto que están participando en el delito de captación ilegal de dineros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.