| 2017/07/27 18:10

6 consejos para salir rápido de las deudas

No se estrese, con disciplina y orden podrá salir de sus deudas “en un abrir y cerrar de ojos”. Siga estas recomendaciones.

¿Será posible vivir sin deudas? Hay quienes dicen que para lograr tener algunas cosas, como patrimonio, estudios y ciertos lujos, es necesario solicitar préstamos, ya sea a algún familiar o amigo y sino a una entidad financiera.

De hecho, tener deudas no es malo, lo que realmente está mal es no saberlas manejar, tenga en cuenta que es el 30% de sus ingresos el que debe destinar para pagar deudas, entretenimiento y ahorro. Si supera este porcentaje, entonces tendrá que empezar a tomar medidas drásticas en sus hábitos porque sus obligaciones se están convirtiendo en un sobreendeudamiento.

Además, es importante que análice cuáles son sus hábitos financieros y si estos le están funcionando para conseguir sus objetivos o por el contrario le están generando un gran hueco en el bolsillo que inclusive le afecta la relación con su familia. Si evidencia que algo está pasando, evalúe en qué se le está yendo la plata, puede ser en los gastos ‘hormiga’ del día a día, en las compras compulsivas innecesarias que hace cada que visita un centro comercial o peor aún intentado vivir igual  a las personas de su alrededor solo para sentirse cómodo y hacer parte de un grupo social.

Pero, como ya le explicamos desde el comienzo, endeudarse no está mal, de hecho es la forma de hacer crecer un negocio propio, financiar la compra de una casa nueva o usada, o pagar los estudios profesionales para mejorar la hoja de vida y tener mayores oportunidades laborales.

Mire cómo aplicar a los Subsidios para viviendas que no son de interés social  

Es más, si desde joven usted se vincula con una entidad financiera y además es juicioso con el pago del producto que adquirió podrá tener beneficios en el futuro, como adquirir un cupo amplio para préstamos o que le faciliten trámite o proceso para alguna solicitud.

Para salir de deudas rápido, usted debe empezar por ser consciente de que en realidad está “colgado con un préstamo” y que esto trae consigo consecuencias como el reporte negativo en una central de riesgo por el doble de tiempo del estado en mora, la pérdida de bienes y activos o los problemas familiares.

Después de esto, debe prometer que no se va a volver a endeudar por lo menos mientras mitiga los préstamos grandes, es más, la idea es que tampoco haga avances y si puede cancele las tarjetas de crédito que no utiliza y que quizá si le están generando un gasto adicional.

Y es que, de acuerdo con el reporte de Estabilidad Financiera del Banco de la República de 2016, los hogares colombianos adeudan al sistema financiero $174,6 billones, de los cuales el 67,5% corresponden a créditos de consumo y el restante 32,5% a vivienda. De los $174,6 billones, los colombianos adeudan $152,6 billones a entidades de crédito.

Por otro lado, según el reporte de Inclusión Financiera de la Superintendencia y Banca de las Oportunidades al cierre de 2016 los créditos dirigidos al consumo fueron el proyecto de mayor uso, ya que cerca de 16,4 millones de adultos tienen algún crédito como estos vigentes.

Por estas cifras le recomendamos: Las típicas compras que solo hace “la gente pobre”

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.