10 Señales que indican que debe obtener otra tarjeta de crédito

Quizás no suene ideal pero darle buen manejo a varias tarjetas de crédito puede beneficiar la construcción de su historia de crédito y acceder a préstamos y beneficios que más adelante agradecerá.

10 Señales que indican que debe obtener otra tarjeta de crédito 10 Señales que indican que debe obtener otra tarjeta de crédito
Si manejar una tarjeta es de por sí es complicado, ¿qué tal dos? Pues si lo hace de manera organizada y efectiva, puede resultarle muy útil. Pero antes de si pensarlo, intente reconocer alguna de estas señales que indican que, efectivamente, debe conseguirse otra tarjeta de crédito.

1. Está iniciando una independencia económica
Empezar a depender únicamente de sus ingresos y sus finanzas puede sonar aterrador. Esta encargado/a de pagar sus cuentas, arriendos, gastos personales y hasta sus deudas. Todo esto mientras intenta construir una historia crédito favorable. Pues tener varias tarjetas de crédito puede resultarle favorable siempre y cuando las sepa manejar. Un gasto responsable con dos tarjetas será mejor que una y le ayudará a componer una mejor historia crédito.

2. Su única tarjeta de crédito está atada a una tienda u empresa
Quizás adquirió esa primera tarjeta para descuentos y promociones exclusivas de cierta tienda que le agrada, o una empresa decidió ‘regalarle’ una tarjeta para empezar a manejar crédito pero le toca acceder a los requisitos que le piden. Tener una única tarjeta y que sea de esta manera, es atarse las manos de algún modo a no poder manejar a su manera sus gastos y ampliar su historia crédito. Asegúrese entonces de adquirir otra tarjeta que no tenga la necesidad de estar vinculada a cierta tienda o empresa.

3. Quiere menores tasas de intereses
Esto se explica por si solo pero la realidad es que al obtener una segunda tarjeta de crédito, usted también puede adquirir mejores tasas de intereses y cuotas de manejo. Averigüe en distintos bancos si adquiere una tarjeta aunque ya tenga otro, los beneficios y si efectivamente puede recibir menores tasas de intereses.

4. Quiere consolidar sus deudas
Adquirir una segunda tarjeta le puede dar un respiro en términos de mejorar las deudas que tiene. Puede pagar lo que debe de una tarjeta mientras que con la otra apenas realiza unos gastos cortos que no le involucren una deuda significante. También puede dejar de pagar cuentas vencidas que de pronto se veía obligado a pagar por no cumplir los tiempos requeridos. Si lo maneja bien, puede distribuir mejor su capacidad de endeudamiento y desaparecerla más rápido.

5. Puede mejorar su historial de pagos
Si usted puede pagar los saldos de su tarjeta cada mes, entonces puede timar la ventaja de tener un buen historial de pagos. En ocasiones en donde se vea corto de dinero o necesite realizar un gasto grande, le viene muy útil una segunda tarjeta. Con ella puede pagar únicamente gastos espontáneos o necesidades de emergencias y su historial de pagos no se verá afectado.

6. Quiere ganar puntos y beneficios
Si usted es un miembro activo de programas de beneficios y descuentos que tiene a través de su tarjeta de crédito, puede considerar adquirir una segunda para tener aun mejores beneficios. Descuentos en supermercados y locales, millas de viajeros, entre otros, pueden beneficiarle al adquirir otra tarjeta. Además puede averiguar si puede juntar ambas tarjetas y adquirir aun más beneficios. 

7. No ha obtenido una tarjeta nueva en mucho tiempo
Tal como adquirir varias tarjetas al mismo tiempo, dejar que pasen largos periodos sin aplicar para una tarjeta, puede hacerle daño a su historia crédito. Si usted quiere aumentar su capacidad de endeudamiento y mejorar su historia credita, no debe dejar que pasen varios años sin siquiera averiguar los requisitos para conseguir una segunda tarjeta de crédito.

8. Su única tarjeta tiene el cupo lleno
Intentar pagar el saldo que debe de su tarjeta de crédito mientras querer mejorar su historia credita es algo imposible. Puede entonces adquirir una segunda tarjeta de crédito para tomarse un respiro y poder asumir otros gastos. Sin embargo, debe usarla con mucha precaución ya que podría caer en un círculo vicioso. Mientras usa aquella segunda tarjeta, intente pagar lo más pronto posible la deuda que tiene en la primera.

9. Usted tiene viajes internacionales
Puede que su única tarjeta le resulte muy útil para transacciones locales, pero al minuto de abandonar el país y si utiliza aquella tarjeta, deberá asumir impuestos como gastos por cajeros internacionales, y compras en el exterior. Una segunda tarjeta con mejores beneficios cuando usted viaje puede ser la solución.

10. Usted fue víctima de robo o suplantación de identidad
Al momento que le robaron su tarjeta de crédito o si usted fue suplantado, asume un serio riesgo. Por eso, es mejor adquirir una segunda tarjeta que tenga un nuevo esquema de seguridad. Así haya cancelado la primera, debe adquirir una nueva pero aún puede asumir un tipo de riesgo. Consulte con su banco para saber qué opciones son las mejores.

Si la sabe manejar, una segunda tarjeta le puede ser de gran utilidad, podrá acceder a mayores beneficios y mejorar su historia crédito.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.