Cinco elementos financieros que debe tener a los 30

Si usted se está acercando a cumplir esta edad o ya los cumplió, bien entiende que le debe dar un excelente manejo a sus finanzas y es por esto que le viene bien cualquier tipo de elementos para hacerlo. ¿Cuáles son los más fundamentales?

Cinco elementos financieros que debe tener a los 30 Cinco elementos financieros que debe tener a los 30
Por eso Finanzas Personales consultó a Juan Camilo Berrío García, Director de Sistemas de Pago e Inclusión Financiera de Asobancaria para que planteara cinco elementos que usted si o si debe tener al momento de llegar al tercer piso.

1. Cuenta de ahorro
Las cuentas de ahorro le permiten depositar sus ingresos, realizar pagos de manera segura y llevar un registro del manejo que le esté dando a su dinero. Es un producto financiero en el que se puede disponer de los saldos de manera inmediata a través de medios electrónicos o de la red de oficinas del banco en el que tiene la cuenta, a la vez que puede generar intereses sobre sus saldos diarios. Muchas de ellas ofrecen ventajas para realizar pagos o transferencias a terceros, llegando a incluir la exención de cobros por estos servicios. Se puede solicitar la marcación de la cuenta de ahorros como exenta del impuesto del 4x1.000, generando mayor rendimiento del dinero.

2. Tarjeta de crédito
Es uno de los primeros productos de crédito a los que se puede acceder. Aquella no constituye un ingreso adicional, es un dinero prestado que se debe pagar a futuro y por lo tanto se debe tener en cuenta el cupo asignado, la tasa de interés, las fechas para realizar los pagos y el número de cuotas a las que puede diferir sus compras o pagos. Como consecuencia, este producto facilita la construcción de un historial crediticio que le permite acceder más fácilmente a productos financieros con una tasa cada vez más baja.

Por lo general, las tarjetas permiten avances en efectivo cuando no se dispone de otra alternativa a través de la red de cajeros automáticos. Con la mayoría se acumulan puntos, millas o premios que son beneficios adicionales al servicio financiero. A los 30 años, todos estos beneficios le vienen bien.

3. Cuentas, fondos de ahorro programado, pensiones voluntarias, cuentas AFC o similares

Esa edad es un buen momento para empezar a ahorrar para metas de mediano plazo y así lograr convertir los sueños en realidad (casa, carro, estudio, etc.), de acuerdo con sus necesidades de ahorro. Por lo general, no existen montos mínimos de apertura pero sí plazos mínimos de ahorro (por ejemplo seis meses). Estas cuentas pueden ser personales o conjuntas con otro titular y, al igual que otras cuentas de ahorro, tienen la posibilidad de recibir extractos con información clara y detallada acerca de su producto. Este tipo de productos además se han especializado, a tal punto que van dirigidos a grupos poblacionales o metas específicas.

4. Pensión
De igual manera, la juventud es la oportunidad precisa para iniciar aportes a pensión pensando en el largo plazo, bien sea a través del régimen de prima media o del régimen de ahorro individual. Esto le permitirá al cotizante enfrentar los riesgos de vejez, invalidez o muerte, caso en el cual, podrá dejar un capital a los sobrevivientes a los que se refiere la ley 100 de 1993.

Para planificar este ahorro es mejor calcular cuántos ingresos mensuales serán necesarios para cubrir los gastos luego de la jubilación. Cuanto antes comience, será mayor el beneficio de este ahorro a futuro.

5. Banca móvil

Estos productos de carácter transaccional permiten acceder de manera segura al banco para realizar sus transacciones y administrar sus productos financieros desde cualquier lugar a través de los dispositivos móviles (consulta de saldo, recargas, transferencias, pago de servicios). La mayoría de los bancos ofrece la banca móvil como un canal de servicio, pero solo unos pocos la ofrecen como un producto. Este es el caso de Transfer Aval del Grupo Aval o Ahorro a la mano de Bancolombia con las Cuentas de Ahorro de Trámite Simplificado, y de Daviplata de Davivienda a través de los depósitos electrónicos.

Estos productos son de fácil apertura (solo es necesario el nombre, el número de la cédula y la fecha de expedición del documento). Ahora, cuando se accede a la banca móvil se recomienda seguir protocolos de seguridad para la protección de su información y de su dinero. Por ejemplo, es conveniente no usar números que tengan relación directa con su dirección, teléfono, fecha de nacimiento, etc.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.