La manera correcta de refinanciar una deuda

¿Por qué en ocasiones, al refinanciar una deuda con el banco, usted descubre que termina pagando más? Bueno, FP le muestra el modo correcto y beneficioso de realizar una refinanciación.

La manera correcta de refinanciar una deuda La manera correcta de refinanciar una deuda
Siempre es importante que usted recuerde que solo tiene sentido refinanciar una deuda o sus deudas si realmente logra ahorrar dinero.

Ahora, para considerar esta opción existen tres factores determinantes para saber si es el momento correcto.

* Monto del préstamo
* Tasa de interés del préstamo
* Plazo restante

Por ejemplo, si usted tiene un crédito hipotecario a 15 años por $130.000.000, a tasa fija en pesos, con una tasa de interés equivalente al promedio del mercado que es 13,54% efectiva anual o 1,06% efectiva mensual y el plazo restante para terminar de pagarlo son 10 años.

Con esos datos usted estaría pagando en este momento una cuota mensual de $1.620.937 y el saldo que le quedaría por pagar sería $109.772.122.

La manera obvia que se pensaría que es conveniente refinanciar es si le ofrecen una tasa de interés menor.

Pero esto puede no ser del todo conveniente, pues si a su vez aumenta el plazo de financiación, al final terminaría pagando más dinero.

Y es que con los datos del ejemplo, si consigue una tasa de refinanciación del 1,05% mensual y extiende el plazo que le queda para terminar de pagar la deuda de 10 a 15 años. Lo primero que usted piensa es que es maravilloso lo que está haciendo porque la cuota bajaría a $1.360.117, pero a cambio de eso aumentaría el pago total de intereses en un 35%.

En números, aumentar el plazo de la deuda así haya bajado la tasa de interés significa terminar pagando por concepto de intereses $212.077.330. En cambio, si continúa con la misma tasa al mismo plazo paga total por intereses $157.586.743. Es claro, que el modelo de aumentar el plazo no es conveniente para su bolsillo.

Para que una refinanciación le convenga, la tasa debería disminuirse por lo menos a la mitad de la que está pagando ahora, y por supuesto ninguna entidad le va a ofrecer esto.

En caso de continuar con el mismo plazo de la deuda, la tasa de interés tendría que ser menor por lo menos un 0,4% para que sea conveniente refinanciar. El saldo de la deuda refinanciado a una tasa del 1,01%, le disminuye el valor de la cuota a $1.582.535 y le ahorra $426.299 en el pago total de intereses.

Recuerde que cuando vaya a tomar una decisión financiera siempre debe hacer bien las cuentas de cuánto se ahorra o paga adicional por cada solución que le ofrece el banco. Además de tener presente que siempre, siempre debe evitar aumentar el plazo de cualquier crédito que tenga a su nombre ya que esto se traduce en un mayor pago de intereses.

Ahora que lo sabe, con ayuda de las calculadoras de finanzaspersonales.co, haga cuentas y elija.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.