¿Muchas deudas? El truco: haga ejercicio

Sí. Parece curioso, pero puede ser cierto: hacer ejercicio físico puede ser uno de los pasos con los que una persona puede librarse de los préstamos y deudas que ha adquirido. ¿Cómo? FP le cuenta.

¿Muchas deudas? El truco: haga ejercicio ¿Muchas deudas? El truco: haga ejercicio

Obtener préstamos y usar dinero prestado no es malo. En sí, muchos de los grandes negocios y empresas exitosas hoy han logrado lo que han logrado gracias a créditos en distintas entidades. El verdadero problema surge cuando usted no sabe por qué lo hace y tampoco mira las condiciones que le ofrecen al darle el dinero.

La deuda, en sí, no es mala; como muchos creen. El culpable de que le vaya bien o mal con ella es usted mismo, pues depende de la administración que usted le dé al dinero y las prioridades y nivel de responsabilidad que tenga. Entrar en una deuda es, casi, como tener un matrimonio que usted no puede descuidar por nada del mundo porque, en el momento menos esperado, puede hacerle mucho daño.

Entonces, la idea es que la deuda no sea la que lo domine a usted, sino que usted sea el que tenga el control al respecto. Pero bueno, más allá de esa relación que tiene con los préstamos, aquí lo que le queremos demostrar es cómo el hacer ejercicio puede influir de forma positiva para que usted salga rápidamente de esas deudas.

De acuerdo con Credit, existe una relación entre estos dos factores por un simple hecho: la creación de un hábito. “Cuando la gente comienza a hacer ejercicio de forma habitual incluso, así sea una sola vez a la semana, empieza a cambiar los patrones de otros aspectos de su vida, sin darse cuenta”, explica Charles Duhigg, escritora del libro “The Power of Habit” (“El poder del hábito”).

La relación con esto es que un hábito como el hacer ejercicio de forma constante hace cambiar la estructura de pensamiento y también desarrolla fuerza de voluntad, lo que se transmite de forma subconsciente a la eliminación de aquello que usted considere como un mal hábito o, en este caso, la deuda y seguir pidiendo préstamos.

FP le recomienda “¿Cómo hacer ejercicio le puede ayudar a tener éxito (y ganar más)”.

Incluso, dentro de la investigación que se plantea, se muestra cómo en distintos experimentos las personas que han empezado a hacer ejercicio dejan de usar su tarjeta de crédito, al saber que tener una deuda o cuentas mes a mes por pagar, no genera bienestar ni felicidad y es algo que tendrá a eliminar de su subconsciente.

¿Funciona?

Bueno, más allá de que de ahora en adelante se ponga a hacer ejercicio de forma muy juiciosa y crea que de la noche a la mañana van a desaparecer su factura, es el hecho de que comprenda cómo sí puede tener una forma de controlar sus impulsos y analizar mejor sus decisiones financieras.

No sólo se trata de crear el hábito saludable sino también de tener el momento para analizar mejor su vida en general. Imagínese mientras sale a correr, por ejemplo, considerar si realmente vale la pena o no comprar ese par de tenis que le encantaron o si, en vez de salir de viaje el próximo fin de semana con sus amigos, le convendría más dejar ese dinero para abonar a su deuda. Puede leerse como algo estúpido, pero sería bueno que lo intentara y nos compartiera su experiencia en nuestras redes sociales.

Hacer ejercicio y crear el hábito genera un pensamiento “ancla” que se basa en la creación del hábito: "el momento justo, la rutina y la recompensa”. Esto le permite analizar de forma distinta cada situación de su vida (en cualquier contexto) y, en momentos de estrés y tensión, ya no tendrá la sensación de querer gastar dinero sino de querer hacer ejercicio para sobrellevar el momento.

Lea también “Entre más ejercicio, ¿más inteligente?”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.