Los 5 errores de los emprendedores al pedir financiamiento

Es claro que todos los negocios necesitan dinero para poder empezar y hacer crecer sus ideas de negocio. El verdadero problema está en la forma en la que buscan y solicitan ese dinero, muchas veces, no es la más adecuada ni la correcta.

Los 5 errores de los emprendedores al pedir financiamiento Los 5 errores de los emprendedores al pedir financiamiento
Una de las principales preocupaciones de las personas que quieren hacer realidad su idea de negocio o quienes ya cuentan con algunos recursos para tener su propia empresa es la forma de conseguir dinero para seguir produciendo y seguir vendiendo. Pero, como todo, los ahorros son eternos y a veces los bancos no resultan muy amigables con los emprendedores.

Entonces, ¿qué hacer? No se preocupe, no se desespere porque, de igual forma, no puede hacer que el dinero sea una limitante para dejar. El tema es que debe saber cuándo es el momento adecuado y cómo hacerlo, para que no cometa errores y la intención de querer salir adelante se quede solamente en eso y con una gran deuda en la espalda.

Lo primero, es establecer, realmente, las necesidades que tiene para su negocio y en qué etapa se encuentra, si hasta ahora va a empezar, si ya necesita es crecer o si necesita innovar y progresar. Dependiendo de todo esto, puede comprender cuánto dinero es necesario solicitar y bajo qué condiciones.

FP le recomienda leer "Los mitos más comunes del emprendimiento".

Uno de los consejos de Luisa Fernanda Puerta, socia fundadora de Colsteel (Colombia) –un emprendimiento nacional de diseño, asesoría y fabricantes de equipos industriales del sector alimentos- dice que la mejor estrategia, para empezar un negocio es que “el capital inicial tiene que salir del bolsillo del dueño y lo que se tiene que hacer es tener claro planeación del negocio y saber cuándo sí es necesario y conveniente, porque cuando uno ya tiene un tiempo y dice “voy a pedir financiación” puede que no sea el tiempo y resulte mejor apalancarse con anticipos de clientes u otros recursos. Más adelante, cuando se justifique, ahí sí”.

Los “no debe”

De acuerdo con las experiencias de los siguientes expertos, hay condiciones que definitivamente usted debe evadir por completo para que, si busca obtener créditos, no le pongan problema y realmente se los otorguen:

• Informalidad

Cuando usted no tiene legalizado su negocio, las complicaciones pueden ser mayores. “Estamos en un entorno en el cual el problema fiscal es muy grande y una pequeña empresa tiene suficientes problemas como para además estar cargando con una carga impositiva tan grande, acá en Colombia, en particular. Entonces, es normal que los empresarios no tengan siempre una formalidad en sus estados financieros, lo cual es un impedimento”, explica Alex Silva, Socio fundador de OMTRIX.

Es por eso que quizá haya una gran barrera, porque “no se formalizan, entonces manejan varios balances: uno real, uno fiscal y otro para el banco, que es como la mitad de los dos. Pero no conozco ninguna empresa grande, que no sea formal”, explica Santiago Pérez, Vicepresidente Corporativo de Personas y Pyme, de Bancolombia. “Si no se formalizan van a tener menos crédito”.

• Carencia de conocimiento

Una vez el negocio empieza a avanzar, el peor error que puede cometer el emprendedor es no capacitarse para llevar, correctamente, el funcionamiento de su negocio: “No se dan cuenta que a medida que crecen –o bueno, no alcanzan a compensarlo a tiempo- necesitan desarrollar competencias en temas financieros, bancarios, de ahorro, de transacción, etc. Entonces eso lo ven como un ‘mal necesario’, entonces les falta capital de trabajo o se sobrefinancian” señala Pérez.

• Mezclar familia con negocios

Dado que más del 90% de las pymes son negocios familiares, cuando las finanzas no se diferencian, es bastante difícil lograr que una entidad financiera soporte, de manera adecuada, un negocio. Esto, porque puede que inicialmente le otorguen el dinero, pero si no hay un correcto manejo, ¿cómo hacer? “Deudas con socios, deudas de socios, no capitalizan por temor fiscal y lo ponen como deuda o que se haga mercado con tarjeta empresarial. Entonces esa mezcla de las finanzas genera un desorden administrativo complejo” propone el experto de Bancolombia.

• La tarjeta de crédito

Dado que puede ser complicado encontrar ese apoyo económico, una alternativa común es usar la tarjeta de crédito, pero “es un medio bueno de ‘desvare’, pero no es nada conveniente porque es el interés más caro. Es el peor ejercicio, porque la tarjeta resulta cara en su uso. Yo lo que hago es trabajar con la plata del banco, que es comprar a un mes y siempre tenerla “limpia”, porque sé que no me cobran interés y no tengo problema. Pero eso también puede representar problemas de liquidez”, sugiere la empresaria Luisa Fernanda Puerta.

• Buscar una sola fuente

Recuerde que los bancos no son las únicas entidades financieras en las que puede encontrar apoyo económico. Actualmente existe una gran variedad de instituciones públicas y privadas que le pueden dar esa confianza para creer en su propuesta de negocio, lo único es que debe verificar que estas opciones sean totalmente legales y le brinden las condiciones adecuadas que requiere su emprendimiento.


¿Y cómo sí endeudarse?

Ante este panorama, lo invitamos a ver los resultados del Periscope, en Twitter, que realizó Finanzas Personales, con el experto Francisco Rojo, especialista senior en estrategia e innovación de la Coporación Interamericana de Inversiones (CII), quien explica cómo y cuándo un emprendedor o una pequeña empresa debería pedir financiación:





También le recomendamos "Cómo y cuánto cobrar cuando es emprendedor o independiente".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.