¿Cómo lograr un crédito nuevo cuando ya tiene otro?

Cuando surgen nuevas necesidades (o caprichos) y no se cuenta con el dinero, la idea de solicitar un crédito nuevo empieza a rondar por la cabeza, incluso, cuando ya se tienen otros préstamos pendientes por pagar. ¿Qué tan conveniente es?

¿Cómo lograr un crédito nuevo cuando ya tiene otro? ¿Cómo lograr un crédito nuevo cuando ya tiene otro?
Por lo general, la mayoría de personas que tienen un crédito a sus espaldas, durante varios años, fueron motivados por razones de crecimiento financiero: una hipoteca por la compra de una casa, un préstamo para pagar la carrera profesional y también están los vehiculares.

Pero siempre llega el momento en el que se quiere adquirir algo nuevo, sea un producto o servicio y si no se cuenta con el dinero suficiente, se piensa en un préstamo nuevo (ojalá no con una tarjeta de crédito).

Para eso, hay que tener unas condiciones presentes para que no afecte su historia crediticia ni su puntaje, pues las entidades financieras tienen unos criterios de evaluación para considerar dárselo y si es usted o no una “buena paga”.

Le recomendamos leer “Cómo saber hasta qué punto endeudarse”.

Sofía Macías, consultora del programa de Consumo Inteligente de MasterCard, explica que “es importante construir y mantener un buen historial crediticio particularmente si se desea conseguir crédito para comprar una casa o aplicar a estudios de post grado a mediano o largo plazo, así como para el bienestar de nuestras finanzas”.

A considerar

Antes de ir a cualquier entidad, es necesario hacer una evaluación personal para que pueda mirar si realmente tiene las condiciones financieras para soportar esa deuda. Según una publicación de NerdWallet, esto es lo que tiene que tener en cuenta:

• ¿Realmente necesita ese crédito?

No lo piense solo una, sino dos y hasta más de tres veces si realmente vale la pena endeudarse por lo que quiere comprar. Considere el nivel de utilidad, de inversión, de satisfacción, de felicidad, cuánto puede durar y si no quedará obsoleto rápidamente.

• Otras opciones de préstamo

Los préstamos por consumo o de libre inversión pueden ser una alternativa. Eso sí, no considere nunca hacer una compra de este tipo con una tarjeta de crédito si no es capaz de pagarla en un plazo máximo de 3 meses. Ahora, ¿qué opciones hay de que algún familiar pueda prestarle el crédito o de que pueda hacer un esfuerzo para ahorrar el dinero, antes de endeudarse?

Lea también “Cinco productos y servicios en los que nunca, nunca, debe pagar con su tarjeta de crédito”.

• Tiempo de endeudamiento

Si definitivamente ha considerado en pedir el crédito, ahora diríjase a su presupuesto para saber cuánto puede pagar y hasta cuándo quiere tener esa deuda. Considere la estabilidad de su trabajo, la economía en el país así como las tasas de interés.

FP sugiere leer “Cómo consultar su historia crediticia por internet”.

Recomendaciones

Una vez haya analizado esos factores y se ha decidido por tomar un crédito, tenga en cuenta que dependiendo de cómo maneje las deudas, su reporte crediticio puede verse afectado. De acuerdo con la experta Macías, esto es lo que debe tener presente lo siguiente para su historial crediticio no afecte su crédito:

1. Mantener las deudas bajo control

Antes de solicitar una nueva cuenta de crédito, debe mantener bajos los balances en sus tarjetas de crédito existentes (reducir el monto que debe) o, definitivamente, pagarlos por completo. Las instituciones de crédito necesitan saber que usted es capaz de vivir dentro de tus posibilidades y que no está sobre endeudado.

2. Pagar las cuentas a tiempo

Cuando solicite un crédito, la institución evaluará su reporte de crédito para analizar el historial de pagos y los hábitos de gasto. De esta forma, evalúan la capacidad del usuario de afrontar las deudas. Un historial de pagos atrasados o la falta de pagos pueden poner su solicitud en riesgo.

3. Asegúrese de detallar todos sus ingresos y activos

Sea cuidadoso a la hora de llenar este espacio en la solicitud del crédito. Muchas de las personas olvidan incluir sus fuentes de ingresos diferentes a su salario tales como dividendos, propinas y regalos, y activos como joyas y muebles. Recuerde que estos también son activos y su existencia representa una garantía adicional para tu posible prestamista.

4. Asegúrese de que la información en su solicitud es correcta

En algún momento tendrá que proporcionar documentos que respalden las afirmaciones que incluyó en la solicitud. Es por esto que se sugiere tener a la mano la información y datos relevantes a la hora de diligenciar el formulario. Recuerde que responder la mayor exactitud posible a las preguntas, le evitará problemas en la evaluación.

Si quiere adquirir más destrezas y habilidades para manejar sus finanzas, ingrese a Dinero Mentor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.