¿Sabe hasta qué punto endeudarse?

Tener tarjetas, pagar créditos y darse “gusticos” hacen que usted no sea consciente si se endeuda más de lo que gana. Por eso, FP le enseña a calcular su “capacidad de endeudamiento”.

¿Sabe hasta qué punto endeudarse? ¿Sabe hasta qué punto endeudarse?
Si le ha sucedido a menudo que compra muchas cosas o tiene muchos gastos y no sabe por qué su sueldo no le rinde, con tantas deudas que tiene; probablemente es porque no ha hecho una cuenta muy importante que le permite saber hasta qué punto gastar.

A esto se le conoce como “capacidad de endeudamiento”. La especialista de la organización Acción, experta en finanzas personales, Ana Ruth Medina explica que esto consiste en “un análisis que permite estimar la posibilidad real de buscar un endeudamiento y determinar el máximo valor por el que la persona podría endeudarse, incluido el costo financiero”.

Lo que esto le permite es determinar si es conveniente recurrir al crédito y por cuánto puede ser esa cuota de dinero. Por eso, es importante ser precavido y recurrir oportunamente al análisis de la capacidad de endeudamiento para evitar el sobreendeudamiento* y no perjudicar en el futuro nuestra economía.

FP le recomienda leer "Por qué fallan los presupuestos".

¿Cómo calcular su “capacidad de endeudamiento”?

Es una operación que involucra: los ingresos totales mensuales menos los gastos fijos mensuales. Esto daría los que usted realmente gana (después de deudas) o ingresos netos mensuales y se tendría capacidad de endeudamiento hasta por el 35% del valor de ese ingreso.

Capacidad de endeudamiento = (Ingresos totales mensuales – Gastos fijos mensuales ) x 35%

Por ejemplo, Pedro que es una persona que gana $2’000.000, paga un arriendo de $800.000, tiene unas cuentas por $200.0000 (que involucran servicios, transporte y lo que gasta en comidas) y no recibe más ingresos. ¿Cómo lo calcula?

• Sueldo: $2’000.000 (ingresos totales mensuales constantes)
• Gastos mensuales fijos: $1’000.000 (gastos fijos mensuales -800.000 de arriendo + 200.000 de otros consumos)

Para calcular hasta qué punto puede endeudarse:

1. Se resta los ingresos de los gastos
2’000.000 - 1’000.000 = 1.000.000
Esto significa que a Pedro le queda $1 millón disponible para otras cosas.

2. Con ese millón se calcula lo siguiente:
1’000.000*35% = $ 350.000

3. Entonces, Pedro puede usar máximo hasta $350.000 para endeudarse.

Pero la experta Ana Ruth señala que, en el caso de Pedro, el éxito está en calcular con detalle sus ingresos, que comprende:

• Salario/remuneración/sueldo/jornal/honorarios
• Ventas
• Rentas o arrendamiento
• Remesas
• Pensión de jubilación
• Préstamos
• Intereses
• Otros ingresos

Y sus gastos:

• Ahorro (10% de sus ingresos, buena práctica)
• Vivienda (arriendo/crédito hipotecario)
• Alimentación (provisiones para el hogar)
• Servicios
• Educación
• Vestido
• Salud
• Transporte
• Recreación
• Pagos por préstamos/créditos
• Seguros
• Imprevistos
• Otros egresos

Sin embargo, “vale la pena aclarar que las instituciones financieras pueden tener también su propia manera de calcular la capacidad de endeudamiento de sus clientes”, señaló Ana Ruth.

Lea también "Diez claves para hacer rendir su presupuesto".

Entonces, ¿cuándo endeudarse?


“El endeudamiento es hacer uso del dinero de otro(s), por ejemplo de una Institución financiera o banco, un Proveedor o Terceros, para satisfacer una necesidad específica, porque los ingresos de la persona y sus ahorros, son insuficientes para atender las necesidades que se le presentan en un momento determinado”, explica Ana Ruth.

Pero endeudarse implica devolver el dinero que se ha recibido; es decir, comprometer el ingreso que se va a recibir en el futuro, para responder por ese compromiso. Por eso, no siempre es bueno endeudarse, porque existen factores que pueden hacer que usted deje de recibir esos ingresos (por ejemplo, ser despedido).

Es posible que una necesidad apremiante lo lleve a la decisión de endeudarse, sin pensar en las consecuencias más adelante. Por eso, la experta recomienda:

• No abra la puerta al endeudamiento si no puede atender las obligaciones que de él se desprenden.
• Es preferible que establezca estrategias que le ayuden a disminuir sus gastos, mientras su situación financiera mejora.
• Solo recurra al crédito después de analizar su capacidad de endeudamiento. Así podrá asegurar su tranquilidad y el mantenimiento de unas finanzas sanas.
• Recuerde que adquirir deudas que no puede pagar, agudiza los problemas financieros, afecta las relaciones personales, genera sentimiento de fracaso y puede afectar hasta la salud.

Le puede interesar también "Dos planes para acabar con las deudas".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.