Las 6 señales que indican que usted es bueno manejando los créditos

por Katherinn Cuervo

Si usted es de quienes presume que sabe manejar bien el dinero y que es inteligente financieramente, compruebe que cumple con las siguientes características.

Las 6 señales que indican que usted es bueno manejando los créditos Las 6 señales que indican que usted es bueno manejando los créditos

Aunque los colombianos no les gusta ahorrar, pareciera que cada vez son más conscientes de que la situación económica no está fácil y es necesario apretarse un poco el cinturón. Esto, porque según el último Reporte de Estabilidad Financiera que hace el Banco de la República la deuda de las familias ha aumentado 7,5%, pues “el endeudamiento de los hogares ascendió a $165,7 billones, de los cuales el 67,5% corresponde a préstamos de consumo y el restante 32,5% a vivienda”, cifras que corresponden a diciembre de 2015.

Esto demuestra que hay personas que, aunque se vean apretadas porque su salario no creció pero los precios de las cosas sí, siguen usando las tarjetas de crédito u otro tipo de préstamos para hacer sus compras; lo que afecta no sólo su presupuesto en el día a día, sino también las metas financieras que tenga.

No obstante, por el otro lado, están las personas que aunque usan la tarjeta de crédito o se endeudan de vez en cuando, nunca están sufriendo por cómo estirar los últimos $20 mil del mes”, sino que, por el contrario, manejan bien su dinero, mejoran su historial crediticio y, además, aprovechan las ventajas de acumular puntos o millas en el caso de las tarjetas de crédito.

Con esto, Finanzas Personales le muestra algunas de esas señales y condiciones que podrían indicar que está haciendo un buen uso de sus créditos.

1.Aprende de los errores: “después de caer hay que levantarse”, si usted alguna vez se equivocó en un crédito endeudándose más de lo que esperaba, esto, probablemente, le generó pérdidas en su bolsillo.

Muchas personas lo que hacen es decir “en mi vida me vuelvo a meter con un banco” o “nunca más me voy a endeudar”, pero una persona que es buena manejando los créditos, toma la decisión de seguir adelante y, a la próxima que pida un crédito, ya sabrá cómo manejarlo.

2. Aprovecha las oportunidades: ¿le ha pasado que lo llaman a decirle que tiene un cupo disponible de X millones de pesos y le preguntan si los quiere tomar? Si usted es de los que dice que sí, aún cuando no necesita el dinero, puede que no sea una persona inteligente financieramente.

Por el contrario, si considera que tiene buenas condiciones de tasa de interés, de plazo, de monto y tiene pensado hacer una inversión, es decir, que con dinero prestado haga más; puede estar tomando una mejor decisión. Recuerde en eso que hace mucho tiempo quiso invertir para su futuro y aprovéchelo. Tenga en cuenta su liquidez y equilibre sus ingresos junto con sus  gastos para saber cuál es su capacidad máxima de endeudamiento.

3. Persigue lo que siempre ha deseado: crea en usted mismo, tenga mentalidad positiva, asuma desafíos y luche por lo que más le apasiona. Esto le ayudará a obtener éxito en sus metas y a progresar en lo que desea. Entonces con una percepción de la vida así, se interesará por adquirir créditos para emprender o que fortalezcan sus capacidades, como en educación, la creación de un negocio o para que la empresa que tiene siga creciendo.

4.Toma decisiones: al hablar de esto, nos referimos a una persona que es autónoma y libre tiene la capacidad de elegir lo que quiere hacer, en lo que quiere invertir y sabe a dónde acudir. La persona que es buena con los créditos se organiza y se deja orientar por las personas que conocen del tema, mientras que no se dejan seducir por la publicidad de las entidades financieras o por las malas experiencias de la gente que lo rodea.

5.Cuida su salud: el bienestar no solo implica el interés ni el trabajo que deba hacer por incrementar sus recursos económicos, sino preocuparse por la salud, porque sin ella no podrá llevar a cabo los propósitos que ha venido planteando para su futuro. Quien sabe manejar las deudas, invierte en su cuidado personal y también prevé que en caso que pueda suceder una emergencia o una situación médica, tendrá el dinero para responder a sus créditos.

Le recomendamos “¿Cuánto debo tener ahorrado para un fondo de emergencia?”.

6. No odia las tarjetas de crédito: es muy común escuchar el consejo de “nunca pedir una tarjeta de crédito” y lo dicen, especialmente, personas que han tenido malas experiencias con estos plásticos. El tema es que una tarjeta de crédito es una excelente forma de empezar a crear historia crediticia y de aprender a asumir una responsabilidad financiera.

Esto hace que usted aprenda a conocer lo que es una cuota, una tasa de interés y las posibles consecuencias de no saber usar una tarjeta. Así, quienes son buenos con el crédito, llevan en su billetera su tarjeta aún cuando la usen rara vez.

Y es que de todos las modalidades en que las entidades financieras ofrecen créditos, las tarjetas de crédito son las que peor usan los colombianos, por ejemplo, según cifras de la Superintendencia Financiera de Colombia, a marzo de 2016 la deuda de las personas que tienen tarjetas en el país ascendía a más de $3 billones.

No se pierda “Guía para usar de forma adecuada una tarjeta de crédito”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.