El verdadero costo de esas pequeñas compras que usted hace

Muchas veces cuando usted usa aplicaciones o hace transacciones por internet con su tarjeta de crédito no es consciente de a cuántas se está enviando esa compra. Sorpréndase.

Flickr B Rosen Flickr B Rosen

Hoy en día la conexión a internet ha facilitado la vida de las personas en cuanto a las posibilidades de compra que se han desarrollado: ya solamente se necesita de un celular, una tarjeta de crédito o simplemente tener habilitado el servicio de pagos PSE para hacer las compras con la cuenta de ahorros.

Esto, sin duda, ha facilitado la vida de muchos porque pueden hacer una gran cantidad de transacciones desde la casa o cualquier otro lugar, sin preocuparse por horarios o, incluso, si no tienen dinero, por lo que la tarjeta de crédito suele convertirse en una de las mejores aliadas al respecto.

En Finanzas Personales ya hemos hablado sobre el correcto uso de este plástico y que no se trata de que sea algo “bueno o malo”, sino que simplemente depende de los hábitos de pago que tenga la persona al respecto. El problema está en que usted sea consciente de sus compras, de que tiene que pagar, pero no de lo que implica enviar las compras a muchas cuotas y no estar al tanto de ello.

Esto sucede con esos pequeños gastos, que no superan los $100.000 o incluso, los $50.000, y que las personas difieren o automáticamente se difieren en más de 12 cuotas. Esto puede pasar con servicios como los de televisión paga, algunas aplicaciones de transporte, el pago de los tiquetes aéreos con millas o las compras internacionales.

Quizá usted no le ve mayor problema, porque le quedan cuotas muy bajitas y para usted, es mucho mejor. Hagamos un ejemplo: usted tomó un servicio de taxi privado que le costó $25.000. Entonces, al usar la tarjeta para pagarlo, ésta lo difiere automáticamente a 36 cuotas. Ahora, sabiendo que las tarjetas tienen una tasa de interés aproximada del 2% mensual, hagamos cuentas con la calculadora de Finanzas Personales:

Mensualmente tendrá que pagar solamente $981 (barato, ¿no?). Pero contando los intereses, en realidad, usted terminará pagando $10.000 más por esa compra, es decir, lo que inicialmente le costó $25.000 le costará en realidad $35.316.

Bueno, ¿qué son $10 mil más o $10 mil menos? Pueden ser su cuota de ahorro mensual, el pago adicional a compras más grandes o la cuota para empezar una nueva inversión. Ahora, haga cuentas: al mes, ¿cuántas de este tipo de transacciones puede hacer? Piense en esas pequeñas compras que, por diferirlas a tantos meses, termina pagando mucho más y tampoco favorecen mucho su historia crediticia.

Pongamos el ejemplo de Juan:

  • Viajes por apps de taxis: Lo usa una vez a la semana, cuando sale de la oficina tarde y, por lo general, le cobran $22.000 por carrera. Cada carrera es diferida a 36 cuotas.
  • Suscripción a servicio de televisión paga: la compra le sale por $17.000 mensuales, que son automáticamente diferidos a 24 cuotas. El servicio lo usó durante un solo mes.
  • Compra por internet de un juego de Xbox, de US$60. La compra quedó diferida automáticamente a 12 meses.

FP le recomienda “Guía práctica para salir rápido de una deuda”.

Resultados:

Mensualmente Juan termina pagando, por estas pequeñas deudas, teniendo en cuenta que la tasa de interés de su tarjeta es de 2,01%:

  • Taxis:
    • Una carrera le sale por $865 mensuales (por 36 meses). Como son 4 al mes, la cuota le saldría por $3.460 mensual.
    • Por cada carrera termina pagando, en realidad, $31.140, si las paga en 36 meses.
    • Si usted no hiciera la compra con tarjeta, terminaría pagando, $88.000 por las 4 carreras al mes. Pero como lo hizo con tarjeta, realmente le termina saliendo todo por $124.560, es decir, $36.560 de más.
  • Suscripción a televisión:
    • Por ese mes termina pagando $900 (por 24 meses).
    • Esto significa que la deuda total que termina pagando por un servicio de $17.000, es en realidad de $21.600, es decir, $4.600 de más.
  • Compra de juego:
    • Suponiendo que la tasa de cambio es de $3.000, el juego de US$60, sale en total por $180.000
    • La cuota mensual queda por $17.031 (son doce cuotas).
    • En total, esa compra, por haberla hecho con tarjeta, le sale por $204.372, lo que es $24.372 de más que tiene que pagar.

TOTAL QUE PAGA DE MÁS POR ESAS COMPRAS: $65.532

Un dinero que podría estar invirtiendo en otras cosas y mucho mejor, ¿no cree?

Lea también “Pedir un crédito... ¿para pagar otro?”.

El truco

La idea es que usted sea más inteligente a la hora de hacer estas pequeñas compras y usar su tarjeta de crédito. Para ello, tiene dos opciones:

  • Cambio del número de cuotas: cuando hay transacciones automáticas, usted puede comunicarse directamente con su banco para solicitar que le hagan una modificación de ese número de cuotas y que, en vez de que sean 24, sea solamente una, por ejemplo.
  • Haga abonos: otra de las formas más sencillas es que, tratándose de cantidades tan pequeñas, usted puede dirigirse al banco para hacer el pago directo de esas compras o, si usted es juicioso y mantiene su tarjeta “limpia”, pague la totalidad de la deuda cuando llegue su extracto.

Depende de usted qué tan inteligente sea al usar estos métodos y si quiere terminar pagando de más o si maneja mejor sus finanzas.

También “Cinco trucos en los que se cae al adquirir una tarjeta de crédito”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.