¿Con muchas deudas? Aprenda a decidir qué pagar primero

Las deudas no siempre son negativas porque, en ocasiones, le pueden ayudar a avanzar profesional o personalmente. Pero cuando no se es consciente sobre hasta qué punto se puede endeudar, a veces todo se acumula. ¿Cómo establecer prioridades?

¿Con muchas deudas? Aprenda a decidir qué pagar primero ¿Con muchas deudas? Aprenda a decidir qué pagar primero
Siempre tiene que existir este pensamiento previo cuando se piensa en tomar un crédito: ¿estoy en capacidad de pagarlo? Muchas veces las personas consideran que sí, haciendo unas rápidas cuentas sobre su salario, sus gastos y otras responsabilidades que tengan pendiente. Entonces, seguramente se convencen diciendo “me aprieto un poco el próximo mes”.

Pero cuando se hace esto varias veces, es porque hay algunas cosas que se están haciendo mal: la primera, no calcular lo que se conoce como la capacidad de endeudamiento, que es definir cuánto puede llegar a pagar cada mes, para sus deudas, según lo que usted gana. Así, le aconsejamos leer “Cómo saber hasta qué punto endeudarse”.

El segundo error está relacionado en aquellas deudas que realmente no tienen sentido y que fueron adquiridas por un “impulso consumista” y en las que usó la tarjeta de crédito o pidió un crédito de consumo para satisfacer sus deseos.

Pero bueno, sea cual sea el caso, lo importante es que debe pagar. No debe retrasarse, ni dejar que las deudas tomen ventaja o pueden afectar fuertemente su futuro con un mal reporte crediticio (aquello que seguramente ha escuchado como “estoy reportado en Datacrédito") y la imposibilidad de que le vuelvan a prestar dinero.

Respire y piense…

Si tiene muchas deudas y quiere salir pronto, recuerde que todo es un proceso. Así que lo primero es llenarse de calma y de paciencia, porque no será algo que pueda hacer rápidamente, a no ser que tenga alguien que lo pueda ayudar, sin cobrarle por ello (o intereses).

Luego de eso, debe involucrarse con algunos números. No se preocupe, no tiene nada que ver con matemáticas, sino que es para dar prioridad a los que son más urgentes y que pueden generarle mayores consecuencias.

Según Credit.com debe clasificar su deuda, dependiendo de lo que esté en juego, si hay alguna propiedad en juego (como cuando se hipoteca la casa) o cuando hay una persona que respalda su deuda y que puede afectar su reputación financiera.

Así que aquellas deudas que tenga esas “garantías” en medio, será a las que debe darle prioridad para no tener pérdidas a futuro, sea de sus propiedades o de la confianza de sus amigos o familiares.

1. Caracterice sus deudas

Esto se traduce en que haga una lista de su deuda, ponga frente a ella la cuota que paga mensualmente, así como la tasa mensual. Luego de esto, piense cuál es esa “deuda buena” que, según Money de Time, es aquella que se solicitó para pedir o comprar cosas que le permiten aumentar su posición financiera, como la educación, la casa, etc; y que tiene unos plazos regulares y unas tasas manejables.

En tanto, la “deuda mala” es, por lo general, la de la tarjeta de crédito o del crédito de consumo. Según Money, de ésa, es la que se tiene que deshacer primero.

Le recomendamos leer “Cinco productos y servicios que nunca, nunca, debe pagar con su tarjeta de crédito”.

2. Puede cambiar esas características

¿Qué posibilidad hay de que usted vaya a un banco y pida una tasa menor por esa deuda? Esto puede suceder con lo que se conoce como “compra de cartera” que es dejar todas sus deudas en un mismo banco y con unas tasas mucho más favorables.

Pero si sucede que no encuentra una tasa beneficiosa y tiene que seguir pagando ese alto interés, esa deuda también será de las que debe considerar para salir primero.

En sí, según señala el blog de Credit.com, todo lo que tenga una alta tasa de interés es de lo que debe deshacerse y buscar reducir cuotas o “hacer el esfuerzo”, para pagar primero.

Lea también “Los 9 peores consejos sobre dinero que le pueden dar y que usted debe ignorar”.

3. Considere efectos en su puntaje crediticio

El sitio web NerdWallet recuerda que un alto crédito genera un grave impacto negativo en su puntaje crediticio, que es la forma como las entidades financieras miran si es apto o no para prestarle o, en otras palabras “si usted es buena paga y tiene cómo responder”.

Entre más esfuerzos pueda hacer para reducir las deudas, mejor será su puntaje crediticio y el reporte que le llegue a las entidades lo que, a futuro, se traduce en que le abrirán las puertas a créditos de montos más grandes.

4. Cree un plan de pago

Ya una vez reconoce lo bueno, lo malo y lo feo de sus deudas; puede empezar a definir cómo debe pagar y de cuáles debe deshacerse primero. Si tiene la posibilidad, deje su tarjeta de crédito “limpia”, sin ninguna deuda que le pueda generar intereses.

Quizás también le interese leer “Cómo empezar desde ceros, financieramente hablando”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.