8 formas de mejorar, de verdad, su historial crediticio

Si en este momento su flujo de ingresos no alcanza para pagar intereses que rozan el 33%, una opción recomendable es vender sus deudas. Pero, ojo, debe saber su puntaje crediticio, o puede estar cometiendo un error.

123RF-Andriy Popov 123RF-Andriy Popov

Antiguamente, la gente que iba a una entidad bancaria se santiguaba, iba con su mejor pinta, embadurnados en perfume y creían que con algún detalle, una botella de vino o una canasta de fruta, iban a poder convencer al asesor de que les dieran un préstamo. Hoy ya eso no funciona y lo que sí tienen los bancos es una poderosa herramienta con la cual saben si usted es ‘buena paga’ o es uno de esos indeseables clientes.

Para eso se basan en su historial crediticio que está en las centrales de riesgo como Datacrédito Experian y TransUnión. Y esa ‘hoja de vida’ usted empezó a llenarla desde el día en que tomó su primer servicio de celular, comenzó a pagar ese curso de inglés o se metió en un crédito para comprar un escritorio o un computador. Así que si alguna vez quedó en mora, empezó a dañar su registro y ese reporte negativo podría durar hasta 4 años, motivo por el cual puede tener dificultad para un nuevo préstamo o, puede que le presten pero con una tasa de interés más alta.

Si hoy está manejando muchas deudas con los bancos y puede que necesite unificar todos los créditos en una compra de cartera, este sería un momento ideal, porque entidades como Bancolombia, Banco de Bogotá, Colpatria y Davivienda están en una ‘guerra de tasas’ que lo podrían favorecer. Le contamos algunas opciones:

  • Bancolombia: tiene préstamos para compra de cartera en la modalidad de crédito de libre inversión con tasa variable de 10,16% efectiva anual (alrededor de 0,84% mes vencido o anticipado, según las condiciones del crédito). O tasa fija al 10,03% efectivo anual (0,83% mes vencido o anticipado).
  • Colpatria: en compra de cartera de vivienda ofrece tasas de 9,6% efectivo anual para la financiación de inmuebles nuevos o usados. Y para tarjetas de crédito consigue tarifas desde 0,84% mes vencido, una rebaja de 65% en los intereses que manejaba la entidad con este producto en el mes de junio.
  • Banco de Bogotá: para compra de cartera con sus tarjetas de crédito maneja tasas desde 0,88% mes vencido, es decir, con un interés efectivo anual de 11,086%. Esta información está con corte a julio de 2017, por lo que en agosto de este año podría variar.
  • Davivienda: tiene diferentes productos para compra de cartera. La tasa más baja es la de la tarjeta Dinner’s Black con una tarifa de 1,11% mes vencido. Para un Crediexpress Fijo en compra de cartera maneja desde 1,93% mensual, si el crédito es desde $40 millones a máximo 36 meses. Si el préstamo es inferior a $20 millones y con plazo de 3 años, la tasa es de 2,03% mes vencido.

Tal vez esté pensando que la diferencia entre 0,83% y 0,84% no sea mucha, o que cobrar un 11% y un 9,6% anual sea muy poco. Se equivoca, pues cuando se trata de créditos como el de vivienda, que son montos que fácilmente pueden ser mayores de $200 millones y un plazo a 7 o 10 años, significa aumentos entre $300.000 o $400.000 en la cuota mensual, entonces ¿Qué determina que un banco le preste a más o menos interés y cómo eso le puede representar un alivio a su bolsillo?

Siga leyendo Compare y elija la opción que más le conviene para pagar su deuda

Aprovechando su historial de crédito

De acuerdo con información de Resuelve Tu Deuda, entidad reparadora de crédito, el puntaje de una persona puede ir desde 150 hasta más de 900, y entre más alto, mejores referencias tendrán los bancos y estarán más tranquilos lo cual se traduce en menores intereses. El riesgo y el interés son directamente proporcionales y entre más baja la calificación, mayores serán los intereses. Estos son los tipos de puntaje:

Valor

¿Qué significa?

700 o más

El experto: felicitaciones, ha usado sus créditos de manera inteligente y eso se recompensa con excelentes puntajes.

Entre 699 y 400

El ‘amarillo’: debe ser un poco más organizado con sus ingresos y el pago de sus deudas. Tendrá acceso a algunos productos, lo malo es que si no paga, empezará a tener problemas.

De 399 y más bajo

Zona ‘roja’: su relación con el sistema crediticio se encuentra dañada. En consecuencia, se encuentra en mora y está pagando más intereses. Debe acogerse al proceso de insolvencia y tomar medidas.

Si usted está en el primer rango, muy bien. Hace un uso responsable de su capacidad de pago. Pero si pertenece a algunos de los otros dos grupos, le contamos qué puede hacer, según un artículo publicado en el portal Lifehacker.com, escrito por Rod Ebrahimi. De acuerdo al autor, para tomar las medidas, primero debe saber qué porcentaje de sus hábitos determina el puntaje de riesgo. Veamos:

A) Historial de pagos (35% del total del puntaje)

Parece lo más obvio, el pago del total de sus créditos (hipotecario o de vehículo), junto con el pago mensual de sus tarjetas de crédito tienen un gran peso en el total de su puntaje crediticio. No hay que ser un experto para saberlo.

Pero mirando un poco más en detalle, el monto de sus deudas es lo que realmente afecta el pago, no es lo mismo una deuda con su tarjeta de crédito de $50.000 con una mora de 90 días, que deber la cuota de $1.200.000 de su préstamo de vehículo que está atrasada hace 6 meses. Para que comience a mejorar en este ítem, Ibrahimi recomienda las siguientes acciones:

  1. Pagar a tiempo: la tarjeta de crédito, las cuentas del teléfono, la multa por sacar libros de la biblioteca, las infracciones del tránsito, no importa qué deuda sea, páguela a tiempo. Por ejemplo, si no alcanza a pagar a tiempo esa deuda, usted puede hacer lo siguiente:
  1. En el momento en que reciba una llamada para hacer una gestión de cobro, responda de inmediato y trate de llegar a un acuerdo, si es posible trate de prescindir del servicio (por ejemplo, la suscripción al periódico o la revista, incluso del plan de televisión). Eso liberará espacio en sus ingresos para abonar al cupo de la tarjeta.
  1. Si solo puede pagar una mínima parte de las deudas, sea más organizado y estratégico y decida a qué obligaciones les dará prioridad. Enfóquese en las que puede cancelar totalmente (y eso no dañará más el historial crediticio más de lo que lo tiene).
  1. Abra y cierre diferentes líneas de crédito: esto aplica para los almacenes que manejan sus propias tarjetas de crédito, como el caso de Jumbo, la 14 o Falabella, por ejemplo. Si quiere aprovechar las rebajas de estos comercios y le dan una tarjeta de marca propia, puede hacerlo pero también pregunte amablemente si puede cancelar la compra a una sola cuota. Si la respuesta es afirmativa, reciba la tarjeta y al primer pago total, trate de entregarla. De esta manera usted agregará un nuevo ‘pago a tiempo’ a su registro crediticio.

Le puede interesar Compare las tasas para que escoja la mejor tarjeta de crédito

B) Saldos pendientes de pago (30% del total)

No es lo mismo tener una tarjeta con un cupo de $5 millones y haber usado $1 millón (solo el 20%) que tener una con cupo de $10 millones y tener un saldo de $9 millones (al 90% de su cupo total). Eso debilita su puntaje. Para eso recomienda:

  1. No tome créditos o gastos que no podrá pagar. Por más tonto que parezca, el error que cometen muchos es tener tarjetas que sobrepasan sus ingresos en 3, 4 y hasta 10 veces y lo peor, es que utilizan el cupo para comprar electrodomésticos, ropa, viajes, sin prever que de un momento a otro pueden quedar sin trabajo, ni con qué responder para sus deudas.
  1. Solo para los muy organizados: llame a su banco y pregúntele si es posible aumentar su cupo de la tarjeta de crédito o aplicar para otra tarjeta. Eso aumentará su límite crediticio y bajará la proporción de lo que está debiendo. Pero eso puede perjudicarlo en caso que no tenga la suficiente voluntad para disminuir sus gastos.

C) Sus antecedentes crediticios (15% del total) y nuevos créditos (10% del puntaje)

  1. Empiece a desarrollar su historial lo más temprano posible. Mucha gente comienza a tener historial desde la universidad, con la primera tarjeta de crédito y lo más curioso es que todavía la guardan, como para alguna emergencia. Y con los nuevos créditos, utilícelos para casos específicos, en vez de aplicar para un montón de tarjetas y así financiar un viaje, mejor es buscar un crédito de estudio para la matrícula de un posgrado, para hacer una especialización o sacar una maestría.

D) Tener distintos créditos (10% de la calificación)

Los diferentes préstamos manejan tasas y plazos distintos. Al conocerlos, eso mejora su balance crediticio y lo convierte en una persona que conoce del tema y menos riesgosa para los bancos. En todo caso, no es obligatorio que usted tenga créditos de todo tipo para que aumente su puntaje. Por eso, el porcentaje dentro de su calificación de mantener otros créditos es bajo. La recomendación para aprovechar esto es:

  1. Revise su historial al menos una vez al año: la legislación colombiana permite a los ciudadanos consultar cada cierto periodo de tiempo su puntaje. Para eso, revise las políticas de cada central de riesgo. Sin embargo, no se recomienda hacerlo demasiadas veces en un lapso corto, como por ejemplo en un mismo mes.

Si le interesó, le ofrecemos Los pasos para consultar su reporte en centrales de riesgo crediticio

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.