Este plan le permitirá renegociar su crédito con el banco

Se busca estandarizar las condiciones para la adecuada gestión de los crédito y dar una solución a más de $7,7 billones que se encuentran en mora mayor a los 30 días.

123RF 123RF

Si usted ha quedado en mora con un banco, seguramente ha sentido la persecución del cobro de la deuda. Entonces recibe múltiples llamadas, correos, mensajes de texto y correspondencia en su casa, oficina o negocio notificándole que está en etapa de cobro jurídico. Esa situación es la que precisamente afrontan alrededor de 1,2 millones de colombianos que están en mora con el sistema financiero.

Precisamente, la Superintendencia Financiera acaba de presentar una propuesta que dará solución a esta situación y que cuenta con el visto bueno de los bancos y demás establecimientos de crédito. La iniciativa dará la opción de renegociar por una sola vez las condiciones de los créditos contratados, sin que esto afecte su calificación crediticia. Esto no significa que quienes ya están reportados como morosos se les elimine esta anotación.

Siga leyendo Cómo obtener crédito cuando no reúne los requisitos de los bancos

De acuerdo con el regulador, el proyecto busca estandarizar las políticas para la adecuada gestión de los créditos que presentan modificaciones en sus condiciones por presentar potencial o real deterioro de la capacidad de pago de sus deudores.

Este proceso iniciará en octubre de 2017 y usted podrá atender adecuadamente su obligación ante el potencial o real deterioro de su capacidad de pago. Las entidades podrán modificar las condiciones originalmente pactadas de los créditos sin que estos ajustes sean considerados como una reestructuración, siempre y cuando durante los últimos 6 meses el crédito no haya alcanzado una mora consecutiva mayor a 30 días para microcrédito, 60 días para consumo y 90 días para comercial y vivienda.

Características

  1. La calificación del deudor corresponderá a aquella que se asigne al momento de la modificación.
  2. Las nuevas condiciones deben atender criterios de viabilidad financiera teniendo en cuenta el análisis de la capacidad de pago del deudor sin que ello implique el uso excesivo de periodos de gracia.
  3. Si el deudor incumple el pago del crédito bajo las nuevas condiciones (30 días de mora),  se debe reconocer como una reestructuración.
  4. Serán objeto de monitoreo especial por parte de la entidad. Sin embargo, una vez el deudor efectúe pagos regulares y efectivos a capital e intereses por un período de 1 año ininterrumpido para los créditos de las modalidades de microcrédito y consumo, y de 2 años ininterrumpidos para los créditos de las modalidades comercial y de vivienda, el crédito podrá salir de este monitoreo.

Le contamos De qué se quejan más los colombianos con sus bancos

Cabe señalar que si el banco inicia la renegociación, la SFC advirtió que no se podrán trasladar los costos al deudor que resulten de la gestión para la modificación de créditos.

Buenas prácticas de cobranza

El superintendente financiero, Jorge Castaño, también anunció un manual de buenas prácticas para el cobro jurídico de los créditos en mora. Entre los principales lineamientos destacó que se debe reconocer:

  • Respeto por el consumidor financiero.
  • Atender el perfil de riesgos del consumidor financiero.
  • Utilizar mecanismos no invasivos: sin afectar la intimidad y buen nombre del deudor. Establecer contacto en horarios que coincidan con la actividad económica que éste realice.
  • No abusar de la posición dominante contractual frente al deudor.

Cuando el establecimiento de crédito esté obligado a contactar a los morosos mayores a 30, 60, 90 y 180 días (dependiendo del préstamo que presenta impago), deberá tener una política que tenga en cuenta:

  • La remuneración de la actividad no debe basarse únicamente en el nivel de recaudo.
  • Se deben gestionar alternativas de pago idóneas para el consumidor.
  • Los gastos generados por la cobranza deben responder a una gestión efectiva en el recaudo de la obligación.
  • Solamente se pueden generar gastos de cobranza prejudicial (honorarios) luego de que se inicien las acciones de cobro prejurídico.
  • La gestión de cobranza debe ser realizada con personal capacitado e idóneo • Abstenerse de informar sobre la mora y el desarrollo de la gestión de cobranza a terceros que no hacen parte de la relación crediticia.
  • Abstenerse de utilizar los datos personales de terceros con el fin de obtener información del deudor.

Los bancos anunciaron que ya se encuentran en contacto con sus clientes para ofrecerles alternativas de recuperación financiera. El vicepresidente de Asobancaria, Jonathan Malagón, manifestó que Colombia es un país con una enorme responsabilidad crediticia, y afirmó que esta medida permitirá que el ciclo económico actual no desemboque en una exclusión financiera de cientos de hogares.

Esta agremiación señaló en su más reciente reporte de la ‘Semana Económica’ que el cobro coactivo de las deudas es el último recurso al que acuden los establecimientos ya que por lo general implica largos periodos de recuperación de la cartera y los costos son muy elevados.

“La banca ha optado por prevenir el impago a través de robustos modelos de riesgo, sistemas de seguimiento que generan alertas ante el posible incumplimiento de los clientes y notificaciones para promover el pago oportuno, además de mejores prácticas en la recuperación temprana de la cartera morosa”, indicó Asobancaria.

Si le interesó, le decimos por qué Bancos tendrían que prestar 3 servicios gratuitos al mes

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.