Crédito vs. Tarjeta de crédito para las compras navideñas

Seamos sinceros: nunca pensamos en hacer un presupuesto o ahorro para las compras de fin de año. Por lo general, siempre esperamos que llegue la ‘prima’ para comprarlas pero, ¿y si no alcanza?

Crédito vs. Tarjeta de crédito para las compras navideñas Crédito vs. Tarjeta de crédito para las compras navideñas

Cuando llega la temporada de navidad, el espíritu de generosidad, la amabilidad y el ser agradecido son características que se empiezan a despertar en las personas y, sea o no algo positivo, el expresar esto a través de regalos suele ser una de las costumbres más populares de la época.

Y bueno, cuando empieza a considerar qué darle y a quién, lo primero que considera es ‘cuánto puede llegar a gastar’, con el fin de que pueda alcanzarle para todas las personas que tiene pensadas y que sea un detalle suficiente como para demostrar su aprecio y que lo deje “bien parado”.

Una encuesta de Groupon a 6.800 personas en cinco países latinoamericanos señaló que el 28% de los encuestados tiene un presupuesto entre $ 500.000 a $ 1.000.000 millón para la compra de los regalos de navidad, en las que el 22% manifestó distribuirlos en la compra de 10 regalos, destinando cerca de $65 mil por cada regalo. Además, el 31% señaló que prefiere los regalos que dejarán alguna experiencia y un 28% manifestó que quiere recibir regalos que realmente necesita.

Efectivamente, La mayoría de los colombianos tienen destinada su prima navideña para hacer las respectivas compras pero, en la gran mayoría de casos, ésta no alcanza lo suficiente como para los preparativos de la fiesta del 24, la comida y la celebración del 31; por lo que queda muy poco para los presentes. Entonces, la estrategia siguiente es usar el crédito.

Y por más que recomendamos no iniciar el año endeudado, muchos colombianos así lo hacen con el fin de sentirse tranquilos de que pudieron dar “esa bobadita” a sus seres queridos, con la satisfacción de que tuvieron algo que ofrecer para que, en enero, llegue ese ‘guayabo’ y se busque la forma de obtener los recursos para pagar lo que se debe.

Si este es su caso y definitivamente considera que el crédito es una opción necesaria para estas épocas, aquí en Finanzas Personales le damos algunas estrategias para que, por lo menos considere aquello que le resulte más favorable, tanto por montos como por tasas de interés y que ese dolor de cabeza de enero, no le dé tan duro.

“Festejar en grande no significa invertir cantidades de dinero que peligren su presupuesto mensual, es posible cuidar las finanzas y divertirse con familiares y amigos al mismo tiempo. En Resuelve tu Deuda sugerimos armar un calendario de celebraciones y así tener bien identificados sus gastos a largo plazo, esto le ayudará a definir su capacidad de pago y evitar sobre endeudarse”, comenta Juan Pablo Zorilla, co-director general de Resuelve tu Deuda.

FP le recomienda “Errores más comunes que se cometen con la “prima””

Un crédito, pero ¿cuál?

El tema es obtener la plata o los recursos para poder hacer el pago, ¿cierto? Pero cuando usted se encierra en esa idea sin reconocer las condiciones que hay detrás de esos préstamos, está cometiendo un atentado grave contra sus finanzas y su inicio de año.

Recuerde siempre lo básico: saber de cuánto es la cuota, de cuánto son los intereses y el tiempo en el que va a estar endeudado. Siempre que usted tenga esto claro, podrá tomar la mejor decisión que esté acorde con sus ingresos y con sus actuales deudas.

Lo ideal, evidentemente, no es sólo que no tuviera que endeudarse sino que no tuviera ninguna deuda previa a esta nueva que va a adquirir, con lo que sería mucho más fácil hacer un plan de pagos rápido para salir pronto de esa deuda decembrina o de temporada.

Y sin tantos rodeos, le dejamos aquí una lista de aquello que debe tener en cuenta para saber qué puede ser lo más conveniente:

Tarjeta de crédito

  • Solicitarla puede ser sencillo dependiendo del lugar al que vaya (banco, cooperativa u otra entidad financiera) y de su historial crediticio. Por lo general, en el mismo momento en que usted pasa papeles, suelen decirle si le fue aprobada o no. Así que la probabilidad de obtenerla puede ser alta.
  • Recuerde que manejan una de las tasas de interés más costosas del mercado, por encima de otros créditos de consumo, cercana al 28% efectivo anual. Eso hace que cualquier compra que haga y difiera (entre más cuotas, más caro), le salga por un valor muy superior sólo por intereses. A eso, súmele si se retrasa con algún pago, con la tasa de interés de mora.
  • Aunque tiene un cupo en su tarjeta, si usted hace un presupuesto de no gastarse más de $500.000, puede que entre compra y compra se pase de ese límite y termine gastando más de lo que pensaba.
  • Su uso puede llegar a ser mucho más seguro que el del efectivo, teniendo claro cuáles fueron las compras que hizo y evitando robos.
  • Si usted es juicioso y tiene su tarjeta “limpia” de deudas y las de diciembre puede enviarlas a una sola cuota, cosa que en enero pague la totalidad de la deuda, ésta sería su mejor opción, según Aussie.

Lea también “Las razones de por qué este es el peor momento para endeudarse”.

Créditos de consumo

  • Solicitarlos puede requerir cierto proceso y tiempo, dependiendo de dónde lo haga y el monto que vaya a solicitar, entonces, si se deja coger “la noche” puede que no alcance a obtener el dinero cuando lo necesite.
  • Las tasas de interés son mucho menores y, dependiendo del tipo de crédito, puede variar; lo que hará que el endeudarse no le salga tan costoso.
  • Una de las principales ventajas es que usted no puede gastar más de lo que pidió. Según Go Banking Rates esta limitación hace que usted maneje mejor el presupuesto para los regalos, sin excederse más allá de sus capacidades económicas para esta época.
  • Hay límites fijos tanto en tiempos de pago como en cuotas, sin que exista el riesgo de que aumente y se lleve sorpresas (bueno, dependiendo de lo que usted haya acordado con la entidad financiera), así que puede resultar más útil para su presupuesto del próximo año.

Lo básico

Recuerde que la idea es que a más tardar, entre febrero y marzo, usted ya pueda haber pagado por completo las deudas que le generan diciembre; teniendo en cuenta que se trata de una temporada, que son productos o servicios cuya duración será de corto plazo y que no tienen que comprometer el resto de su salario. No gaste lo que no tiene.

Lea “Guía para ahorrar dinero mientras paga sus deudas”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.