El préstamo que se parece a la tarjeta de crédito

Se trata del crédito rotativo que es una modalidad que las personas pueden adquirir y les da la ventaja de obtener dinero, a medida que van saldado las deudas pendientes.

El préstamo que se parece a la tarjeta de crédito El préstamo que se parece a la tarjeta de crédito

Endeudarse no es el problema. El problema radica cuando una persona realmente no sabe manejar sus deudas y se da el lujo de aplazar los pagos o pensar que no tiene que asumir esas responsabilidades de forma seria. No existe una deuda “buena” o “mala”, pues depende del manejo que usted le dé al dinero que le dieron.

Lo más inteligente es usar un préstamo o un crédito para algo que le pueda generar más dinero, como un tipo de inversión específica, el darle valor a algo que usted pueda comercializar hasta la educación. Pero cuando se trata de obtener dinero para satisfacer una necesidad inmediata, un capricho o pagar otro crédito, puede estar cometiendo graves errores.

FP le recomienda leer “Las ventajas psicológicas de pagar deudas”.

En esto, las personas siempre buscarán tanto los mecanismos como las entidades adecuadas que realmente les ofrezcan las condiciones adecuadas (en tasas y en tiempos), pero el problema es que muchas veces no reciben la asesoría adecuada y toman la opción que “les dicen” es más conveniente.

Así, entre las distintas formas de financiación que una persona puede encontrar para obtener el dinero que necesita está el crédito rotativo que, aunque no tiene mucha publicidad ni es tan conocido, puede resultar atractivo para muchos.

Lea también “Aprenda a manejar bien sus créditos”.

Este tipo de crédito “es un cupo asignado a la persona para que lo utilice a su gusto. Puede hacer varios usos hasta completar el cupo. En la medida que va liberando el cupo, podría volver a disponer de él”, explica el profesor experto en finanzas de la Universidad de los Andes, Santiago Rodríguez.

Claro que, como todos los demás créditos, tiene unas condiciones específicas en tasa de interés y en la cantidad de dinero que se preste pero, lo particular de este préstamo es que “este cupo le permite utilizarlo en una o múltiples ocasiones, dependiendo de sus necesidades financieras y a medida que va pagando las cuotas, va liberando capacidad para volver a utilizarlo en lo que desee”, añade Sebastián Mora, director de Colectivos, Consumo y Vivienda de Bancolombia.

Lea “Tres formas curiosas para pensar en pagar sus deudas”.

Las características

Con esto, pareciera una alternativa muy llamativa con el fin de obtener dinero en efectivo cuando se requiera. Además, al igual que cualquier otro tipo de créditos, para que a usted le otorguen uno de este tipo también le harán una evaluación correspondiente de su capacidad de endeudamiento (qué tanto de lo gana actualmente puede destinarlo para pagar deudas) así como su historia crediticia.

Y es que este mecanismo es muy parecido a la tarjeta de crédito, pero según experto Rodríguez, “la diferencia es el medio transaccional. El rotativo funciona a través de la cuenta de ahorros y los retiros del rotativo se hacen con la tarjeta débito (previo traslado de la plata del cupo rotativo a la cuenta de ahorros)”.

Al respecto, el vocero de Bancolombia también aclara otros aspectos:

  • Tanto el crédito rotativo como la tarjeta de crédito cuentan con la funcionalidad de ser rotativos, esto quiere decir que el cliente puede utilizarlo las 24 horas del día, por lo general ambos cuentan con cuotas de administración.
  • Los créditos rotativos le permiten al cliente tener efectivo, mientras que una tarjeta de crédito la puede utilizar como medio de pago en los diferentes canales y establecimientos.
  • En algunos casos los plazos de los cupos rotativos podrían ser mayores a los de una tarjeta de crédito.
  • El uso de las tarjetas de crédito le permite acumular millas.
  • Los créditos rotativos son utilizados para libre inversión. Adicionalmente, ofrece la posibilidad de realizar pagos dirigidos a desembolsos o utilizaciones específicas.

Por lo general, los bancos le abren una cuenta y le hacen entrega de una tarjeta con la que podrá retirar el dinero en efectivo que necesite. En caso de que llegue a necesitar más dinero o que le liberen más cupo, lo que tiene que hacer es comunicarse con su banco a través de los canales que éste disponga para poder obtener, nuevamente, ese dinero.

Y es que este tipo de crédito le puede ser otorgado a cualquier persona que cumpla con las condiciones y que sea mayor de edad para que le hagan el respectivo desembolso del dinero. Pero esto mismo también puede llegar a convertirse en una situación de cuidado.

Lea también “Los 5 mitos de deuda en los que se suele caer siempre”.

Las precauciones

Como ve, es un crédito que puede resultar muy atractivo y fácil de manejar. Pero debido a las condiciones y a las tasas, tendrá que ser consciente del costo de usar un crédito de éstos. Actualmente, en el mercado, las tasas de interés que se manejan son muy similares a las de una tarjeta de crédito, por lo que endeudarse a través de este medio, puede resultar más costoso de lo que cree: se maneja una tasa que va desde 1,5% mensual, en adelante. Pero la anual puede estar rondando desde el 14% hasta el 28%.

Así, debe tener muchas precauciones al respecto. “Cualquiera puede adquirir este crédito pero el uso, considero yo, es para emergencias. Es un cupo que tengo disponible para emergencias”, sugiere el experto de Los Andes.

Recuerde que, igual, es una deuda que usted asume y a pesar de la fácil disponibilidad del dinero, tiene que ser consciente del costo que esto le puede implicar. Para ello, le sugerimos consultar nuestra calculadora, para hacer sus cuentas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.