¿Cuáles son las alternativas para un crédito hipotecario?

Si usted está buscando comprar casa y está en la búsqueda de un crédito hipotecario apropiado, siga leyendo y conozca las opciones que existen y qué debe tener en cuenta en cada una.

El Leasing habitacional también es una herramienta que se cataloga como una vía para conseguir los recursos para adquirir vivienda. El Leasing habitacional también es una herramienta que se cataloga como una vía para conseguir los recursos para adquirir vivienda.
Un crédito hipotecario se diferencia de un crédito de consumo cuando además de ofrecer garantías personales, para otorgarlo, se debe poner como garantía el inmueble que está adquiriendo, en caso de no poder pagarlo.

Sistema UVR:
Gracias a la inflación, el dinero pierde valor a través del tiempo y para cuidar su liquidez, los bancos convierten a UVR el dinero prestado.

En este sistema, a los créditos que tienen una tasa anual tope, se les suma la Unidad de Valor Real vigente cada mes, por lo que las cuotas dependerán de los movimientos que tenga la inflación. La entidad bancaria es quien se encarga de calcular las cuotas en cada periodo.

Pesos:
Para este tipo de créditos se fija una única tasa, que suele ser más alta que la utilizada en el sistema de la UVR. La diferencia con este sistema es que el valor de la cuota es fijo durante el plazo por el que se haya establecido el crédito, ya que no está atado a la inflación ni a ningún otro indicador.

Leasing habitacional
Aunque no podría considerarse como crédito hipotecario, esta herramienta se cataloga como una vía para conseguir los recursos para adquirir vivienda, por lo cual se constituye como una opción viable.

¿Qué es el leasing habitacional?
Es un contrato a través del cual las entidades bancarias y las compañías de financiamiento comercial le entregan una vivienda, a cambio del pago de un canon periódico, por un tiempo acordado.
Al final del contrato, usted tiene la posibilidad de comprar definitivamente su vivienda o devolverla a la entidad que se la otorgó.

Los intereses pueden ser fijados en UVR’s o en pesos y puedes pactar con su entidad pagos extraordinarios si así lo desea.

Esta herramienta la puede utilizar para vivienda nueva o usada. Y al final del plazo existe una opción de compra que no puede superar el 30% del valor del inmueble. Cabe recordar que durante el periodo estimado del préstamo todos los gastos de: impuestos de valorización y predial, los servicios públicos, arreglos, pagos de administración, escritura, registro y de trámites, corren por cuenta suya.

Sin embargo, si decide retirarse del leasing, la entidad financiera no le devolverá su dinero, pero puede ceder el negocio a otra persona.

Recuerde que durante el tiempo de financiación, el predio estará a nombre del banco y usted no tendrá patrimonio de respaldo, además tampoco puede hacer remodelaciones al inmueble.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.