Cuando el débito automático es contraproducente

Establecer un pago automático es conveniente en muchas ocasiones. Se ahorra tiempo y las cuentas siempre se pagan en su debido momento. Pero también se le puede olvidar e inclusive convertirse en algo fastidioso.

Cuando el débito automático es contraproducente Cuando el débito automático es contraproducente
Por eso tenga cuidado cuando establezca un pago que se debite automáticamente ya sea de su tarjeta de crédito o su cuenta de ahorros y asegúrese de que vale la pena. Estas son algunas ocasiones en las que puede ser malo.

1. Cargos por sobregiro
Si establece un debito automático y su cuenta se encuentra en número negativos, puede ser víctima de un sobregiro y un pago que usted quizás prefería realizar de otra manera. Por eso en ocasiones es mejor que se debite sólo de sus tarjetas de crédito y en lo posible, ponga alertas que le notifiquen cuando su balance este en el mínimo.

2. Cierres de cuentas
Si usted acostumbra a tener en debito automático sus recibos de servicios, pago de entretenimiento o hasta cuotas de un carro pero llega a sufrir una pérdida o clonación de sus tarjetas, las consecuencias pueden ser malas. Usted deberá cancelar esa tarjeta e inscribir una nueva en todas las cuentas que maneja a debito automático. En ocasiones se le puede hasta olvidar cuantas eran, se le acumulan varios pagos y se produce el cierre involuntario de sus cuentas.

3. Fraude o error del vendedor

Cuando usted entrega su número de cuenta o sus datos de tarjeta de crédito corre el riesgo de que se cometan errores y se le esté cobrando más de lo debido. Puede que sin que usted lo pida, empiecen a debitarle de manera y en fechas distintas a las inicialmente programadas. Además siempre existe el temor a un posible fraude y que empiecen a cobrarle o añadirle servicios que usted no pidió.

4. Dificultades para cancelar
Esto le puede pasar si tiene pensado cambiar de tarjetas, de servicio o hasta si se va a mudar del país. La compañía que tiene sus datos se demora en procesar la cancelación y le siguen cobrando las cuotas mensuales que se debitan automáticamente. Luego puede ser un dilema pedir un reembolso de su dinero. Asegúrese de poder darse de baja en cualquier momento y que el proceso sea fácil y eficiente.

5. Olvido de cancelar

Pero también puede suceder que usted maneje demasiados servicios que se pagan de forma automática y al momento de cancelarlos, se le olvida alguno. Lo mejor es que revise bien sus extractos para asegurarse de que está pagando todo lo que quiere y no algo más que ya no usa o necesita.

6. Falta de vigilancia
Cuando usted manda un pago a debito automático por lo general se le puede olvidar revisar esos recibos que le llegan a su correo. Usted los elimina y ni se da cuenta que el precio incrementó. Luego se viene a dar cuenta cuándo revisa sus extractos. Por eso, y aunque tenga varios elementos a debito automático, revise periódicamente si está pagando el precio estipulado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.