Diez razones de por qué le rechazaron su tarjeta

Muchas veces la tarjeta de crédito nos salva. Pero en ocasiones nos falla, y nos deja en peor posición. Puede ser cuando estaba comiendo con alguien importante y al pagar la cuenta, la tarjeta no pasó. O al hacer una compra grande, con todo empacado: tarjeta rechazada.

Diez razones de por qué le rechazaron su tarjeta Diez razones de por qué le rechazaron su tarjeta
FP le recuerda varias razones típicas en las que su tarjeta es rechazada y las mejores maneras de evitarlo porque no todas son por culpa de finanzas irresponsables.

1. Simplemente el cupo llegó al máximo
Es de las razones más comunes, pero si agota el cupo puede llevar consecuencias negativas en la forma de préstamos y créditos. Los impuestos crecerán y seguramente recibirá un llamado de su banco. Si está cerca al límite, puede pedir un aumento de cupo pero no utilice eso como una excusa para irse de compras y gastar más. 

2. Compras fraudulentas
Sea una compra sospechada o reportada, ambas congelan su tarjeta de crédito. También inclusive puede llegar al cierre de la cuenta y la necesidad de una tarjeta de crédito nueva. Para no caer en esta, contacte con tiempo a su banco para validar la compra.

3. El titular de la tarjeta ya no hace parte de la cuenta
Si usted está autorizado a usar una tarjeta pero el nombre de la misma no es el suyo, puede que el titular revoque sus derechos de uso y no podrá utilizarla. También puede perder acceso a la tarjeta si es robada o reportada como pérdida. Para mejorar esta utilización, pida en su banco que la línea de comunicación nunca sea cortada.

4. La transacción está en pausa

Compras importantes como alojamientos, alquiler de carros u otras reservaciones de viajes, pueden demandar una pausa por parte de su entidad bancaria. Asumiendo que por el gasto está cerca al límite, su tarjeta puede ser rechazada hasta que se paguen recibos y se libere el cupo. Para evitarlo, utilice poco crédito en la tarjeta para que haya cupo en estos gastos más caros y seguidos en un viaje.

5. Transacciones en el exterior
Compras y el manejo de la tarjeta en el exterior pueden incrementar las sospechas de compras fraudulentas por parte de su banco. ¿La simple solución? Avísele a su entidad bancaria que se va a ir de viaje y planea usar la tarjeta. Incluya lugares de destino para que puedan comprobar que está todo en orden. 

6. Compras inusuales

Si realiza una compra que pueda resultar extraña, basado en sus compras anteriores puede ser señalada y rechazada por su banco. Sepa que sus transacciones son revisadas y si de pronto utiliza la tarjeta en un almacén de alta gama a un precio excesivo que jamás haya usado, el banco lo sospechará. Acá también la sugerencia es advertirle a su banco si planea hacer esa compra, y asimismo, tenga un plan B al momento de ir. Los bancos simplemente quieren estar seguros de que se trata de una compra legítima.

7. El plástico está dañado

Puede suceder que utilice mucho la tarjeta de crédito o no la cuide apropiadamente y el plástico, sobretodo la barra negra de transacción, se desgasta hasta tal punto que se daña. Procure cuidar sus tarjetas, guardarlas en lugares seguros y si es posible, en esos estuches que le dan cuando es nueva. Si la utiliza muy poco, guárdela en la casa y solo úsela cuando la necesite.

8. Se cumplió la fecha de vencimiento
Si no le llegó una tarjeta nueva o no lo buscaron de su banco para renovarla, quizás su banco ya no lo quiera más como cliente. Pero no lo ignore; podría haber sido víctima de un envío fraudulento. Debería llamar a su banco y asegurarse que no le mandaron la tarjeta porque hasta de pronto se la robaron o la botó. 

9. Los números están cruzados
Esta opción se da sobre todo cuando realiza compras por internet y sin darse cuenta confunde o interpone los números de su tarjeta. El orden no es el exacto y lleva a un rechazo de la tarjeta. También revise bien los números al respaldo de la tarjeta que también le piden. Puede volver a intentarlo pero varios intentos llevaran a un bloqueo de la tarjeta. Acá simplemente tenga paciencia con su compra y revise bien los números antes de darle click.

10. La cuenta fue cerrada

Su banco puede cerrar le la cuenta por varias razones y a veces sin avisarle. Esto tiende a suceder más cuando tiene una tarjeta de crédito de muy poco uso y a veces, por seguridad el banco cierra la cuenta por ausencia de movimiento. Contacte a su banco y deje claro que usa la tarjeta solo en ocasiones especiales o emergencias.
No en todas las razones será su culpa, y por muchas razones de seguridad puede que su banco no le permita realizar una transacción con su tarjeta de crédito. Procure cuidarla, contactar a su banco cuando vaya a hacer una compra distinta o importante y por supuesto, pague sus recibos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.