El hombre que tiene 1.500 tarjetas de crédito, ¿cómo hace?

Si usted es de quienes se queja  por tener un solo plástico y no puede soportar las cuentas, ¿se imagina lo que tiene que hacer este hombre que ingresó al Libro de los Guinness Récords?

El hombre que tiene 1.500 tarjetas de crédito, ¿cómo hace? El hombre que tiene 1.500 tarjetas de crédito, ¿cómo hace?

Conocido como “Mr. Plastic Fantastic”, Walter Cavanagh, de California, Estados Unidos, tiene un total de 1.497 tarjetas de crédito, todas de ellas vigentes y válidas. Fue ese mismo hecho el que lo llevó a ser merecedor del título con más de estos plásticos en el mundo, acumulando un cupo de crédito de casi US$1,7 millones de dólares, según informa la misma página oficial de la institución.

La historia se remonta al año 1960, según informa ABC News, cuando el señor hizo una apuesta de obtener aprobación para el mayor número de tarjetas posibles y, con ello, ganaría la cena de fin de año. Pues bien, logró reunir 143, mientras su opositor sólo obtuvo 138. Tiene de todo tipo: desde las que ofrecen las grandes superficies, estaciones de gasolina, bares hasta heladerías.

FP le recomienda "Lo que SÍ debería comprar con la tarjeta de crédito".

De ahí, empezó a comprender que realmente tener estos plásticos no tiene nada malo pues comprendió que la estrategia, era saber usarlos de forma adecuada. Es así como hoy tiene un puntaje de crédito FICO (al estilo del ‘Datacrédito’ en Colombia), casi que perfecto, lo que le ha permitido obtener más y mantener las que tiene.

Hasta el momento, sólo una entidad financiera le ha negado una, con la excusa de que ya le habían ofrecido un cupo muy alto. Sin embargo, lo que hace Mr. Plastic Fantastic es aprovechar las ventajas y beneficios que le ofrecen las entidades, según reporta MarketWatch. Eso sí, requiere una organización especial de sus finanzas y saber, exactamente, cuándo usar cuál, en el momento oportuno.

La estrategia de este hombre de 72 años es pagar solo una cada mes, aplicando la regla de “ser inteligente con estos plásticos”, al usar máximo el 10% del cupo de cada plástico. Bueno, eso sí, todas varían en cupo, porque incluso tiene una que sólo le ofrece US$50.

Quizás le interese "¿Puedo pedir un crédito para pagar otro?"

¿Cuántas son suficientes?

Existe una resistencia de muchas personas por obtener una, especialmente en la generación de los Millennials, quienes odian las deudas. Pero lo cierto es que darle un uso adecuado hace que su puntaje crediticio pueda incrementarse de forma significativa, especialmente si se mantiene con ellas a lo largo del tiempo.

En tanto, solicitar nuevas puede llegar a tener cierta afectación, tanto como mantenerlas inactivas. Pero para ello hay que tener en cuenta que hay otros factores que las entidades analizan, que van desde sus ingresos y, por supuesto, su historia desde que empezó su vida crediticia.

Así, no hay un “número mágico” sobre cuál es la cantidad adecuada para tener tarjetas: solicitar muchas, puede enviar un mensaje de que usted está necesitando dinero o que está “sobreconfiado” sobre su situación financiera. No solicitar, tampoco hace nada, excepto que es una de las mejores formas para aumentar su puntaje crediticio, cosa que le serviría al momento de pedir un préstamo de vivienda, para estudiar fuera del país o para comprar un carro.

La estrategia es saberla usar y emplear la técnica que ya le hemos dicho en Finanzas Personales, para ser más inteligente que los bancos. El resto, depende de usted, de su capacidad de controlar las compras impulsivas y de ser inteligente financieramente. Si definitivamente sabe que se sentirá tentado a comprar con dinero que no tiene, tómelas pero déjelas en la casa.

Otra estrategia es hacer pagos automáticos con ella, pero manteniendo la misma regla de pagar todo y dejarla “limpia” al siguiente mes; lo que le facilita sus finanzas y a la vez le ayuda a mejorar su puntaje crediticio.

En sí, lo ideal es que no use más del 10% de su salario neto (es decir, lo que le llega a la cuenta, luego de descuentos) para el pago de su tarjeta de crédito. Si está pagando más, debe revisar sus hábitos de consumo o, definitivamente, terminar de pagar y entregarla, olvidándose de tener una de éstas por un buen tiempo.

Lea también "Los verdaderos costos de los avances de las tarjetas"

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.